Inicio Comunidad Valenciana Las Consellerias de Vivienda y Hacienda promueven un proyecto piloto de eficiencia...

Las Consellerias de Vivienda y Hacienda promueven un proyecto piloto de eficiencia energética en la rehabilitación del Palau de Calatayud

0

– El edificio de la calle Micalet de València reúne las condiciones para desarrollar el proyecto BEEP, que cofinancia la Unión Europea y proporciona a las administraciones públicas una metodología innovadora – El vicepresidente segundo Rubén Martínez Dalmau y el conseller Vicent Soler han firmado el acuerdo para impulsar el proyecto El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, y el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, han firmado un acuerdo con el fin de utilizar el Palau de Calatayud como edificio piloto del proyecto BEEP impulsado por la Unión Europea y en el que participa la Comunitat Valenciana. En la reunión previa a la firma del acuerdo, también han participado la secretaria autonómica de Modelo Económico y Financiación, Macu Mira; la directora general de Innovación Ecológica en la Construcción, Nuria Matarredona; la directora del Instituto Valenciano de la Edificación (IVE), Begoña Serrano, y la subdirectora de este instituto, Miriam Navarro. El objetivo específico del proyecto BEEP es fomentar el uso de la metodología BIM (Building Information Modeling) en la rehabilitación energética de edificios públicos de valor patrimonial teniendo en cuenta las especificidades que representan este tipo de inmuebles. Para ello, en el marco del proyecto, se proporciona a las Administraciones Públicas una metodología innovadora para la rehabilitación energética de sus edificios públicos. El Palau de Catalayud, ubicado en la calle Micalet de València, reúne las condiciones exigidas en el marco del programa y ha sido considerado un proyecto idóneo para participar en el proyecto, tanto por su tamaño, como por su fecha de construcción, su rendimiento energético y valor patrimonial. La firma de este acuerdo permite proseguir el trabajo previo que han venido realizando los técnicos de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico y del Instituto Valenciano de la Edificación (IVE) con el fin de intercambiar la información y documentación del edificio necesaria para acometer el resto de actividades. Para Martínez Dalmau, en el contexto de emergencia climática actual, «se hace imperiosa la necesidad de contribuir a la reducción de las emisiones de efecto invernadero desde todos los sectores. En el marco de la Agenda 2030, las ciudades y pueblos han de ser sostenibles y, en esta materia, el sector de la edificación cobra especial protagonismo». «El parque edificatorio es responsable de aproximadamente el 40% del consumo energético en la Unión Europea y del 36% de las emisiones de CO2. Un 35% de los edificios fueron construidos hace más de 50 años y casi un 75% del parque es energéticamente ineficiente. Para alcanzar los objetivos de descarbonización de 2050, la mayoría de los edificios requieren renovación», ha añadido el vicepresidente segundo. Por su parte, el conseller Vicent Soler ha destacado que la participación en el proyecto BEEP «constituye una oportunidad magnífica para la Generalitat, ya que nos permite aprovechar todo el potencial y los conocimientos más innovadores en el ámbito de la arquitectura eficiente». «El resultado es una optimización de todo el proceso de edificación y gestión de activos que se vuelven infinitamente más eficientes y cuyos costes y plazos de ejecución se reducen considerablemente», ha explicado Soler. Triple objetivo Asimismo, Soler, quien ha subrayado la importancia de la colaboración de las dos conselleries en la rehabilitación de un edificio «tan singular», ha explicado que desde la Conselleria de Hacienda se está desarrollando en el Palau de Calatayud «un proyecto de rehabilitación integral, con el objetivo de hacer el edificio más accesible y seguro, teniendo en cuenta además criterios de eficiencia energética y de sostenibilidad». «En la intervención se ha priorizado también la restauración de todos los elementos del inmueble con valor cultural. El Palau de Calatayud constituye una importante obra de arquitectura burguesa de 1907, ubicado además en un enclave privilegiado como es el conjunto histórico de València, concretamente en un entorno de bienes de interés cultural protegido, ya que su fachada principal da a la calle Micalet», ha detallado el titular de Hacienda. Según el conseller, la intervención tiene un triple objetivo: «recuperar el valor cultural del edificio, adaptarlo a las necesidades funcionales para su uso administrativo y hacerlo eficiente desde el punto de vista energético». El proyecto BEEP está cofinanciado por la Unión europea La Comisión Europea ha establecido la acción por el clima como prioritaria a través del ‘Green Deal’, un gran Pacto Verde Europeo que busca conseguir un continente climáticamente neutro en 2050. Este Pacto Verde Europeo ha cobrado especial