Inicio comunidad de madrid La Comunidad se suma a la expedición que ampliará la reserva de...

La Comunidad se suma a la expedición que ampliará la reserva de cultivos del planeta en el Banco Mundial de Semillas

0

El depósito enterrado conserva más de un millón de muestras para que la humanidad pueda afrontar una hipotética catástrofe

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La Comunidad de Madrid se ha unido a la expedición internacional que llegado a la mayor reserva de cultivos del planeta, han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, Interior y Agricultura.

Se trata del Banco Mundial de Semillas de las Islas Svalbard (Noruega), las islas pobladas más septentrionales de la Tierra. Este depósito, al que se aportan ahora trece variedades regionales, fue construido en 2008 para conservar simientes con las que hacer frente a una hipotética catástrofe y salvaguardarlas para la alimentación mundial. Desde entonces, abre sus puertas tan solo dos veces al año, a fin de ampliar sus reservas.

A través del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), el Gobierno autonómico ha enviado una estudiada selección compuesta por cinco variedades de tomate, cuatro de trigo duro, tres de cebada y una de avena.

Leer más:  Clima para el jueves 30 de mayo: poca nubosidad y aumento de temperaturas

Se custodiarán en el almacén situado bajo hielo, con temperaturas de varios grados bajo cero gracias a sistemas de refrigeración artificial y a un entorno de entre -3 y -7 grados centígrados.

En la apertura de puertas que ha tenido lugar hoy, el Gobierno regional ha incorporado varios cientos de semillas, contribuyendo a ayudar a la humanidad en una posible situación de emergencia y a preservar su patrimonio vegetal para el futuro.

El envío, que completa uno menor realizado hace dos años, se ha coordinado con el Centro de Recursos Fitogenéticos del Instituto Nacional de Investigación Agraria (INIA-CSIC).

La aportación madrileña se ha integrado en una colección de más de un millón de muestras, procedentes de cientos de países. Las primeras aún se comercializan en el mercado, mientras que las de cereales no están catalogadas para su venta, pero se conserva su material genético porque permitiría obtener alimentos mejoradas, con mayor tamaño de grano y nutrientes, así como mejora en el rendimiento de los cultivos; por todo ello, resultan de especial relevancia para la investigación agrícola y agroalimentaria.

Leer más:  El Real Madrid se recupera rápidamente ante el Barça con una victoria contundente para tomar la delantera en la semifinal

BANCOS DE GERMOPLASMA PARA CONSERVACIÓN E INVESTIGACIÓN

La selección de simientes para su almacenamiento en Noruega ha partido del reservorio regional, el Banco de Germoplasma Vegetal instalado en la finca experimental El Encín, en Alcalá de Henares, que conserva cerca de 300 tipos de verduras, frutas y hortalizas de la región.

En él se realiza la clasificación y salvaguarda de la información genética y también se investiga con ella para descubrir nuevos cultivos o recuperar los que han caído en desuso. El banco forma parte del Programa Nacional de Conservación y Utilización Sostenible de los Recursos Fitogenéticos para la Agricultura y la Alimentación (PNRF).

El Instituto de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario también creó en 2022 un Banco de Germoplasma de Flora Silvestre. Se trata de una instalación científico-técnica dedicada a preservar las plantas y árboles autóctonos, que lleva un año funcionando en la finca experimental La Isla, en Arganda del Rey.


- Te recomendamos -