Inicio Castilla y León Fuentes cree que tras la crisis sanitaria la sociedad se inclinará por...

Fuentes cree que tras la crisis sanitaria la sociedad se inclinará por lugares alejados de aglomeraciones como Riaño

0

VALLADOLID, 24 (EUROPA PRESS)

El presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, se ha mostrado convencido de que, una vez superada la «maldita» crisis sanitaria que vive todo el planeta por la pandemia del cononavirus, la sociedad se inclinará por lugares alejados de aglomeraciones, como la zona leonesa de Riaño a la que se ha referido como «todo un ejemplo de perseverancia, de ganas, de creatividad y de ilusión» y de capacidad de «resurgir de las cenizas» para recuperar a pequeños pueblos y pedanías de los alrededores.

«Os animo a resistir y a no caer en el desánimo. Ni siquiera este terrible virus va a conseguir detener lo que ya es imparable. Las mimbres muy bien puestas», ha aseverado Fuentes que se ha mostrado «orgulloso» de los logros conseguidos en la zona de la montaña leonesa fruto de la filosofía de la integración, de la unión de pequeños y grandes y de la colaboración entre la iniciativa pública y privada

«Cuando hay un objetivo común no hay obstáculos insalvables», ha aseverado Fuentes con motivo de su intervención en la inauguración de la mesa redonda ‘Iniciativas contra la despoblación: ejemplo de Riaño’ organizada por La Nueva Crónica y desarrollada de forma telemática.

Tras insistir en la capacidad de la comarca de Riaño, «una de las más castigadas por la despoblación», para resurgir de sus cenizas «con valentía, ilusión y voluntad», Fuentes ha explicado que la clave de futuro pasa por «no quedarse en el lamento» sino por «remangarse y aunar voluntades» por lo que ha hecho un llamamiento a «crear, a imaginar, a soñar y a abrirse caminos a una nueva realidad que genere nuevas oportunidades que abracen modos de vida sostenibles» y que apuesten por un turismo de interior.

Fuentes se ha referido al entorno de Riaño como un lugar «verdaderamente impresionante» y ha puesto el foco en concreto en el potencial del patrimonio de la montaña leonesa y en su aprovechamiento desde el convencimiento de que la clave del renacer de esta zona es una cuestión de actitud y de convertir querer en poder a base de ganas y de ilusión para salir adelante.

También ha reconocido que los avances que se han registrado en esta zona no se han dado «por arte de magia» sino que son el fruto del esfuerzo de muchas personas que creen en su tierra y que han sabido proyectar el turismo rural como una herramienta dinamizadora del territorio.

«Es de justicia reconocer la labor de los alcaldes que, sin grandes medios, han sabido atraer esas inversiones y han abordado multitud de iniciativas tanto de carácter público como privado y que empiezan a dar sus frutos», ha explicado el presidente de las Cortes que se ha referido a modo de ejemplo al barco que recorre el pantano, al corro de la lucha o a las «incontables rutas que serpentean la zona y que hacen las delicias de pequeños y mayores».

«Sus oriundos, haciendo gala de la resiliencia, no se han arrugado. Al contrario, la gente de esta zona lejos de resignarse, ha optado por reinventarse convirtiendo la crisis demográfica en una ventana de oportunidades con vistas a la montaña», ha concluido Fuentes que ha significado la capacidad de cambio de esta zona, que ha pasado de ser eminentemente ganadera a priorizar el sector servicios basado, a su vez, en el aprovechamiento de los recursos endógenos.

El presidente de las Cortes ha hecho un reconocimiento expreso a la labor del Grupo de Acción Local, conformado por una red de 25 ayuntamientos que «se está dejando la piel» para poner esta zona en el mapa nacional e internacional a través de un plan estratégico para la montaña hasta 2023 con cinco líneas estratégicas que contemplan, entre otros objetivos, la creación de la marca turismo de destino.

«Hemos tardado mucho tiempo en creernos el potencial que teníamos», ha reconocido por su parte el presidente del grupo de acción local, Borja Fernández, quien, tras admitir que no supieron vender en su día el potencial de una zona a la que «mataron», ha significado la capacidad de «empezar de cero» y no ha dudado en afirmar que ahora se han hecho cosas bien porque se han tratado los proyectos «con cariño e ilusión» a lo que ha añadido la necesidad de saber promocionar las iniciativas en las redes sociales.