relevancia como eje conductor de la estrategia para salir de la crisis originada por la pandemia de COVID-19. La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Climática, se ha comprometido, tal y como ha señalado Martínez Dalmau, «a impulsar la transición ecológica y la descarbonización del sector». En este sentido, se ha diseñado un programa de reactivación e impulso de la rehabilitación postCOVID-19, con criterios establecidos en el Plan Habitat 2030. Este plan incluye el desarrollo de diferentes proyectos piloto en los que se explorarán y evaluarán diferentes medidas, como la bioconstrucción, la construcción 4.0 y la prefabricación, entre otras, para introducir en el mercado experiencias innovadoras. El proyecto europeo BEEP está cofinanciado por la Unión Europea a través del programa ENI CBC MED. Asimismo, está alineado con las directivas europeas de eficiencia energética en edificios y pretende mejorar las capacidades de las administraciones públicas con el fin de acometer planes para la renovación energética de sus edificios públicos de cara a mejorar su rendimiento energético. Los edificios públicos también forman parte del conjunto de inmuebles «cuya asignatura pendiente es la eficiencia energética, y más teniendo en cuenta el papel ejemplarizante que sin duda deben desempeñar y la importancia de la concienciación social para lograr este objetivo», ha subrayado Martínez Dalmau. El proyecto BEEP proporcionará a las administraciones públicas una metodología innovadora, resultado de la investigación que se está llevando a cabo en varios edificios piloto reales localizados en Italia, Chipre, Líbano, Egipto, Palestina, Jordania y España. Esta metodología incluye la generación de modelos BIM a través de técnicas de particular interés en este tipo de edificios, el estudio de la interoperabilidad de los modelos BIM generados con los programas que permiten el análisis energético de edificios, así como la posible financiación de las actuaciones de rehabilitación energética a través de mecanismos de financiación con fondos privados, como son los Contratos de Rendimiento Energético (CRE). La metodologia BIM que se va a usar está relacionada con la cultura colaborativa y la práctica integrada. Este innovador método de trabajo integra a los agentes que intervienen en el proceso de edificación, tanto arquitectos, como ingenieros, constructores, promotores o ‘facilities managers’, y establece un flujo de comunicación trasversal entre ellos, generando un modelo virtual que contiene toda la información relacionada con el edificio durante todo su ciclo de vida, desde su concepción inicial, durante su construcción y todos sus años de uso, hasta su demolición. La información que se aporta al modelo BIM, proviene de distintos tipos de ‘software’, programas de modelado, cálculo estructural, ‘software’ de presupuestos, análisis de comportamiento energético, etc. Proyecto de rehabilitación El objeto del proyecto, elaborado por la Dirección General de Patrimonio, de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, es restaurar y rehabilitar el Palau de Calatayud y los edificios agregados de la calle Forn dels Apòstols, con una intervención unitaria, que persiga la recuperación de los valores culturales de los edificios históricos y la adaptación a las necesidades funcionales para su uso como dependencias administrativas de la Generalitat. Las obras de rehabilitación serán congruentes con la conservación de los valores propios definitorios de los edificios históricos que componen el inmueble. La intervención arqueológica, realizada en 2017, ha permitido conocer el potencial del inmueble y concretar un planteamiento general del proyecto de rehabilitación en el que se integrarán los hallazgos, en la medida de lo posible. El proyecto de ejecución para la restauración y rehabilitación del inmueble, que están redactando los técnicos del Servicio de Gestión Inmobiliaria de la Dirección General del Sector Público y Patrimonio, supondrá su modernización y adecuación a las condiciones exigidas por la normativa sectorial de habitabilidad, accesibilidad, seguridad, salubridad y eficiencia energética. La intervención pretende mantener tanto la estructura, configuración espacial y volumetría existentes, como todos los elementos visibles desde viales y espacios libres públicos. De esta forma las fachadas se mantendrán inalteradas y únicamente se realizarán los trabajos de consolidación y restauración necesarios. La actuación resaltará los restos de las estructuras murarias que han quedado fosilizadas en la medianera entre el edificio de Forn dels Apòstols y el Palau de Calatayud, que han sido datados en la época islámica y posteriores. Así, el proyecto conciliará el uso administrativo del edificio con la muestra a la ciudadanía de algunos elementos del patrimonio cultural que son el testigo de las transformaciones que ha sufrido la ciudad de València a lo largo de los siglos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre