Inicio Catalunya / Cataluña Barcelona Cuatro ultras fueron sentenciados a tres años y medio de prisión por...

Cuatro ultras fueron sentenciados a tres años y medio de prisión por agredir a un independentista

0

El juez les condena con el agravante de discriminación ideológica

BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)

El Juzgado Penal 17 de Barcelona ha condenado a cuatro ultras a tres años y medio de prisión por agredir a un independentista tras dos protestas contrapuestas sobre la sentencia del 1-O.

La sentencia, consultada por Europa Press este martes, les condena por un delito de lesiones con el agravante de discriminación ideológica, y también les impone una orden de alejamiento de la víctima de 500 metros durante cinco años.

Además, entre los cuatro condenados deberán pagar 10.800 euros de indemnización a la víctima, y todos han quedado absueltos del delito de desórdenes públicos por el que también fueron juzgados.

Fue el 17 de octubre de 2019, después de una concentración convocada por grupos ultras en la plaza Artós, a la que acudieron los cuatro condenados, y mientras en una concentración antifascista reunió a unas 400 personas en el otro extremo de la plaza, y los Mossos d’Esquadra desplegaron un dispositivo para evitar que los dos grupos se mezclaran.

Leer más:  Michel Desmurget aborda en un ensayo el impacto negativo de las pantallas en el aprendizaje

Sobre las 20.40 horas, la concentración ultraderechista marchó en manifestación hacia el centro de la ciudad, donde había otras convocatorias independentistas y contrarias a la sentencia del 1-O.

BUSCABAN INDEPENDENTISTAS PARA AGREDIRLOS

Durante el camino, el juez explica que «varios grupúsculos de los manifestantes procedentes de la plaza Artós salieron de la manifestación con intención clara de buscar personas independentistas y antifascistas par agredirlas»; para lo que llevaban palos y barras de hierro.

El juez expone que los cuatro acusados iban en un grupo de unas 10 personas, también un menor, con esta intención, armados con «palos, tubos metálicos, piedras y banderas con mango de madera», y en la confluencia de las calles Balmes y Rosselló agredieron a un chico de 23 años.


- Te recomendamos -