Inicio Catalunya / Cataluña Tarragona Abogados especializados en derecho de familia en Cataluña advierten sobre la «gran...

Abogados especializados en derecho de familia en Cataluña advierten sobre la «gran dificultad de probar la violencia vicaria»

0

Un estudio propone 15 indicadores para probarla en procesos judiciales

TARRAGONA, 17 (EUROPA PRESS)

Abogados de familia catalanes reunidos en XI Encuentro de Socios de la Sociedad Catalana de Abogados de Familia (Scaf) han alertado de que «aunque el marco legal, a priori, es protector, existe una gran dificultad para probar la violencia vicaria», que han recordado ha causado siete asesinatos este año y unos 60 en una década.

En un comunicado, la Scaf ha atribuido esta dificultad a que la violencia ocurre en el domicilio, la declaración de los menores suele ser dicotómica porque reciben la violencia de un progenitor al que aman y a que «suele existir una carencia de contundencia de los informes de los peritos cuando detectan interferencia parental y que el estado físico y psicológico de la mujer está devastado».

La abogada Pilar Tintoré, miembro de la junta de Scaf, ha criticado que por ahora solo se entiende por violencia vicaria el asesinato pero tiene inicio incluso años antes, y ha alertado de que «si no se identifica correctamente se corre el riesgo que en el proceso de separación se atribuya la guarda a un padre o pareja que está ejerciendo una violencia vicaria silenciosa».

Leer más:  Un proyecto para erradicar el racismo y la xenofobia en la juventud, V Premio 'Óscar Arnulfo Romero' de la OEI

El encuentro ha reunido a más de 200 abogados de familia en Tarragona y ha sido el escenario de presentación de un estudio liderado por la jurista Eliana Camps, que propone 15 indicadores para probar la violencia vicaria en procesos judiciales.

El primero es que al judicializarse el conflicto los menores conviven total o parcialmente con el padre, el segundo que es la madre quien decide separarse, el tercero que ante la separación el padre amenaza con separarla de sus hijos física o emocionalmente.

VIOLENCIA ANTERIOR, UN INDICADOR

Otros indicadores de riesgo que presenta el estudio son que la madre tuviera una buena relación con los hijos que se deteriora con la separación, que la mujer haya sufrido algún tipo de violencia de género antes de la separación, o que detecte que después de pasar tiempo con el padre están «agresivos, rebeldes o poco afectivos, y obsesionados con el padre y con sus órdenes».

La Scaf ha añadido que solo el 52% de mujeres que declaran haber sufrido algún tipo de violencia lo han denunciado, y el 73% afirman que se arrepintieron «bien porque considera que la experiencia fue revictimizando, o porque incluso obteniendo sentencias firmes y órdenes de protección, las consecuencias sufridas a posteriori fueron aún peores».

Leer más:  Comín (Junts) solicita al PSC investir a Puigdemont "para mantener la coherencia" con el pacto de investidura de Sánchez

- Te recomendamos -