Inicio Catalunya / Cataluña Lleida / Lérida La CUP critica la “situación esperpéntica de miles de trabajadores” de la...

La CUP critica la “situación esperpéntica de miles de trabajadores” de la fruta

0

Changue afirma que dignidad de las personas se sigue viendo desde una perspectiva asistencialista

LLEIDA, 28 (EUROPA PRESS)

La diputada de la CUP en el Parlament Basha Changue ha criticado este viernes ante el Ayuntamiento de Lleida, la “situación esperpéntica de miles de trabajadores y trabajadoras” de la fruta, y ha tachado de tardía y mal planificada la campaña del consistorio, que abrirá el pabellón de Fira de Lleida el 1 de junio para ofrecer alojamiento.

Changue ha asegurado en declaraciones a los medios que el modelo agrario y la dignidad de las personas trabajadoras se sigue viendo desde una perspectiva asistencialista que no se ve en otros sectores estacionales como la hostelería, ha dicho.

“En las personas temporeras lo vemos porque son personas que están deshumanizadas, consideradas ‘infrapersonas’ por parte de la administración, y se permiten medidas y condiciones que no se permitirían” en otros casos, ha afirmado.

Ha reclamado un trabajo coordinado de los departamentos de la Generalitat implicados para “hacer un abordaje correcto de la problemática, multisectorial, y dignificar las condiciones de vida y trabajo de estas personas”.

ALBERGUES EN VARIOS MUNICIPIOS

La diputada ha pedido albergues en varios municipios y ha considerado que el albergue que proyecta el Ayuntamiento de Lleida en el barrio de Pardinyes de 120 plazas no es la solución definitiva para la campaña, aunque ha matizado que la “necesidad urgente aboca a la necesidad de garantizar que estas plazas se hagan en la mayor brevedad posible”.

“No puede ser la única solución, este macroalbergue, y mucho menos si no están definidos los perfiles de personas que acudirán o que serán alojadas. Puede ser el inicio, una manera de comenzar, pero no la solución ni definitiva ni ideal”, ha remarcado.

Changue ha defendido una mirada transversal que incluya “una profunda reforma de la propiedad agraria”; el apoyo a la agricultura arraigada al territorio; la garantía de derechos sociales y laborales, y la coordinación entre las distintas administraciones.

La diputada ‘cupaire’ ha remarcado que “el eslabón más débil de todo este engranaje corresponde a las trabajadoras temporeras, unas 30.000 personas” en el entorno de Lleida.

“Hay que recordar que sobre el 45% de estas llegan al territorio en situación administrativa irregular y, por tanto, no pueden trabajar de manera legal, con los derechos sociales y laborales mínimos garantizados”, ha dicho Changue.