Inicio Castilla y León La Junta reactiva el Plan 42 con cinco ayuntamientos del Bierzo Oeste...

La Junta reactiva el Plan 42 con cinco ayuntamientos del Bierzo Oeste en un proyecto participativo para la prevención de incendios forestales

0

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente se ha reunido con los alcaldes de Villafranca del Bierzo, Corullón, Trabadelo, Vega del Valcarce y Balboa, ayuntamientos implicados en el Plan 42, que estará redactado a finales de año. Desde ahora y hasta la redacción final del proyecto, que ha estado expuesto en la plataforma Gobierno Abierto de la Junta en los meses de marzo y abril, se han recogido y se recogerán las aportaciones y opiniones de interesados y de los cinco ayuntamientos de la zona del Bierzo Oeste, así como de los agentes del sector forestal con el fin de conseguir un documento elaborado de forma participativa para la prevención de incendios forestales en los cinco municipios implicados con una planificación a cinco años, con un mismo lema y objetivo, ‘Bierzo libre de incendios’.


El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha presentado esta mañana el Plan de Zona Piloto para la Prevención de Incendios Forestales en el Bierzo Oeste, conocido como ‘Plan 42-Bierzo Oeste’, acompañado por el alcalde de Villafranca del Bierzo, José Manuel Pereira, el alcalde de Corullón, Luis Alberto Cobo, el alcalde de Trabadelo, Ricardo Fernández, la alcaldesa de Vega de Valcarce, María Luisa González Santín, y el alcalde de Balboa, Juan José López Peña, todos ellos implicados en la elaboración de este proyecto piloto comarcal en el marco del nuevo Plan 42 autonómico, que contará con técnicos que actuarán sobre el terreno y en directa comunicación con los responsables públicos de la zona.

El Plan 42-Bierzo Oeste es una estrategia encaminada a la prevención de incendios forestales con un horizonte de cinco años, con diferentes líneas de actuación, entre ellas la asunción de un compromiso presupuestario para la mejora de los caminos rurales por un importe mínimo inicial de 300.000 euros, que contará con la participación en la financiación del 50 % de esta actuación de las cinco corporaciones. Los trabajos de acondicionamiento comenzarán este mismo año con inversión real en el territorio.

Para la redacción del Plan se cuenta con las aportaciones y opiniones de los técnicos de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y de la Fundación Cesefor, así como de la población local, el Consejo Comarcal del Bierzo, la Diputación Provincial de León, los agentes del sector forestal de la zona, los presidentes de las juntas vecinales y las empresas y trabajadores del sector forestal en la comarca.

Además de la prevención directa de incendios forestales en el operativo de lucha contra incendios de Castilla y León, que ha incorporado en las últimas campañas continuas mejoras, y que se presentará para esta campaña de riesgo alto el próximo viernes día 22 de junio, el Plan 42-Bierzo Oeste propone la prevención indirecta a través de trabajos que incluyan la mejora de caminos y pistas forestales; tratamientos selvícolas y fajas de prevención de incendios; actuaciones de reducción del riesgo de incendios en el interfaz urbano-forestal, tanto en fincas de suelo urbano como rústico; y especialmente trabajos por la valorización de los montes de los municipios haciéndolos productivos.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se ha comprometido con los cinco ayuntamientos de la comarca berciana y cofinanciará las obras de mejora de la red de caminos y pistas forestales con una dotación, con la colaboración de los ayuntamientos por mitad, fijada en el plan, inicialmente, en 300.000 euros. También se incrementarán los tratamientos selvícolas de la Junta a través de las cuadrillas retén contratadas por el Consejo Comarcal del Bierzo.

En los próximos días, se sumarán las cuadrillas del Plan de Empleo Forestal Local a la lucha contra incendios en la comarca del Bierzo -cuatro cuadrillas de cinco trabajadores-, que también se incorporarán al resto de la provincia de León y de la Comunidad. Esta iniciativa se ha puesto en marcha esta legislatura y, con ella, el presupuesto para la prevención de incendios se ha incrementado en Castilla y León en casi cinco millones de euros.

Para la Administración autonómica el principal cometido inmediato es la protección de los pueblos creando una franja de seguridad suficiente, por lo que se ha trabajado con los ayuntamientos en las medidas de protección civil frente a incendios forestales y se han reconocido las zonas con un mayor riesgo. Tanto la Dirección General del Medio Natural como la Agencia de Protección Civil han trabajado para establecer unas pautas de actuación en caso de emergencia y ciertas prioridades para la prevención en las zonas de alto riesgo.

