Inicio Comunidad Valenciana Igualdad supervisa la elaboración de los menús de las residencias de personas...

Igualdad supervisa la elaboración de los menús de las residencias de personas mayores con recomendaciones nutricionales para el verano

0

– Esta actuación se enmarca en el Plan de Atención Nutricional de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas – El equipo de dietistas-nutricionistas trabaja con las residencias para garantizar que la alimentación ofertada sea de la máxima calidad nutricional La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha puesto en marcha un año más la supervisión y colaboración en la elaboración de los menús de los centros residenciales para personas mayores en situación de dependencia «con recomendaciones nutricionales para evitar riesgos derivados del calor estival», según ha señalado la directora general de Personas Mayores, Mercedes Santiago. La directora general ha explicado que esta iniciativa «forma parte del Plan de Atención Nutricional que se integra en el Programa de Atención Farmacéutica de la Conselleria», por la que el equipo de dietistas-nutricionistas «revisa y adapta» los menús propuestos para el verano por cada uno de los 39 centros residenciales de titularidad de la Generalitat, con el fin de garantizar que la alimentación ofertada sea de la máxima calidad nutricional y organoléptica «para propiciar la correcta ingesta de los alimentos por parte de las personas residentes y conseguir así un estado nutricional satisfactorio». Este año debido al estado de confinamiento decretado por la pandemia de la COVID-19, se han observado en los centros residenciales algunos efectos relacionados con la situación nutricional de las personas usuarias debido, por un lado, a una pérdida de apetito por el impacto emocional de la crisis y, por otro, por la falta de actividad física, lo que ha podido generar una pérdida de masa muscular. La directora general de Personas Mayores ha explicado que por este motivo, se hace especial hincapié en la necesidad de minimizar estos riesgos nutricionales de las personas residentes derivados de la situación de estos últimos meses, «con valoraciones nutricionales que se realizan de manera individual en cada centro y que permiten llevar a cabo las medidas de actuación oportunas». Para la elaboración de los menús se tienen en cuenta diversos factores en función de la zona geográfica y la gastronomía local de la población donde se ubica el centro, además del perfil de usuarios, entre otros, insistiendo mucho en la hidratación de las personas mayores residentes. El equipo de dietistas-nutricionistas de la Conselleria sigue las recomendaciones de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria tanto para la valoración cualitativa de los menús como para establecer las cantidades mínimas por persona que se deben emplear, con el fin de que la alimentación ofrecida en las residencias se adapte al DECRETO 84/2018 de 15 de junio del Consell, de fomento de una alimentación saludable y sostenible en centros de la Generalitat. Olas de calor Hay colectivos especialmente sensibles al calor excesivo, como las personas mayores, que son más vulnerables a la deshidratación como resultado de una menor sensación de sed, menor eficacia de su función renal y los fármacos que incrementan la pérdida de agua. Por ese motivo, la Conselleria incluye en el plan de medidas una serie de recomendaciones nutricionales para combatir la deshidratación. Entre las medidas destacan entre otras: · Favorecer la ingesta regular de agua (de siete a ocho vasos diarios) facilitando su disponibilidad, mediante jarras o dispensadores en lugares de cómodo acceso para los residentes. Para los residentes con mayor riesgo se sugiere el empleo de botellas de agua etiquetadas e individualizadas. · Incrementar la ingesta de alimentos líquidos, y disponer también de bebidas isotónicas. · Administrar los líquidos a temperatura adecuada, sin que estén excesivamente fríos, de modo periódico y repartido a lo largo del día, reforzando además las tomas de media mañana, merienda y cena. · Aumentar el consumo de frutas y verduras. · Evitar comidas demasiado copiosas y alimentos excesivamente condimentados o elaborados. · Evitar situaciones que puedan favorecer cuadros de deshidratación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre