Inicio Catalunya / Cataluña Barcelona Libros y rosas vuelven a las calles en un Sant Jordi perimetrado...

Libros y rosas vuelven a las calles en un Sant Jordi perimetrado y descentralizado

0

Barcelona contará con 11 espacios acotados y el sector quiere vender un 60% de lo que hizo en 2019

BARCELONA, 23 (EUROPA PRESS)

Catalunya celebrará este viernes un Sant Jordi perimetrado y descentralizado que devolverá los puestos de libros y rosas a las calles de cada municipio, que adaptarán la celebración a su dimensión y características demográficas con protocolos de seguridad sanitaria para prevenir el Covid-19 validados por el Procicat.

Este Sant Jordi contrastará con la edición insólita de 2020, que se celebró de forma telemática a causa de la pandemia y obligó a trasladar la celebración presencial al 23 de julio, cuando se celebró un Día del Libro y la Rosa alternativo para compensar las pérdidas provocadas por el cierre de comercios en abril.

En Barcelona, donde la celebración ya arrancó el miércoles para evitar aglomeraciones de personas el viernes, se prevén un total de 490 mesas destinadas a la venta de rosas y libros distribuidas en 180 paradas profesionales y 31 espacios de firmas.

El Ayuntamiento de la ciudad ha habilitado 11 espacios públicos y al aire libre donde se harán controles de acceso y de aforo, y que además tendrán un sentido único de circulación y personal sanitario dedicado únicamente al cumplimiento de las medidas.

Entre estos espacios no estará el más emblemático de todos: La Rambla; pero sí otros como el paseo de Gràcia, paseo Lluís Companys, Jardinets de Gràcia, plaza Reial, plaza de Sarrià, plaza Universitat, los Jardines Centelles del Palau Macaya, la plaza de Valdívia, la plaza de la Vila de Gràcia, la plaza Orfila y un espacio entre la Rambla del Poblenou y la calle Llacuna.

Se prevé que en Barcelona estén firmando los autores Xavier Bosch, Javier Cercas, Eva Baltasar, María Dueñas, María Barbal y Gerard Quintana, entre muchos otros, además de los epidemiólogos Oriol Mitjà, el secretario general de Salud Pública, Josep María Argimon o el expresidente de la Generalitat Quim Torra, entre otras personalidades relevantes.

MÁS VENTAS DE LIBROS POR INTERNET

El sector editorial y del libro de Catalunya prevé que este Sant Jordi permita facturar un 60% del total de las ventas recaudadas el Día del Libro y la Rosa de 2019, y que suponga un incremento de las ventas por Internet.

El presidente de la Cambra del Llibre de Catalunya y del Gremi d’Editors de Catalunya, Patrici Tixis, aseguró que espera que este Sant Jordi refuerce los comercios de proximidad y reivindique el libro en papel, esencial para la salud emocional de las personas durante el confinamiento.

CUATRO MILLONES DE ROSAS

Por su parte, el Gremi de Floristes de Catalunya quiere que en este Sant Jordi se vendan entre 3,5 y 4 millones de rosas, mientras que Mercabarna augura unas ventas de 4,2 millones, lo que supone un 40% menos que las comercializadas en 2019, cuando se alcanzaron los siete millones de unidades.

Del total de rosas vendidas, el polígono alimentario prevé vender una tercera parte, lo que supone un total de 1,4 millones de unidades, de las cuales el 62% proceden de Colombia, el 23% de Holanda, el 12% de Ecuador y el 3% de origen nacional.

También ha explicado que, como en los últimos años, la variedad Freedom, de origen colombiano y ecuatoriano, acaparará el 80% de las ventas de rosa roja, por delante de la Red Naomi, procedente de Holanda, que se prevé que suponga un 15% del total de rosas rojas.

MENOS ROSAS Y PUNTOS DE VENTA

El gremio ha advertido de que no habrá tantas rosas como en los últimos años debido a las inundaciones en Centroamérica y a la disminución de puntos de distribución, y ha recomendado encargar la rosa con tiempo, mientras que Mercabarna ha explicado que la disminución de paradas afectará al número de rosas vendidas porque éstas favorecen las compras por impulso.

Los precios de las rosas en las floristerias serán similares a los años anteriores, contando siempre con el valor añadido del montaje de la rosa que hace el florista, con una tendencia a incorporar elementos naturales.