Inicio Castilla y León Plataformas por la Sanidad critican la grave situación en el medio rural...

Plataformas por la Sanidad critican la grave situación en el medio rural con gente que muere a la puerta de consultorios

0

Critican el “caos” en la vacunación, unos presupuestos de “la mentira” en Sanidad y proponen una sencuenciación del genoma del coronavirus

VALLADOLID, 25 (EUROPA PRESS)

Las Plataformas por la Sanidad Pública de Castilla y León han criticado la gestión sanitaria en la Comunidad, con retrasos diagnósticos, falta de atención presencial, planificación o respuesta a los problemas de salud pero han advertido de que la pandemia ha “agravado” la ya precaria situación en las zonas rurales, donde han afirmado que la gente “muere a las puertas de los consultorios”.

Así lo han señalado en rueda de prensa representantes de varias plataformas de la Comunidad acompañadas por el secretario de Cultura y Movimientos Sociales de CCOO en Castilla y León, Ignacio Fernández.

El responsable sindical ha asegurado que las doce o 15 organizaciones de este tipo que funcionaban en 2018 “como poco” se han podido duplicar después de que el mundo rural haya “explosionado” con movimientos espontáneos al raíz de los problemas surgidos con la pandemia y ha atribuido el nacimiento de este tipo de plataformas a la falta de funcionamiento y el “desprecio” de los consejos de salud, que deberían ser los canales de participación ciudadana en materia sanitaria.

Precisamente en representación de las zonas rurales, Cristina María, en representación de la Plataforma Ciudadana Serrana de Quintanar de la Sierra (Burgos), ha señalado la “precaria” situación sanitaria, la escasez de profesionales y la falta de planificación que han hecho que la situación se “agrave” con la COVID.

Por ello, ha reivindicado el derecho a sanidad pública de calidad “independientemente de donde se habite” y ha reclamado mantener abiertos los consultorios y que se doten de la plantilla necesaria y equipos multidisciplinares en función de las características zona, además de servicios de pediatría que contribuyan a fijar población.

“Debido a estas carencias está aumentando el riesgo de muerte de los ciudadanos y contribuyendo a la despoblación”, ha afirmado Cristina María, quien ha puesto como ejemplo el entorno de Quintanar de la Sierra, una comarca donde las características “no ayudan” a tener una sanidad “digna” que proteja su salud, un derecho que deberían tener todos los ciudadanos.

En este contexto, ha aseverado que en su caso, en un puerto de montaña y a 85 kilómetros del Hospital de Burgos, después de 15 años de “recortes” en los pueblos, se están “ocasionando muertes a las puertas de urgencias por falta de medios y profesionales”, por lo que ha pedido a los gestores que “hagan de una vez su trabajo”.

Cristina María ha explicado que actualmente viven una “impotencia enorme” y ven que están muriendo vecinos, familiares y amigos cuando “se puede hacer algo” y pasan mucha angustia. “La impotencia de cómo se puede morir alguien en la puerta del consultorio porque no hay medidas, de un ataque al corazón, sin un desfibrilador, no hay derecho a no tener servicios mínimos, se nos mueren en las manos”, ha añadido.

REPERCUSIÓN EN LA SALUD

Por su parte, Susana Simón, de la Plataforma por la Sanidad Pública de Valladolid, ha hecho un repaso por algunas de las cuestiones que más rechazan los vecinos y que les hacen llegar, la primera de ellas las consultas no presenciales, cuando Primaria es “esencial” y la falta de contacto dificulta la buena evaluación de los problemas sanitarios y han supuesto el agravamiento de patologías o incluso han tenido un desenlace “fatal”.

Además, ha censurado que la propia Consejería reconozca que hay un 21 por ciento de casos oncológicos sin detectar, algo que ven “verdaderamente dramático”.

“Estamos cansados de enterrar a gente por COVID pero también por enfermedades que, si hubieran sido diagnosticadas, podrían haber sido tratadas y tener resultados diferentes. Nos parece que una sociedad no se puede tolerar esto”, ha añadido Simón, quien ha rechazado utilizar como excusa que no haya profesionales.

