Inicio Castilla y León Soria ¡Ya! anima a los pueblos de la provincia a sumarse a...

Soria ¡Ya! anima a los pueblos de la provincia a sumarse a la ‘Silla Solidaria’ contra la despoblación

0

SORIA, 3 (EUROPA PRESS)

La plataforma Soria ¡YA! ha animado a los pueblos de la provincia a sumarse a la campaña ‘Silla Solidaria’, impulsada desde Castejón del Campo, una acción creada por Ana Sánchez que busca denunciar de una forma creativa, artística y original la despoblación provincial y de la España vaciada.

El objetivo, 243 sillas que piden medidas y servicios que representan los 243 kilómetros que separan Castejón del Campo del Congreso de los Diputados.

Además, se quiere llamar la atención a administraciones y clase política ante el problema de la despoblación.

Se trata de una actividad en la que pueden participar tanto pequeños como mayores, y que se sumarán a otras Sillas Solidarias llegadas de muchos rincones de España, y que ya se pueden ver en Castejón del Campo.

Todas aquellas personas interesadas en participar tienen que personalizar una silla con el tema que deseen (su pueblo, su familia, un mensaje, una reivindicación) y ponerse en contacto a través de Instagram con el perfil @castejondelcampo, enviando foto y vídeo. A través de esta vía de contacto les informarán de cómo hacer llegar sus trabajos.

El proyecto empezó con dos sillas y está próximo a su objetivo, las 243 para enviarlas al Congreso en una medida original, artística y con mucha alma.

Ana Sánchez y su marido son los únicos que con resistencia numantina aguantan en Castejón del Campo, “un exilio forzado a sus habitantes por la falta de servicios y medidas para asentar la población”.

Ana, tras un paseo por las calles de su abandonado pueblo para frente a las ruinas de una casa ya sin alma. Ni siquiera los muebles acompañaron a sus desterrados habitantes. Allí, como si de dos perros fieles y leales se tratasen, dos sillas ya ajadas por el tiempo aguardan la vuelta de sus habitantes.

Sin embargo, ‘solo muere lo que se olvida’, y por eso Ana y estas sillas se unen para recordar las vidas de un pueblo que se aferra a no morir. En palabras de la propia Ana Sánchez, las sillas son símbolo de transmisión, lugar de reunión en las puertas de las calles o trono de patrones en las fiestas de muchos pueblos.

De este modo, a estas dos primeras sillas se les han ido uniendo nuevas compañeras, casi 200, nacidas de otros 60 pueblos, asociaciones y ciudades. Son sillas con mensajes de Machado, mensajes de antepasados, mensajes con arte, mensajes con alma.

“Sillas que gritan YA contra la despoblación y contra un Gobierno que ha prometido, pero no cumple, medidas justas y equitativas para con ellos. Transporte, sanidad, internet, una vivienda digna* son derechos para los españoles”, apuntan los promotores de esta iniciativa.