Inicio Castilla y León La pionera red de calor por biomasa de Cuéllar cumple 20 años

La pionera red de calor por biomasa de Cuéllar cumple 20 años

0

Puesta en funcionamiento el 28 de febrero de 1999, se trata de la primera red de calor que funciona con biomasa forestal en España. Este proyecto, en el que se ha invertido un total de 1,3 millones de euros, atiende las necesidades de energía térmica de cinco instalaciones municipales, los vestuarios del campo de fútbol, seis comunidades de propietarios y 24 viviendas unifamiliares. El funcionamiento de esta red de calor supone una disminución de 1.580 toneladas de dióxido de carbono al año.


El proyecto, impulsado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) dentro de sus líneas para el fomento del uso de energías renovables, seleccionó el municipio segoviano para albergar esta actuación pionera, debido al importante apoyo del Ayuntamiento de Cuéllar y la Junta de Castilla y León. Otro criterio para ubicarla en Cuéllar fue la importante masa forestal que rodea el municipio; el 50 % del término municipal son pinares.

La inversión total del proyecto fue de 1,3 millones de euros, de los cuales el 50 % fue aportado por IDAE-EREN y el resto por el Ayuntamiento de Cuéllar a través de un contrato de Financiación por Terceros en 20 años. Además, el proyecto contó con dos subvenciones de 170.217 euros y 137.163 euros.

Esta mañana, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, acompañado por el alcalde de Cuéllar, Jesús García Pastor, ha descubierto la placa conmemorativa con motivo del XX aniversario de la puesta en funcionamiento de la red de calor de Cuéllar, la primera alimentada con biomasa en España.

Esta red de calor con biomasa se encuentra ubicada en la zona sur del municipio y atiende las necesidades de energía térmica de cinco instalaciones municipales entre las que están el pabellón polideportivo, con capacidad 1.500 personas; el frontón; centro cultural, que cuenta con 12 salas; piscina climatizada y el colegio público Santa Clara, con 600 alumnos matriculados. Por otro lado, atiende la demanda energética de los vestuarios del campo de fútbol, 6 comunidades de propietarios con 228 viviendas y 24 viviendas unifamiliares.

La energía media anual suministrada por la red de calor de Cuéllar es de 5.500.000 kilovatios hora útiles, para lo cual se emplean anualmente 2.500 toneladas de biomasa forestal, que sustituyen a la combustión de 535.000 litros de gasóleo cada año, logrando una disminución de 1.580 toneladas de dióxido de carbono al año.

La instalación dispone de una central de generación con biomasa con una potencia total instalada de 5,9 megavatios, mediante dos calderas acuotubulares: una de 5,2 megavatios para el invierno y otra de 0,7 megavatios para el verano. Además, la central cuenta con un silo de almacenamiento de 100 metros cúbicos de capacidad y una campa auxiliar cercana para acopio de madera en grandes cantidades.

Desde la central de generación parte una red de distribución bitubular de 2 kilómetros de longitud con tuberías de acero preaislado, mediante la cual se envía el agua caliente a los diferentes usuarios con la ayuda de un sistema de bombeo eléctrico.

El consejero ha recordado la importancia de iniciativas de eficiencia energética como esta que permiten la implantación de sistemas de calefacción con biomasa forestal en edificios públicos y privados. Durante esta legislatura, la Administración autonómica ha destinado 8 millones de euros a 14 actuaciones para dotar de energía térmica mediante biomasa a 70 edificios públicos. Suárez-Quiñones ha destacado la red de calor de Huerta del Rey, en Valladolid, las redes de los polígonos de Villalonquéjar y Fuentes Blancas, en Burgos, y la reciente conexión del hospital Clínico a la red de calor por biomasa de la Universidad de Valladolid.

Mejoras en la red de calor

En 2013, el Ayuntamiento de Cuéllar realizó una encomienda a la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León para implantación de mejoras en la red de calor y para gestionar la operación del sistema por un periodo de 10 años. La mejora supuso una inversión de 270.000 euros.

Las actuaciones que se acometieron fueron las siguientes: dotación de variadores de frecuencia a los motores de bombas y ventiladores de la central para reducir consumos eléctricos; establecimiento de un sistema de telecontrol programable; mejor gestión de la combustión; reparación de varios elementos de la central con hormigón refractario e instalación de contadores individuales de energía en los edificios municipales y en cada una de las viviendas conectadas al sistema, para desglosar consumos y repartir costes entre los usuarios.

En 2015, esta red de calor fue incluida dentro de un proyecto de investigación financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad denominado “GIRTER” para el desarrollo de una herramienta de gestión energética inteligente y de ayuda a la explotación de redes de calor y frío, capitaneado por Somacyl y la Universidad de Valladolid.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre