Inicio Castilla y León El programa piloto de asistencia domiciliaria ha atendido a 183 personas, superando...

El programa piloto de asistencia domiciliaria ha atendido a 183 personas, superando en un 25 por ciento las previstas

0

VALLADOLID, 19 (EUROPA PRESS)

El programa piloto de asistencia en el hogar de la Junta de Castilla y León denominado ‘Rural Care’ ha atendido a un total de 183 personas con una edad media de 82 años y con «elevados grados de dependencia», lo que ha superado en un 25 por ciento la previsión de personas beneficiarias (150 en un primer momento).

Así lo ha destacado la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, en la presentación este martes de los resultados del programa ‘Rural Care’ del que ha destacado su «flexibilidad y accesibilidad» y su «mejor relación coste-resultado que en los centros especializados» y ha aseverado que ofrece «mejores resultados que la alternativa residencia».

«Se trata de atender a las personas desde sus propias decisiones, pero a través de una planificación que permita a los profesionales adelantarse a los problemas», ha explicado la consejera que ha detallado que la mayoría de las intervenciones se han llevado a cabo en hogares de riesgo alto por la avanzada edad de sus integrantes -el 73 por ciento de los atendidos tiene 80 años o más y la edad media es de 82- y por su elevado grado de dependencia -el 43,1 por ciento presenta un grado alto o muy alto-.

Leer más:  Francia aprueba la actualización de software que disminuirá la radiación en el iPhone 12

Impulsado por la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León, este programa comenzó en el año 2020 y concluirá en octubre de 2023 y ha contado con otros cuatro socios, la entidad European Social Network, la Diputación de Valladolid, la Universidad de Valladolid y la Fundación Personas, que ha sido la entidad encargada de proveer los servicios.

‘Rural Care’ forma parte del programa ‘A Gusto en Casa’ como una alternativa a la atención en centros residenciales «a través de la creación de hogares seguros, donde las personas pueden seguir residiendo mientras reciben apoyos, servicios y prestaciones ‘a la carta’ en función de sus necesidades y deseos, que les permitan vivir conforme a sus proyectos de vida».

Isabel Blanco ha destacado, además, la «neta ruralidad» del programa y ha defendido que «no sólo lleva consigo ventajas en el ámbito de los cuidados» ya que también supone «una oportunidad» para generar actividad económica, crear empleo, asentar población y fomentar la igualdad de oportunidades. De hecho, ha precisado, de los 50 asistentes personales que han trabajado con Fundación Personas, 48 son mujeres.

Leer más:  El Colegio de Psicología de Castilla y León está evaluando posibles sanciones éticas al psicólogo que confrontó a Puente en el tren

- Te recomendamos -