Inicio Castilla y León El precio de la vivienda usada en CyL baja un 0,1 por...

El precio de la vivienda usada en CyL baja un 0,1 por ciento durante el año de la pandemia

0

VALLADOLID, 6 (EUROPA PRESS)

El precio de la vivienda usada en Castilla y León bajó un 0,1 por ciento durante el año de la pandemia hasta situar el precio del metro cuadrado en 1.141 euros, según el último índice de precios de idealista recogido por Europa Press.

Cuatro provincias castellanoleonesas han experimentado caídas de precio durante los últimos doces meses. Encabeza estas caídas Palencia, donde las expectativas de los vendedores han bajado un 5%, seguida por León (-3,2%), Segovia (-0,8%) y Salamanca (-0,4%).

El resto de provincias tuvieron tendencias alcistas durante el último año con Soria (2,3%) a la cabeza, seguida de Valladolid (2,2%), Ávila (1,3%), Zamora (0,2%) Burgos (0,1%).

La provincia más económica para comprar es la de Ávila, que ha situado sus precios en 861 euros/m 2 , mientras que la provincia más exclusiva es Salamanca, donde el precio del metro cuadrado alcanza los 1.320 euros.

El comportamiento de las capitales castellanoleonesas ha sido dispar durante el año de la pandemia. Palencia encabeza las caídas con una bajada del 4,4% en los últimos doce meses. También cae el precio en las capitales de Zamora y Burgos (-1,4% en ambos casos), Segovia (-0,2%) y León (-0,1%).

Por el contrario en tres capitales sube el precio de la vivienda, estas son: Soria (4%), Ávila (2,9%) y Salamanca (0,1%). Los precios en la ciudad de Valladolid se han mantenido sin alteraciones durante los últimos doce meses. Salamanca marca los precios más exclusivos de la región (1.646 euros/m 2 ) y Ávila (1.108 euros/m 2 ) los más baratos.

Según Francisco Iñareta, portavoz de idealista, “al contrario de lo que ha ocurrido en el mercado del alquiler y de los pronósticos de muchos expertos del sector, la crisis provocada por la Covid-19 apenas ha tenido efecto en el mercado inmobiliario de compraventa. Los precios se han mantenido estables con pequeños ajustes tanto al alza como a la baja”.

El responsable de idealista añade que si bien el cierre de algunas operaciones ha tenido que aplazarse por el confinamiento y las medidas en positivo derivadas de la crisis sanitaria, la demanda de vivienda en venta no se ha contraído durante el año de la pandemia.

La actuación del BCE en lo referido a tipos, la inyección millonaria de la UE, los precios de las hipotecas en mínimos históricos y la confianza en una pronta recuperación han conseguido mantener el mercado.

“Durante los próximos meses es posible que el afianzamiento de los procesos de vacunación provoque mayores tensiones en la demanda de los grandes mercados, por lo que podríamos asistir a un incremento de las subidas”, concluye Iñareta.