Inicio Comunidad Valenciana La AVI amplía un 40 % el presupuesto de sus ayudas a...

La AVI amplía un 40 % el presupuesto de sus ayudas a proyectos de innovación tras la flexibilización de los límites de gasto de su convocatoria plurianual

0

– El DOGV publica un acuerdo del Consell por el que se amplía los porcentajes máximos de subvención para las distintas anualidades – Los seis programas que componen la convocatoria dispondrán de alrededor de 20 millones tras esta modificación El Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) publica este martes una resolución de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI) por la que se eleva en un 40 % el presupuesto de la convocatoria de ayudas en concurrencia competitiva correspondiente a 2020, que pasa de 14 millones de euros a un total de 19,7 millones. Este incremento de los fondos asignados a los programas para el fortalecimiento y desarrollo del sistema de innovación de la Comunitat Valenciana se produce después de que el Consell haya autorizado la flexibilización de los límites plurianuales establecidos en la Ley de Hacienda para la concesión de estas ayudas, según consta en la resolución firmada por el vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche. Con el beneplácito de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, que dirige Vicent Soler, la Agència había planteado al Consell una ampliación del techo de gasto con el objeto de aumentar el número de proyectos de innovación apoyados y evitar que, como sucedió el pasado ejercicio, iniciativas con una elevada valoración técnica se quedaran sin financiación por las limitaciones presupuestarias. Finalmente, esta solicitud fue atendida en el pleno celebrado el pasado 3 de julio. La nueva asignación presupuestaria eleva de forma sustancial los presupuestos de los programas con mayor demanda e impacto en el tejido productivo. Es el caso, por ejemplo, de los proyectos estratégicos en cooperación, que contarán con unos 6,5 millones de euros, lo que supone un 42 % más que hasta ahora. La AVI respalda, a través de esta línea de ayudas, iniciativas de I+D+i con una inversión superior a los 500.000 euros en las que colaboren de forma efectiva diferentes tipos de agentes del sistema valenciano de innovación. También experimentan un aumento similar los fondos dirigidos a la consolidación de la cadena de valor empresarial, que respalda el desarrollo de soluciones que impliquen novedades en productos o procesos, o bien mejoras en el intercambio de información y procedimiento de trabajo con impacto en el conjunto de la cadena de valor. En este caso, el presupuesto máximo pasa de 2,97 millones a 4,25, un 43 % más. Ambos programas copan más de la mitad de los nuevos recursos. Con relación al presupuesto confirmado en enero, la partida destinada a financiar proyectos de desarrollo experimental para la obtención de prototipos y la puesta en marcha de proyectos piloto en los centros de investigación crece más de un 40 % hasta rozar los tres millones. Impulso a la red de agentes de innovación La asignación dirigida a la promoción del talento aumenta un 48,5 % tras la flexibilización de los límites de la plurianualidad, especialmente la línea que financia la creación de agentes de innovación para promover la explotación del conocimiento y su transferencia hacia las empresas, que sube un 52 %, hasta rebasar los 1,5 millones de euros. No obstante, el mayor incremento porcentual se registra en los fondos para el apoyo a la formación de doctorandos en empresas, que asciende hasta los 139 %, hasta los 780.000 euros. Cerca de 1,6 millones de euros se han consignado, además, al impulso de la Compra Pública de Innovación (CPI) en la administración pública. Un 40 % más, que permitirá reforzar el apoyo a los ayuntamientos para que constituyan unidades especializadas y lancen sus primeras licitaciones. A través de estos programas de ayuda, alineados con la estrategia de la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, la AVI pretende incentivar el desarrollo de proyectos de innovación en las empresas, así como facilitar la transferencia de conocimiento y sus aplicaciones al tejido productivo, fomentando, además, la colaboración público-privada y la cooperación entre centros de investigación, institutos tecnológicos y empresas. De hecho, para optar a cualquiera de sus líneas se requiere de la colaboración de al menos dos agentes del sistema.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre