Inicio Catalunya / Cataluña Barcelona Torra pide que “se ponga sobre la mesa” un confinamiento domiciliario

Torra pide que “se ponga sobre la mesa” un confinamiento domiciliario

0

Considera que no es momento de “distraerse con carreras y batallas electoralistas

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

El expresidente de la Generalitat Quim Torra ha pedido que “se ponga sobre la mesa un confinamiento domiciliario”, y considera que no se puede esperar ni un día más para restringir al máximo la movilidad de la población para frenar la curva de contagio de coronavirus, que asegura que es exponencial.

“Los datos de contagios, afectaciones, hospitalizaciones y víctimas mortales de la tercera ola de la pandemia del Covid-19 nos obligan a tomar medidas drásticas y contundentes sin más demora”, ha reclamado Torra en un comunicado este viernes.

Ha sostenido que, por su experiencia gestionando la pandemia antes de ser inhabilitado, es consciente de que “hay que adelantarse siempre con las medidas más valientes y severas” para frenar una expansión del virus como la actual.

Torra ha criticado al ministro de Sanidad y candidato del PSC, Salvador Illa: “Vale menos el cálculo de un ministro del Gobierno que está más pendiente de la carrera electoral que de tomar las decisiones necesarias o de permitir que el Govern de Catalunya las pueda tomar”.

Para el expresidente, este no es momento de “distraerse con carreras y batallas electoralistas como no lo fue durante la primera ola”, y ha defendido que cualquier actitud y voluntad que no sea la de proteger a los ciudadanos es un error gravísimo.

“Es mucho mejor una parada drástica y total que afecte a todo el mundo que una lenta agonía que perjudica siempre los mismos sectores”, ha propuesto Torra, que también ha reclamado que vaya acompañada de ayudas a los trabajadores y empresas.

Ha insistido en que “no hay tiempo para pensar, para especular ni para buscar réditos electorales” y en que se analicen la conveniencia de un confinamiento domiciliario y la restricción absoluta de la movilidad excepto servicios esenciales, como en la primera ola.