Inicio Castilla y León La incidencia sigue su descenso en CyL y se sitúa en niveles...

La incidencia sigue su descenso en CyL y se sitúa en niveles tan bajos como en mediados de agosto de 2020

0

La ocupación de UCI por casos de COVID-19 sale del nivel de riesgo alto y pasa a medio, al bajar del 15 por ciento

VALLADOLID, 14 (EUROPA PRESS)

Las tasas de incidencia acumulada del coronavirus en Castilla y León han continuado su descenso en la última semana y se sitúan este lunes en 43 casos por cada 100.000 habitantes a 7 días y en 101 a 14, según los datos del portal de Datos Abiertos de la Junta.

El descenso es continuado desde hace semanas y se hace patente en una comparación con datos anteriores, que indica que no se veían niveles tan bajos de la incidencia a 14 días desde mediados de agosto de 2020, cuando comenzaban a aumentar los casos después de un mes de julio sin apenas difusión del virus.

Según se puede observar en los datos del Ministerio de Sanidad, que en agosto de 2020 ya aportaba diariamente un dato de incidencia acumulada a 14 y a 7 días, la tasa actual en Castilla y León, a 14 de junio de 2021 es de 104 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, ligeramente superior a la que ofrece la Junta.

Para encontrar un dato tan bajo hay que remontarse al 17 de agosto de 2020, cuando la tasa de incidencia a 14 días era exactamente de 104 por 100.000.

En cuanto a los datos de la Junta, la tasa a 7 días ha bajado más de 14 puntos a lo largo de la última semana –de 57 por 100.000 el lunes 7 de junio a 43 hoy– y la que refleja el volumen de casos en los últimos 14 días ha caído casi 18 puntos –de 119 a 101–.

A lo largo de la semana del 31 de mayo al 7 de junio también se ha percibido un descenso en el número total de positivos en la comunidad, con 1.073 frente a los 1.410 de la semana precedente –un 24 por ciento menos–, en lo que supone la semana con menos casos confirmados desde el mes de agosto.

Igualmente, ha sido más reducida la cifra de fallecidos, con siete frente a los doce de la semana precedente. Una cantidad, la de siete muertes por COVID-19 en una semana que ya se había registrado en la semana del 31 de mayo.

En cuanto a los indicadores del Semáforo COVID, destaca que la tasa de ocupación de las camas en unidades de cuidados críticos por pacientes con esta enfermedad ha bajado del 15 por ciento –14,7 por ciento–, por lo que pasa de nivel de riesgo ‘alto’ a ‘medio’.

Se trata de un nivel que nunca se había visto desde que la web de Datos Abiertos recopila estos registros (primeros de noviembre de 2020).

Actualmente, las unidades de críticos de los hospitales de Castilla y León acogen a 65 pacientes de COVID-19, cifra similar a la que se daba en torno al 20 de septiembre de 2020.