Inicio comunidad de madrid Ediles de Más Madrid y PSOE apoya a vecinos contra la instalación...

Ediles de Más Madrid y PSOE apoya a vecinos contra la instalación de ‘cocinas fantasma’ junto a un colegio de Arganzuela

0

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Concejales de Más Madrid y del PSOE se han unido esta mañana la manifestación convocada por familias del colegio Miguel de Unamuno y los vecinos de la calle Alejandro Ferrant contra la proliferación de las cocinas fantasma y la instalación de una de ellas al lado de este centro educativo.

La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, ha señalado que en este colegio estudian 900 niños, que un día llegaron y vieron que se había construido junto a su patio cuatro chimeneas para estas ‘cocinas fantasmas’, “que son un problema grave que no dejan de crecer, que le amargan la vida a niños y vecinos de muchas comunidades de 11 distrito”.

“El alcalde, José Luis Rodríguez Almeida, solo ha dicho vaguedades a futuro. Le pedimos la paralización de la concesión inmediata de esas cocinas y las modificaciones legislativas y normativas suficientes para que este problema deja de quitarle el suelo a miles de vecinos de Madrid”, se ha quejado.

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Consistorio matritense, Pepu Hernández, ha afirmado que han prestado el apoyo a esto vecinos “que están sufriendo las consecuencias de la mala gestión del Ayuntamiento”. “No estamos en contra de la evolución del mercado ni de nuevas iniciativas económicas, sino que no exista una regulación suficiente para que este problema que se está dando en muchas distritos no suponga un problema para los que son siempre el eslabón más débil de la cadena, como son los vecinos y los repartidores”.

“Esos enfrentamientos y mala situación que se da la estamos tratando de rebatir con iniciativas en comisiones y plenas y estamos insistiendo que el Área regule y revise todas las licencias, también de funcionamiento y concentración que se está dando”. ha añadido.

Para Hernández, el problema de las ‘cocinas fantasma’, que ya están presentes en muchos distritos, son las malas condiciones medioambientales pero también la movilidad. “En este caso hoy vemos un caso sangrante que sobre un colegio, en el patio de recreo, están cuatro chimeneas de cocinas fantasma. Estos colegios están luchando para que tengan una planificación y una seguridad mayor para las salidas de los colegios pero el Ayuntamiento no ataca el problema y posiblemente hay una falta de control e inspección sobre estas nuevas instalaciones”, ha concluido.

MANIFIESTO DE FAMILIAS Y VECINOS

La plataforma de familias y vecinos ha publicado un manifiesto para convocar una movilización en contra de un proyecto que tendrá “un impacto inmediato y directo” en el entorno del colegio Miguel de Unamuno, así como “para todos los vecinos y vecinas de todo el barrio”.

“Nos manifestamos para reclamar entornos escolares saludables, seguros y pacificados y pedir al Ayuntamiento que se paralice el otorgamiento de la licencia hasta que haya una regulación en profundidad de la materia y se apruebe una regulación en que, entre otras muchas cosas, este tipo de actividad industrial no pueda instalarse en un barrio residencial, ni al lado de un colegio”, han apuntado.

Según han explicado en el comunicado, se pretende abrir una cocina industrial “pared con pared con el patio del colegio Miguel de Unamuno” que “contará con 12 cocinas industriales, cada una de ellas equipada con una cocina a gas de 4 fuegos, parrilla a gas, horno a gas, varias freidoras, mantenedor de fritos, cocedor de pasta, baño maría industrial, mesa fría, y electrodomésticos como el frigorífico, el congelador, el lavaplatos y el termo eléctrico; y estarán funcionando desde las 10 horas hasta las 23.30 horas ininterrumpidamente”.

Las familias y vecinos consideran que ese nivel de producción industrial “no es apto para que linde” con el patio de juegos del colegio ni con el gimnasio del mismo, ni que se ubique en una manzana residencial.

La plataforma pide “paralizar el otorgamiento de la licencia hasta que haya una regulación en profundidad de la materia” así como “aprobar una regulación en que, entre otras muchas cosas, este tipo de actividad industrial no pueda instalarse al lado de un colegio ni en una zona residencial”.