Inicio Catalunya Disminuye la capacidad de los bosques para capturar dióxido de carbono

Disminuye la capacidad de los bosques para capturar dióxido de carbono

0

Los últimos 25 años ha disminuido un 29% del agua de escorrentía, así como la oferta de madera y la producción de setas

Bosque del Montseny

En un cuarto de siglo los bosques de Cataluña han sufrido un descenso generalizado de su capacidad de capturar dióxido de carbono (CO2), que llega casi al 17%. Asimismo, el agua azul, la lluvia que no aprovechan las plantas y llega a los ríos y acuíferos, se ha reducido hasta un 29%.

Así lo resumen los resultados del informe ‘FOREStime, cambios de los servicios ecosistémicos de los bosques catalanes en los últimos 25 años’ que han presentado la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático de la Generalidad de Cataluña y el CREAF.

Para la evaluación, se han dividido las zonas boscosas en tres regiones: bosques de interior, bosques mediterráneos costeros y bosques de montaña.

La capacidad de los bosques de capturar dióxido de carbono ha disminuido de forma desigual en los bosques de interior y los bosques mediterráneos costeros, donde ha disminuido un 20% y un 16% respectivamente, mientras que en los bosques montanos de los Pirineos no se ha producido un cambio perceptible.

En todos los casos se constata que la gestión forestal tiene un papel clave a la hora de mejorar la capacidad de los bosques de proveernos de servicios ecostèmics, pero que se debe tener en cuenta que existen compromisos. El compromiso más evidente es que cualquier mejora que se quiera hacer irá en detrimento del agua azul, para que los bosques crecerán más y consumirán más agua que no llegará a los ríos.

Más información

Nota de prensa . Abrir en una nueva ventana.

Cambio climático

FOREStime, cambios de los servicios ecosistémicos de los bosques catalanes en los últimos 25 años[2,72 MB]. Abrir en una nueva ventana.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre