Inicio Comunidad Valenciana El pasaporte covid llega esta medianoche a la Comunitat para reducir el...

El pasaporte covid llega esta medianoche a la Comunitat para reducir el riesgo de transmisión

0

VALÈNCIA, 3 (EUROPA PRESS)

La Comunitat Valenciana exigirá el pasaporte covid desde las 00.00 horas de esta medianoche y durante los próximos 30 días en locales de ocio y restauración con aforos de más de 50 personas; espacios dedicados a actividades recreativas y de azar con comida; eventos y celebraciones de más de más de 500 personas donde no siempre se pueda llevar la mascarilla y visitas a hospitales y a residencias de servicios sociales.

El objetivo de esta medida es reducir el riesgo de que una persona infectada entre en contacto con otras no infectadas y no protegidas y les pueda transmitir la infección, según señala en la orden que regula su uso y que publica este viernes el Diario Oficial de la General Valenciana (DOGV).

En concreto, se exigirá en salones de banquetes, restaurantes, cafés, bares, cafeterías, establecimientos públicos ubicados en zona marítimo-terrestre y salón-lounge. No obstante, los comedores, no cafeterías, de centros docentes de enseñanza reglada están excluidos de esta medidas por parte del alumnado y profesorado.

Además, se incluyen las actividades de ocio y entretenimiento con ese mismo aforo: salas de fiestas; discotecas; salas de baile; pubs; cibercafés; y establecimientos de exhibiciones de contenido erótico; así como en las actividades recreativas y de azar con servicio de restauración: casinos de juego; salas de bingo; salones recreativos de máquinas de azar tipo A y B; salones de juego; tómbolas y similares y salones cíber.

El certificado, que debe presentarse acompañado de un documento identificativo como pasaporte o DNI, debe acreditar que se tiene la pauta completa de vacunación; una prueba diagnóstica negativa, PCR en las últimas 72 horas o antígenos en las últimas 48 horas; o que se ha recuperado de la infección en los últimos 180 días.

Este pasaporte se puede descargar en el móvil, imprimirlo desde la página web de la Conselleria o solicitarlo en un centro de salud. Por su parte, los profesionales pueden descargarse una app libre en sus teléfonos o tablets para verificar la autenticidad y validez del certificado y deberán colocar en una zona visible un cartel en que se informe que su acceso requiere de este pasaporte y que garantice que no conservarán los datos facilitados. El incumplimiento de estas medidas será sancionado.

Sanidad justifica la implantación de esta medida en el último informe de Salud Pública y Adicciones, de fecha 22 de noviembre de 2021, que concluye que la epidemia “no está controlada” en la Comunitat Valenciana y que todos los indicadores están empeorando y apuntan a que “con toda probabilidad, nos encontramos en el inicio de una nueva onda epidémica”.

Ante esta situación epidemiológica de la Comunitat Valenciana, considera “necesaria” requerir este certificado para “minimizar el riesgo de transmisión en los establecimientos de mayor riesgo de contagio”.

En ese sentido, se señala que la evidencia científica demuestra que las actividades en locales de ocio y las celebraciones privadas tienen “un peso importante” en la transmisión del virus “aumentando de manera estadísticamente significativa la probabilidad de contagio y multiplicando el efecto exposición comparado con otras actividades de la vida cotidiana en comunidad” por no llevar siempre la mascarilla ni respetar la distancia de seguridad.

MÁS AEROSOLES SIN AUTOPROTECCIÓN

Además, en estos espacios se generan más aerosoles al hablar en un tono más alto o cantar, en parte por el consumo de alcohol, y con insuficiente renovación de aire en algunos casos.

Del mismo modo, Sanidad explica su aplicación en residencias en que la tendencia ha vuelto a cambiar, observándose un incremento de brotes en el mes de noviembre con respecto al mes de octubre, mientras que en las visitas hospitalarias se justifica porque la transmisión de la Covid-19 entre las personas vacunadases mucho menor a la de las no vacunadas y en ambos casos se atienden a personas en situación de vulnerabilidad.

Por último, señala que la proximidad de las navidades conlleva de forma tradicional un incremento significativo de la interacción social, con multitud de reuniones de amigos y familiares en una ciudadanía que no pudo celebrar este tipo de eventos el año pasado. Por todo, ello considera que es “el momento oportuno para adoptar medidas no farmacológicas que, junto a la vacunación, puedan minimizar el riesgo de transmisión”.