El Plan 42

El trabajo de la Junta de Castilla y León contra los incendios forestales se enmarca en el Plan Forestal de Castilla y León, aprobado por Decreto 55/2002, de 11 de abril, y en el Plan de Medidas Preventivas contra Incendios – Plan 42, aprobado por Acuerdo de 10 de enero de 2002, de la Junta de Castilla y León.

El Plan 42 recibió ese nombre porque 42 de los 2.248 municipios de la Comunidad sufrían a principios de siglo el 40 % de todos los incendios de Castilla y León. Ante la situación, la Consejería propuso atajar la situación con actuaciones de prevención activa que terminase con el abandono de los montes. Para ello, se emplearon esfuerzos orientados a la educación en materia de prevención de incendios y en un cambio en la mentalidad sobre el uso del fuego, que apostara por el desbroce frente a la quema.

De este Plan se obtuvieron resultados positivos en el periodo de 2002 a 2012 ha sido muy positiva en términos generales aunque se debilitó cuando comenzó la crisis económica y perdió fuerza a efectos prácticos. Sin embargo, con esta nueva propuesta participativa del Plan 42-Bierzo Oeste, la Junta de Castilla y León, con la colaboración de los ayuntamientos bercianos que se han reunido hoy, quiere reactivar la coordinación entre administraciones para la prevención de incendios forestales e incrementar la labor preventiva de los incendios forestales.

Datos de incendios

En el periodo de 1984 a 2017, se ha registrado un total de 1.890 incendios en los cinco municipios que hoy participan en la presentación del Plan 42-Bierzo Oeste, con una media de 55 incendios al año, o más de diez incendios por municipio y año. Esto se traduce en 40.000 hectáreas quemadas de superficie forestal, con una media de 1.200 hectáreas al año, aunque la superficie arbolada quemada es aproximadamente el 10% del total.

Desde la aprobación del Plan Forestal de Castilla y León en 2001, la superficie media anual quemada se ha reducido de 1.750 hectáreas al año en el periodo 1984-2000, a 787 hectáreas en el periodo 2001-2017, lo cual supone una mejora relevante.

Sin embargo, a pesar de la aplicación del Plan 42 en el año 2002, tan solo se ha reducido de 57 a 54 el número de incendios al año. Estos datos hacen evidente la necesidad de trabajar en un proyecto nuevo que permita proteger las zonas más vulnerables de la Comunidad como son las de la comarca del Bierzo.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene una especial preocupación con las graves consecuencias de los incendios forestales en los municipios del Bierzo y sigue apostando por el reforzamiento del operativo de extinción de incendios en la zona, con nuevos recursos, y con la intensificación de la prevención de incendios forestales con iniciativas como la reciente presentación de la primera fase del sistema de cámaras de vigilancia de incendios en la comarca y la reedición por segundo año del convenio con el Ministerio de Defensa para el sobrevuelo del avión no tripulado del ejército en labores de vigilancia forestal en el Bierzo. En esta misma línea, se impulsa la reactivación del Plan 42.

Iniciativas como el apoyo financiero y participación de la Junta en proyectos como la planta de generación eléctrica con biomasa de Forestalia, cuyas obras de acondicionamiento de la parcela para la construcción de la planta ya han comenzado, o la Red de Calor de Ponferrada, cuyas obras comenzarán en las próximas dos semanas, son otras iniciativas con las que se pretende no solo reactivar económicamente la comarca con sectores productivos ligados al monte, que tiene un efecto de concienciación del valor de los bosques, sino también extraer biomasa de los montes para su limpieza como elemento importante de prevención de los incendios forestales.

Este aspecto relevante por el efecto preventivo que tiene de los incendios forestales, que es la productividad de nuestros montes, fue objeto de una sesión del Bierzo Hub de la Madera celebrado el pasado 4 de junio con el grupo de interesados y agentes del ámbito forestal. Asimismo, otras iniciativas como el Hub Apícola, celebrado el 26 de enero de este año con el objetivo de impulsar la producción y comercialización de miel berciana, y el Hub de la Ganadería Extensiva, pretenden revitalizar la comarca. Próximamente, tendrá lugar una sesión de similar naturaleza sobre micología que se celebrará el 18 de julio en el Bierzo, y otros referentes a productos forestares no madereros como la castaña, que cuenta con el importante trabajo de impulso de la Mesa del Castaño.

Con todo ello se pretende actuar en una de las líneas más relevantes para modificar los comportamientos respecto a los montes evitando su quema intencionada, como es la productividad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre