Inicio Catalunya / Cataluña Barcelona La jueza decana de Barcelona considera que es prioritario disponer de más...

La jueza decana de Barcelona considera que es prioritario disponer de más medios en lugar de implementar reformas para abordar la multirreincidencia

0

Calcula que necesitan al menos 6 juzgados nuevos para hacer frente al volumen de trabajo

BARCELONA, 5 (EUROPA PRESS)

La jueza decana de Barcelona, Cristina Ferrando, ha valorado que es prioritario dar más medios y recursos a los tribunales antes que más reformas penales para hacer frente a la multirreincidencia, y calcula que son necesarios seis juzgados más a corto plazo, es decir, que empiecen a funcionar entre 2024 y 2025.

En concreto, ve necesario crear seis juzgados penales para hacer juicios rápidos (al menos 4 a corto plazo) y otros dos especializados en ejecutorias, es decir, en asegurar que se cumplan las condenas, ha valorado en declaraciones a los periodistas.

Ferrando ha alertado que al hablar sobre multirrencidencia se suelen confundir términos, lo puede contribuir a crear más alarma, ha incidido en la diferencia entre multirreincidente y multidetenido y ha aclarado que la última reforma legal estipula que para que se considere multirreincidente a alguien que ha cometido un delito leve (como un hurto de menos de 400 euros), el juez debe comprobar que tiene tres condenas firmes anteriores por este delito.

Para confirmarlo, el juez debe consultar las tres sentencias anteriores, y como el la jurisdicción penal no está instaurado el expediente electrónico deben esperar a recibir la copia de la sentencia por correo ordinario, lo que ralentiza el proceso.

JUICIOS INMEDIATOS

Ferrando ha concretado que los delitos leves (como un hurto de menos de 400 euros) se pueden tramitar por la vía del juicio inmediato porque el sospechosos suele estar identificado desde el primer momento ya que la policía lo ha pillado ‘in fraganti’ o bien la propia víctima, testigos u otros como por ejemplo vigilantes de seguridad en el caso del transporte público.

Leer más:  Farmaindustria anuncia medidas legales contra el acuerdo del SAS y los farmacéuticos para medicamentos genéricos

Ferrando ha señalado como ventajas de este método que desde el mismo momento todos los implicados quedan citados al juicio, por lo que es poco probable que se suspenda, y en estos juicios se dicta sentencia el mismo día, se notifica a los implicados y si de tiene que abrir un trámite de ejecución de sentencia (por ejemplo, para cobrar una multa o indemnización) se hace también en la misma jornada.

GUARDIA PARA DELITOS LEVES

En Barcelona hay un juzgado de guardia fijo para este tipo de delitos, y celebra 24 cada día: antes podía asumir más, 30 diarios, hasta que se redujo la plantilla para crear un segundo juzgado de delitos leves, que no es estructural sino que su vigencia debe prorrogarse cada año.

Esta prórroga anual requiere la autorización de la Conselleria de Justicia, Derechos y Memoria de la Generalitat, del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Ministerio de Justicia, y Ferrando ve necesario que este segundo juzgado pase a ser fijo para poder absorber el volumen de trabajo existente, algo que también ayudaría a evitar que estos delitos leves prescriban antes de ser juzgados.

Leer más:  Peninsula coloca una barcaza en el Puerto de Barcelona para abastecer de biocombustibles

RIESGO DE PRESCRIPCIÓN

Estos delitos leves prescriben en un plazo de un año, y a pesar de que la ley estipula que deben juzgarse a los pocos días de cometerse, la cola en los juzgados hace que lleguen a agendarse a meses vista, actualmente a unos ocho, con riesgo de que si la espera se alarga prescriban antes de llegar a juicio.

A la vista de este riesgo, el decanato de los juzgados barceloneses ha optado por agendar juicios hasta final de año en el segundo juzgado, temporal y por ahora renovado hasta finales de junio, confiando en que las administraciones validarán su vigencia un año más.

«INFRADOTACIÓN» PARA ABSORBER JUICIOS

En los juicios por delitos menos graves (hurtos de más de 400 euros y robos en los que sí se utiliza la violencia o la intimidación), los juzgados de guardia barceloneses trabajan de manera que la fase de instrucción queda comprimida a horas –algo que suele alargarse meses o incluso años en causas complejas– para poder mandar el caso a un juzgado Penal, que se encargará del juicio.

Este procedimiento también se aplica a los multirreincidentes en delitos leves, y Ferrando lamenta que los juzgados barcelones están «muriendo de éxito» en este modelo, que se empezó a aplicar en la ciudad coincidiendo con las Olimpiadas de 1992 antes que en el resto de España, y donde actualmente se hacen con diferencia muchos menos juicios rápidos.

La decana de los juzgados de Barcelona considera que la ciudad ha conseguido la parte más difícil, que es poder condensar en unas horas la fase de instrucción, pero achaca de una «infradotación para que los Penales puedan absorber» los casos en fase de juicio.

Leer más:  Meta apuesta por aumentar la inversión en IA y monetizar su asistente con anuncios o contenido de pago

Como ejemplo, en 2022 en Barcelona se agendaron 7.242 juicios rápidos y se celebraron 5.603, mientras que en Madrid se puso fecha a 5.490 y se celebraron 5.969.

MÁS DE 2.000 JUICIOS RÁPIDOS EN UN AÑO

Los juzgados Penales de Barcelona funcionan con un sistema de rotaciones para hacerse cargo de los juicios rápidos, en turnos de tres días, de manera que siempre hay dos juzgados dedicados en exclusiva a estos juicios: acompañados de cuatro jueces de refuerzo, el año pasado hicieron más de 2.000 juicios.

Ferrando augura que el volumen de juicios no irá a la baja, al contrario, y recuerda que desde 2016 hasta 2023 se ha duplicado la cantidad de juicios rápidos que llegan a los juzgados de Barcelona, para lo que ve necesario crear más juzgados estructurales y contar con más medios para afrontarlos.

Además, Ferrando alerta de que todas las medidas de refuerzo para enjuiciar deben ir acompañadas de refuerzo a los juzgados de ejecutorias, que actualmente en la ciudad están un 60% por encima de su capacidad de trabajo, que fija un módulo del CGPJ en base al volumen de causas que puede absorber un juzgado.


- Te recomendamos -