Inicio Castilla y León Riesgo notable y fuerte de aludes en Picos de Europa y en...

Riesgo notable y fuerte de aludes en Picos de Europa y en la zona del Parque Nacional del Guadarrama

0

La Agencia de Protección Civil informa de que existe riesgo NOTABLE (3) Y FUERTE (4)) de aludes en los Picos de Europa y en la zona del Parque Nacional de Guadarrama durante los próximos días, según la información facilitada por la Agencia Estatal de meteorología (AEMET).

En los Picos de Europa:

Las copiosas nevadas esperadas para el fin de semana harán que aumente significativamente el peligro de aludes en la zona del Parque Nacional de Picos de Europa. En el momento de emitir este aviso el nivel de peligro de aludes en la zona es de 3 en la Escala Europea de Peligro de Aludes, que va de 1 a 5.

Se han observado aludes de placa en numerosos puntos. El espesor del manto nivoso supera el metro en bastantes lugares, y los últimos reportes indican que supera los 2 metros en las zonas de mayor acumulación.

Con las previsiones de nevadas para el sábado que aumentarán el espesor entre 50 y 80 cm de nieve nueva cabe esperar aludes de nieve reciente suelta y también aludes de placa, que pueden desencadenarse tanto al paso de una persona como espontáneamente, sobre todo en las laderas más empinadas (pendientes de 35º y superiores). El tamaño de los aludes puede ser mediano (tamaño 3 en las escala de tamaños de los aludes), capaces de enterrar o destruir un coche, dañar un camión, destruir un edificio pequeño o romper un número pequeño de árboles. No se descarta la posibilidad de que se produzca algún alud grande, de tamaño 4.

Las zonas que cabe considerar como más peligrosas, -aquellas en las que los aludes pueden desencadenarse más fácilmente y ser de mayor tamaño-, son las pendientes empinadas, desprovistas de árboles, en cotas por encima de 1500 m., principalmente las áreas cercanas a las crestas y cordales en laderas con orientaciones sur (es decir, las que miran al suroeste, al sur y al sudeste).

Evolución del peligro:

El manto nivoso tenderá a estabilizarse, pero lo hará lentamente debido a las bajas temperaturas. El peligro de aludes, aunque irá siendo paulatinamente menor con el paso de los días, seguirá siendo significativo y deberá tenerse muy en cuenta durante el domingo día 25.

También hay riesgo de aludes en la zona del Parque Nacional de Guadarrama según la información facilitada por la Agencia Estatal de Meteorología.

Viernes, 23 de marzo

El nivel de peligro de aludes se cifra en 3 sobre 5.

Sobre un lecho de nieve bastante evolucionada y endurecida, predominará la nieve venteada y reciente en las zonas altas. En cotas medias y bajas, sobre todo de solana, la nieve se irá humedeciendo, y evolucionará hacia una situación de nieve húmeda. Las nevadas que se esperan dejarán una manto de entre 10 y 20 cm de nieve nueva. Los vientos del oeste y noroeste movilizarán dicha nieve y formarán placas de viento y cornisas, principalmente en exposiciones que van del este al sudoeste en sentido horario. Con más probabilidad en el entorno de las cimas, donde las heladas nocturnas serán más severas, dichas placas no estarán bien afianzadas sobre el manto preexistente, con frecuentes zonas donde se ha depositado nieve granulada. Principalmente en esas laderas serán más probables las salidas provocadas

por sobrecargas débiles, que podrán ocasionar aludes pequeños (capaces de sepultar una persona), y ocasionalmente medianos (capaces de sepultar y destrozar un vehículo).

En lugares altos más protegidos la nieve nueva permanecerá más suelta, originando espontáneamente coladas y aludes de nieve reciente (purgas y aludes pequeños en general, aunque puntualmente podrían ser medianos). En cotas más bajas y templadas la evolución de la nieve facilitará que dichas salidas espontáneas sean de nieve húmeda.