La portavoz de la plataforma vallisoletana, quien ha asegurado que se sienten “muy abandonados” por la Administración, ha incidido en que “cuidar de la gente” y dar una sanidad de calidad “se viva donde se viva” es “cuidar de la gente de la Comunidad” y gestionar el sistema para solucionar los problemas.

Sin embargo, cree que no ha habido plan alguno ni para paliar el déficit de profesionales por las jubilaciones, de lo que ha recordado que llevan años advirtiendo, ni para ninguna de las demás necesidades sanitarias.

En cuanto a la gestión de la pandemia considera que se han tomado medidas más restrictivas con resultados que no han mejorado más que en otras comunidades donde no lo han sido tanto y esto ha repercutido en la profundización de una mala situación económica de personas que, como consecuencia de ello, han visto deteriorada también su salud, por ejemplo la mental.

Simón ha añadido que se ha “olvidado” que todo no es COVID y no se ha dado respuestas a los problemas de salud de la población, especialmente a la salud mental, la violencia de género o las patologías oncológicas, pero ve “dramático” además los datos sobre enfermedades no diagnosticadas, pruebas sin hacer u operaciones sin realizar.

Por otro lado, en cuanto a la vacunación frente al coronavirus, considera que es un “caos”, con retrasos, contratos “opacos”, falta de organización y “como siempre” con improvisación.

SECUENCIACIÓN

Finalmente, ha reiterado la postura de las plataformas frente a los cribados, que consideran que tienen una “utilidad marginal” y se realizan para dar la sensación de que se hace “algo”, y ha propuesto que, como en otros lugares, se impulse un proyecto de secuenciación del genoma del virus que significaría “armarse” de herramientas para los próximos meses.

Por su parte, Carmen Franganillo, de la Plataforma de León, se ha referido a los presupuestos de la Junta en materia sanitaria, que ha calificado como “los de la mentira”, al ser insuficientes y estar “engrosados artificialmente” con los fondos recibidos del Gobierno central.

Todo ello, ha recordado, después de que desde 2018 no haya habido incremento presupuestario, en 2020, en plena pandemia, incluso descendieran en inversión y se hayan “recortado” para dejarlos en manos de empresas privadas, sin que siquiera se hayan incrementado en proporción al IPC en los últimos seis años.

Franganillo ha advertido de que a corto y medio plazo se deben afrontar las complicaciones y el deterioro sanidad durante la pandemia, con el aumento de listas de espera, falta de diagnósticos, aumento de problemas de salud mental, etcétera, para lo que ha señalado como “principal reto” en materia presupuestaria la apuesta por la Atención Primaria, con un 25 por ciento de los fondos, ya que es “el bastión principal de la resistencia ante el coronavirus y el bastión principal en materia de salud”.

Por ello, ha pedido evitar las derivaciones, sobre las que pide más transparencia, y privatizaciones y destinar esos fondos al refuerzo de la sanidad pública porque los cierres de consultorios o la falta de diagnósticos “suponen muertes”.

Así, ha pedido a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que deje “clara” la hoja de ruta de la asistencia de futuro “y ponga fin” al proceso privatizador y de desmantelamiento que, “aunque viene de lejos”, ha utilizado la crisis pandémica para “acelerarse”.

Ante esta situación, Ignacio Fernández ha recordado las manifestaciones autonómicas de los años 2018 y 2019, con amplia participación, y el lema ‘Nos duele la sanidad y nos sigue doliendo la sanidad’ que cree que si se continuara la misma línea de razonamiento que entonces seguramente ahora sería “una sanidad en estado vegetativo”.

El responsable de CCOO ha advertido de que de cara al futuro, en cuanto el horizonte “se despeje”, volverán a convocar una movilización autonómica que aglutine toda la acción que se ha hecho en los núcleos que se han movido durante este tiempo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre