Inicio Comunidad Valenciana Escuelas Católicas valencianas, favorables a la bajada de ratios sin que suponga...

Escuelas Católicas valencianas, favorables a la bajada de ratios sin que suponga cierre de aulas concertadas ni públicas

0

VALÈNCIA, 14 (EUROPA PRESS)

La secretaria autonómica de Escuelas Católicas en la Comunitat Valenciana, Vicenta Rodríguez, ha defendido mantener para el próximo curso la bajada de ratios en las aulas, aunque ha instado a que no suponga el “cierre de centros y aulas”: “Sea pública o concertada, no queremos que se cierre ninguna”.

Así lo ha indicado Rodríguez en una rueda de prensa que ha ofrecido este miércoles junto al presidente de la organización a nivel estatal, Pedro Huerta, donde ha argumentado que las reducciones de ratio –la Conselleria de Educación reducirá la ratio máxima en Infantil tres años para el curso 2021-2022 en 53 municipios debido a una mayor bajada de la natalidad a 20 y 23 alumnos– y la dotación extraordinaria de profesorado que ha habido este curso debido a la pandemia “ha funcionado” y ha sido “importante” para la calidad educativa.

Esa es, a juicio de Rodríguez, la “gran pregunta” de cara al próximo curso. “Cuando un centro se cierra o una línea se queda en ‘stand by’, siempre supone un regresión”, ha manifestado, y ha apuntado a las zonas rurales, donde “la escuela del pueblo es la que da la vida”. También a otras localidades, donde “es una pena porque los padres no pueden elegir”.

El cierre y el aumento de profesorado tiene “relación directa con el dinero”. “Si hay dotación presupuestaria, todo eso se lleva adelante, pero nuestra comunidad tiene una liquidez bastante escasa, no tenemos demasiado dinero y lo están empleando como mejor consideran”, ha indicado, y ha criticado que tengan que estar “pendientes del FLA”. “Si viene el FLA cobramos, si no viene, no cobramos”, ha agregado. Por ello, ha pedido al Ministerio revisar la partida de los conciertos.

Respecto a Conselleria, ha destacado “ha tratado con equidad” a las escuelas concertadas en este “tiempo de dificultad”, que “ha escuchado y ha trabajado codo con codo” con ellos y han sentido el “apoyo y refuerzo emocional” en “momentos complicados”. “Es verdad que lo económico no ha llegado, pero los filtros y EPI hay en todos los centros, estamos vacunados y han llegado las tablets”, ha indicado.

“COMPASIÓN EDUCATIVA”

Preguntada respecto a la evolución del curso, Rodríguez ha admitido que comenzaron pensando que en dos meses les iban a “mandar a casa”, y que los alumnos más mayores creían que “esto iba a ser jauja como el año pasado y que iban a bajar mucho los niveles”. Sin embargo, esta “compasión educativa” no se ha dado, y “al ver que el desarrollo del curso va normal, todo el mundo se ha puesto las pilas”.

De hecho, ha recordado las manifestaciones de alumnos porque no había presencialidad en sus centros, y ha destacado que las familias “se están dando cuenta de que este año todos entran en juego”, ya que se examinarán en todos los cursos, lo que ha devenido en una “mayor implicación”.

El índice de suspensos, además, ha “bajado enormemente”, algo que atribuye a la reducción de ratios. “Hemos podido dividir y hay clases con 14 y 15 alumnos. Con eso trabajas fenomenal”, ha señalado, y ha agregado la “atención personalizada” que se puede llevar a cabo con menos alumnos.