Inicio comunidad de madrid Iglesias mejora resultados pero UP es último grupo de Asamblea y no...

Iglesias mejora resultados pero UP es último grupo de Asamblea y no refuta su tesis de cambio con mucha movilización

0

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Unidas Podemos (UP), con 260.970 de votos, el 7,2% del total y 10 diputados, ha mejorado en esta cita electoral los resultados de las elecciones de hace dos años, cuando logró un 5,6% de los votos, 7 diputados y unos 80.000 votos menos.

De esta forma, la presentación como candidato del líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha logrado mejorar resultados y evitar que el partido afrontara el riesgo real de llegar a la barrera del 5% y no entrar en el Parlamento regional, como le ha ocurrido en esta ocasión a Ciudadanos (Cs).

Sin embargo, su objetivo principal, sumar entre todas las fuerzas de izquierdas una alternativa de Gobierno de izquierdas, ha quedado lejos. Además, a Iglesias le motivaba bajar al ‘barro’ de la batalla electoral madrileña para desalojar de la Puerta del Sol a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, que durante la pandemia se ha convertido en la ‘bestia negra’ del Gobierno de Pedro Sánchez en el que él era vicepresidente.

Durante la campaña, el hasta hoy secretario general de Podemos ha acusado a Ayuso y al PP de utilizar la crisis sanitaria para intentar derribar al Gobierno de coalición, de haber sido la única comunidad autónoma con la que siempre ha tenido problemas cuando ha tenido que negociar algo desde el Ministerio de Políticas Sociales, además de reprocharle su gestión del Covid, especialmente en la primera oleada en las residencias, que sufrieron una altísima mortandad, y los protocolos de no derivación de residentes a hospitales.

Igualmente, Iglesias tampoco ha logrado el objetivo de restar poder a Vox, ya que el PP no ha conseguido mayoría absoluta y necesitaría el voto favorable de los de Rocío Monasterio para lograr la investidura. Por tanto, el papel de Vox será este breve legislativa mucho más relevante que la pasada. UP ha basado la segunda parte de la campaña política en la dicotomía democracia-fascismo y en advertir de los problemas que acarrearía la entrada de la ultraderecha en las instituciones.

LA MOVILIZACIÓN

Otro de los ‘leit motiv’ de Pablo Iglesias ha sido la continua llamada a la movilización de los barrios y distritos más desfavorecidos porque entendían que generalmente allí abundan los votantes de izquierdas abstencionistas y que si esta vez votaban darían un vuelto al escenario político madrileño. Según explicaba, la derecha gana en Madrid porque en el 30 por ciento de zonas y localidades más conservadoras la participación es muy elevada, mientras que en el otro 70 por ciento no lo es.

Fuentes de Podemos señalaban off the record a los periodistas que si la participación llegaba al 75% en la región la izquierda podría recuperar el Ejecutivo madrileño. Sin embargo, aunque la movilización ha seguido muy fuerte en esos barrios y localidades con más poder adquisitivo, en las zonas más pobres y tradicionalmente abstencionistas ha aumentado el porcentaje de voto sobremanera.

Por tanto, la tesis fundamental de Unidas Podemos, reflejada en su lema, ‘Que hable la mayoría’, en esta ocasión no se ha visto refutada. Tampoco la llamada al miedo que a su juicio generaba Vox, que le ha superado en votos. Por todo ello, Iglesias ha dimitido, argumentado que su figura contribuye negativamente a los resultados de su partido y moviliza mucho a la derecha, “que le ha convertido en chivo expiatorio”.