Inicio Catalunya / Cataluña Barcelona Lluís Busquets i Grabulosa presenta sus dietarios 1981-87 como «espejo ustorio» de...

Lluís Busquets i Grabulosa presenta sus dietarios 1981-87 como «espejo ustorio» de su vida

0

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS)

El escritor Lluís Busquets i Grabulosa ha presentado este jueves por la noche ‘Mirall ustori’ (Parnass Ediciones), un dietario de los años 80, cuando ejercía también como periodista y profesor.

Ha sido un acto en el Ateneu Barcelonès, con regulación del público y medidas de seguridad por la pandemia de coronavirus, además de retransmitirse telemáticamente por el canal Youtube de la entidad.

Junto a él han intervenido la diputada del Congreso y exconsellera de Cultura, Laura Borràs; el poeta Carles Duarte y el vicepresidente el Ateneu Barcelonès, Carles Llorens.

Laura Borràs ha explicado cómo Lluís Busquets, que había sido profesor suyo, le sirvió como impulso en sus primeros pasos profesionales y le enseñó el camino de su compromiso con Catalunya.

Carles Llorens ha expuesto el vasto trabajo llevado a cabo por Busquets i Grabulosa, y la variedad de registros y temáticas que hay en su nuevo libro.

Carles Duarte ha destacado algunos fragmentos; entre ellos, los referidos a su estancia a Roma, como su relación con el general de los jesuitas Pedro Arrupe y cuando presentó a Pablo VI sacerdotes escolapios llegados de Chequia durante la Primavera de Praga.

DIETARIO Y COMPROMISO CON LOS LECTORES

El autor ha dicho que su dietario refleja que se ha encontrado en situaciones peculiares durante su vida, y que ha querido dejar constancia como un compromiso con sus lectores.

‘Mirall ustori’ es su dietario de seis años (1981-87), desde los 34 hasta los 40, aunque también se evoca su vida anterior desde el punto de vista memorialístico.

Por eso hoy, con 73 años, titula el libro ‘Mirall ustori’, metáfora del espejo ustorio con el que Arquímedes de Siracusa creó en el 212 aC una concavidad donde se concentraba la luz solar para proyectarla contra los barcos enemigos hasta incendiarlos.

El autor razona esa metáfora en la primera entrada del dietario: «Mi escritura debería ser capaz de hacer converger mis vivencias –trabajos, lecturas, filmes, sentimientos, conocimientos, encantos y desencantos de mi discernimiento del mundo– de manera que, como un espejo ustorio, fuese capaz de abrasar o vaporizar el paso del tiempo en su foco».