Inicio Catalunya / Cataluña Barcelona BCN Canvi ofreció sus votos a Collboni la misma noche electoral pero...

BCN Canvi ofreció sus votos a Collboni la misma noche electoral pero no pactó con Colau

0

Parera se presentará como candidata a las municipales de 2023 tras la próxima renuncia de Valls

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)

La concejal y secretaria general de BCN Canvi, Eva Parera, ha explicado que su formación ofreció sus votos al PSC de Jaume Collboni para evitar un gobierno independentista en la ciudad la misma noche electoral del 26 de mayo de 2019, y ha confirmado que no pactaron con la alcaldesa y líder de los comuns, Ada Colau.

Lo ha dicho en el marco de una ronda de entrevistas de Europa Press a los líderes de los grupos municipales del Ayuntamiento de Barcelona con motivo del ecuador del actual mandato.

Parera ha reconocido que llamaron a los socialistas la misma noche electoral para avisarles de que había una alternativa a un gobierno liderado por ERC, después que Collboni admitiera este jueves que él sí había pactado con el líder de BCN Canvi, Manuel Valls.

Ha detallado que en esa llamada les trasladaron que estaban dispuestos a apoyar a un Gobierno de comuns y socialistas y que no pedían nada a cambio, únicamente dos condiciones: “ser contundente contra el independentismo y contra los populismos de los comuns”.

“No hablamos con los comuns. No hablamos con Colau”, ha asegurado Parera, que considera que, tras esa llamada, comuns y socialistas sí negociaron para trasladarles a BCN Canvi si habían llegado a un acuerdo.

“Teníamos que ir a la votación sabiendo si había un acuerdo de Gobierno entre ellos, para no encontrarnos que dábamos los votos a Colau y hacía un gobierno con ERC. No nos autoinmolaremos para que después terminen haciendo un pacto con ERC y los metan dentro del gobierno”, ha argumentado.

Tras dos años de legislatura municipal, Parera ha admitido que lo volverían a hacer “sin pensárselo” con tal de evitar un gobierno independentista y ha asegurado que nunca se han arrepentido de ello a pesar de las consecuencias y las críticas que han recibido.

RENUNCIA DE VALLS

Sobre la próxima renuncia de Valls a su acta de concejal en el Ayuntamiento, ha expresado que el exprimer ministro francés tiene el deber político y moral de participar en las elecciones presidenciales de Francia (que se celebran en 2022) y ha lamentado que haya “costado mucho de entender que él tiene una doble agenda, que es la de exprimer ministro y la de concejal”.

Ha asegurado que Valls está más cómodo haciendo política en Francia y ha defendido que ha mantenido su compromiso con la ciudad durante estos dos años: “Todo el mundo pone en valor que se va, pero nadie pone en valor que se ha quedado. Me gustaría ver cuantos exprimer ministros de una gran potencia como es Francia se quedan en un grupo de dos, últimos en el Ayuntamiento, y siguen manteniéndose en el cargo”.

Aun así, Parera no ha concretado en qué momento Valls hará pública su renuncia y lo ha condicionado a su papel en las presidenciales francesas: “En función de la decisión que tome decidirá que lo deja ya o que se queda durante un tiempo o que se queda solo a media jornada”, ha opinado.

Ante esta situación, ha anunciado que será ella quien se presente a las elecciones municipales de 2023 y lidere una nueva etapa del partido, el cual están modificando y ampliando con el objetivo de consolidarlo y dar el salto a la política autonómica e incluso presentarse “a las europeas si conviene”.

BALANCE DEL MANDATO MUNICIPAL

Parera no hace un balance positivo de estos dos primeros años de mandato porque dice que ha habido “una entrega absoluta a una política muy cómoda, que era la del tripartito de facto”, aunque ahora ve un cambio en el PSC, que intenta marcar un perfil más propio más allá de las políticas de los comuns, en sus palabras.

En relación a la gestión municipal de la pandemia, ha destacado el papel y la utilidad de Barcelona Activa, y el posicionamiento del Ejecutivo local ante la situación de las residencias, aunque ha lamentado una mala gestión en general porque cree que “hay una mentalidad de convertir una capital europea en un pueblo muy provinciano”, y ha criticado que hayan hecho una moratoria de impuestos hasta 2022.

Frente a estos dos años que quedan de mandato, Parera ha explicado que están intentando acercarse al PSC “para poder trabajar conjuntamente y hacerles ver que hay una mayoría alternativa fuera de ERC que les puede presentar propuestas desde la lealtad para hacer crecer Barcelona”.

Asimismo, espera aglutinar distintas fuerzas “por programa electoral, por ideología y por manera de entender la política” para no disgregar el voto y para evitar un hipotético gobierno de los comuns, ERC y la CUP, a pesar de que no cree que Colau vuelva a repetir unos resultados como los de 2019.