Además, la elevada innivación es otro factor de inestabilidad, ya que ayudará a incrementar el tamaño del alud por el posible arrastre de parte del manto nivoso preexistente.

Sábado 24 de marzo

El nivel de peligro de aludes se cifra en 4 sobre 5.

Situación de nieve venteada y reciente en altitud, y nieve húmeda en zonas más bajas.

Debido a la nevada que se espera (entre 20 y 40 cm), acompañada de fuertes vientos, la situación se agravará. Se incrementará la probabilidad de salida de aludes de nieve reciente, tanto pequeños como medianos, no descartándose alguno de grandes dimensiones (capaz de destruir un pequeño bosque).

El manto se sobrecargará, por lo que las placas de viento, tanto las antiguas como las de nueva formación, escasamente cohesionadas con el manto subyacente debido a las bajas temperaturas, podrán caer de forma tanto espontánea como forzada en muchas pendientes, principalmente de orientaciones este, sudeste y sur. Podrá haber aludes que alcancen grandes dimensiones.

Domingo 25 de marzo

El nivel de peligro de aludes irá disminuyendo de 4 a 3 (sobre 5) en el curso del día.

Situación de nieve venteada y reciente en altitud, y nieve húmeda en zonas más bajas y soleadas.

La situación se irá estabilizando ligeramente, ya que aunque en las zonas elevadas persistirá la inestabilidad ligada a las placas de viento escasamente afianzadas, la nieve nueva estará bastante purgada y disminuirá el peligro de aludes de nieve reciente, así como su magnitud. En cambio, el peligro relacionado con las salidas de nieve húmeda en las solanas aumentará ligeramente, sobre todo en zonas medias y bajas.

Para una información más detallada, está disponible en internet el Boletín de Peligro de Aludes para el Parque Nacional de Picos de Europa, en la dirección:

http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/montana/boletin_peligro_aludes

NOTA IMPORTANTE: Se recuerda que, siempre que haya nieve, el peligro 0 (cero) de aludes -ausencia total de peligro- no existe. Asimismo, hay que recordar que, en circunstancias desfavorables, cuando existan niveles de peligro débil (nivel 1) o limitado (nivel 2), se pueden sufrir severos daños personales.

La Agencia de Protección Civil recuerda algunas recomendaciones que conviene seguir en caso de ser víctima de un alud de nieve:

Al salir ponga el ARVA (Aparato de Búsqueda de Víctimas de Aludes) en emisión aunque parezca que no haya peligro. Compruebe, antes de salir, que los ARVA funcionen. Deberá llevar una pala y la sonda.

Consultar la predicción meteorológica y el boletín de peligro de aludes. No inicie la salida si el índice de peligro es superior a 3 en la escala europea.

Tras desencadenarse un alud:

Mantenga la calma e intente huir por el lateral más próximo en dirección diagonal y descendente.

Cierre la boca para que no se llene de nieve.

Agárrese a cualquier roca o árbol para no ser arrastrado.

Libérese de esquís, planchas o raquetas para evitar quedarse atrapado/a.

Si no encuentra agarradero, luche para permanecer a flote en el alud mediante movimientos natatorios contra la oleada y al mismo tiempo protegerse la cabeza de las rocas.

Si permanece sepultado, es importantísimo adoptar forma de bola y tratar de salir antes de que el alud se modere, antes que se detenga en el valle, porque se endurecerá en pocos minutos.

Para respirar aire, desplace la nieve con los brazos y con las rodillas e intente hacer una cámara respiratoria.

Antes de moverse se debe saber en qué posición se encuentra: haga gotear la saliva de los labios: Si va hacia la nariz es que se está boca abajo.

Si no puede salir, no haga esfuerzos inútiles, muévase lo menos posible, respire lentamente y atienda la ayuda.

Ante cualquier situación de emergencia contacte con el 1-1-2.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre