Inicio Catalunya / Cataluña Barcelona Un expolicía de Barcelona niega cobrar hasta 55.000 euros por gestionar permisos...

Un expolicía de Barcelona niega cobrar hasta 55.000 euros por gestionar permisos de residencia

0

Un jurado de la Audiencia de Barcelona le juzga acusado de presuntamente reclamar pagos a inmigrantes

BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS)

El subinspector de Policía Nacional ya jubilado, y que fue jefe de subgrupo de la Brigada de Extranjería de Terrassa (Barcelona) Manuel Bardón, quien está siendo juzgado por un jurado de la Audiencia de Barcelona, ha negado este martes haber cobrado hasta 55.000 euros a extranjeros por gestionar sus permisos de residencia de forma excepcional, tal como afirma Fiscalía.

En la sesión de este martes, dedicada íntegramente a su declaración, el expolicía ha contestado a las preguntas de su abogado y ha rechazado responder al fiscal, que en su escrito de acusación le atribuye los presuntos delitos de cohecho, falsedad documental y delito contra los derechos de los extranjeros.

Las acusaciones de la Fiscalía se dirigen también contra otros tres hombres por los mismos delitos, quienes supuestamente le ayudaron a contactar con migrantes que querían obtener un permiso de residencia en España, algo que el expolicía ha negado.

A preguntársele por los billetes de 500 euros que guardaba en su taquilla, ha dicho que era dinero legal que le daba su padre, y que lo tenía allí porque lo consideraba un lugar seguro.

Ha explicado que entre 2014 y 2017 redactó un informe para solicitar de forma excepcional el permiso de residencia a 32 de las 45 personas que lo pidieron, y ha asegurado que solo lo hizo en los casos en los que cumplían los requisitos y que sus superiores debían avalar o no el permiso, y ha asegurado que en ninguno recibió una contraprestación.

Ha afirmado que gestionó permisos de residencia para víctimas de trata de seres humanos o de tráfico de inmigrantes, y ha explicado que también gestionó algunos permisos extraordinarios por colaboración: son los que se conceden a una persona que ha denunciado un delito a la policía y ha colaborado.

REPROCHE A ASUNTOS INTERNOS

El expolicía ha negado que se enriqueciera con los permisos de residencia y ha cuestionado la actuación del cuerpo: «Si hubiera ido a comer mariscadas a algún restaurante de lujo, no se preocupen que Asuntos Internos les hubiese dicho que el señor Bardón se fue a comer una mariscada a tal restaurante de lujo. Aunque hubiese sido una sola ocasión, pero lo hubiesen organizado todo de tal manera que pareciese que yo estaba todos los días comiendo mariscadas».

«Ni me he ido de vacaciones a ningún sitio ni he ido a restaurantes a comer, llevo una vida normal, la vida que llevaba antes. En mi casa no hay trajes de Armani, ni joyas», ha dicho el acusado al jurado al sostener que nunca se enriqueció con su trabajo como subinspector de Extranjería.

También ha criticado que en la brigada de Extranjería «indirectamente estás obligado a que hagas detenciones por infracciones de extranjería», y ha dicho que diariamente se dedicaban a organizar dispositivos para identificar a inmigrantes y detener a quienes incumpliesen la Ley de Extranjería.

«Jefatura te manda objetivos que tienes que cumplir, se controla por una aplicación que registra lo que has hecho», y ha asegurado que les pagaban más si cumplían los objetivos.