Inicio Castilla y León Carnero reclama a la UE cerrar la PAC que gire sobre el...

Carnero reclama a la UE cerrar la PAC que gire sobre el agricultor profesional para dar “certidumbre” al sector

0

VALLADOLID, 21 (EUROPA PRESS)

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta, Jesús Julio Carnero, ha reclamado a las instituciones europeas que cierren la normativa que regulará la nueva Política Agrícola Común (PAC) para dar “certidumbre” al sector y que ésta de prioridad a la figura del agricultor profesional.

Así lo ha señalado, en declaraciones recogidas por Europa Press, en su primera comparecencia ante los medios de comunicación después de superar la Covid-19. Precisamente, sus primeras palabras han sido de agradecimiento para organizaciones agrarias, “compañeros” de Gobierno, en especial a Ángel Ibáñez y Juan Carlos Suárez-Quiñones, por la “responsabilidad” desarrollada al frente del departamento en su ausencia, y al presidente de la Junta Alfonso Fernández Mañueco, en un “momento personal tan complicado”.

Dicho esto, el consejero ha pasado a desgranar los puntos que se han tratado esta mañana en el Consejo Consultivo Política Agrícola Común presidido por el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y en el que han participado también el resto de las Comunidades Autónomas y que esta tarde ha trasladado a los representantes de las organizaciones agrarias (opas) en el Consejo Regional Agrario.

Así, Carnero ha recordado que el encuentro de esta mañana era preparatorio para el Consejo de Ministros de la Unión Europea que se celebrará los días 28 y 29 de junio, último consejo de la presidencia portuguesa. Consejo que se espera con “expectación” porque se debería cerrar la nueva PAC.

En este sentido, aunque asume que hay “divergencias” entre el consejo y el Parlamento europeo, ha reclamado “aunar esfuerzos” para trasladar al sector “certidumbre”. “Llevamos mucho tiempo hablando de la PAC y no se ha llegado a un acuerdo”, ha lamentado.

Ha señalado a la nueva arquitectura medioambiental como principal punto de “divergencia” entre el Parlamento Europeo y el Consejo. En este punto, ha recordado los conceptos que se manejan y que giran sobre la condicionalidad reforzada, los ‘ecoesquemas’ e intervenciones territoriales del segundo pilar que contribuyan a la ambición medioambiental.

Sobre la ‘condicionalidad reforzada’ o requisitos mínimos para percibir el pago básico que tendrán los agricultores y ganaderos, ha apoyado la exigencia de la rotación de cultivos debería sustituirse por la “diversificación” de cultivos para evitar que la práctica agronómica se convierta en una “práctica burocrática”.

Tampoco ha habido mucha variación con respecto a los ‘ecoesquemas’, nueva intervención en el primer pilar que tendrán un pago añadido por aplicar prácticas agrarias con mayor ambición ambiental y que superan por tanto la condicionalidad. Una vez más, Carnero ha pedido que se aplique de forma “flexible” e ir hacia un ‘ecoesquema’ “universal”. “Sería preferible reducir el porcentaje destinado a estas medidas, de hecho Castilla y León ha reivindicado no superar el 20 por ciento de los pagos directos al año en este nuevo periodo de programación. No obstante, en aras a llegar a un acuerdo, si finalmente el 25 por ciento es el valor de consenso, es imprescindible que se flexibilice su aplicación y que revierta la financiación no utilizada al pago básico”.

Por último, sobre la ‘contribución medioambiental del segundo pilar’, considera que las posturas están “muy cercanas”. “Para Castilla y León no es tanto que sea uno u otro, es más importante que computen para alcanzar ese porcentaje medidas como las ayudas a las zonas con limitaciones naturales, y a ser posible al cien por cieno, las propuestas están ahora entre el 60 y el 40 por ciento”, ha explicado.

AYUDAS ECOLÓGICAS

También es importante, ha continuado, posicionar en el segundo pilar las ayudas a la agricultura ecológica, tanto para arrancar con esta práctica como para mantenerla, esto permitirá alcanzar la contribución exigida. De hecho la agricultura ecológica debería ser una de las medidas “estrellas” del segundo pilar de la PAC, con un fuerte apoyo diferenciado.

En todo caso, ha aclarado, la ambición medioambiental de la nueva PAC debe ser “asumible” por los agricultores, no convertirse en una “carga” que frene la viabilidad de sus explotaciones.

Carnero reconoce que el ‘Pacto Verde’ es un “gran compromiso” de Europa por la sostenibilidad, sin embargo sus objetivos no han sido “ni evaluados ni contrastados”, por lo que ha pedido la implantación progresiva y evaluada de sus objetivos y no la “imposición”.

Además, el porcentaje de la convergencia también será una de las cuestiones a acordar en el debate europeo. “La propuesta de la Comisión determina que en 2026 todos los agricultores perciban como mínimo el 75 por ciento del pago básico medio de su región productiva, el Parlamento Europeo pretende el 100%, el Consejo ha cedido en sus pretensiones llegando al 85%, para la Junta la propuesta del Consejo demuestra dialogo y es procedente para llegar a un acuerdo”, añade.

LAS AYUDAS ASOCIADAS

Respecto a las ayudas asociadas la Junta apuesta por mantener, y si es posible aumentar las ayudas asociadas actuales, especialmente las ganaderas, incluyendo a la ganadería de lidia, y la puesta en marcha de un Programa Sectorial Nacional para el ovino-caprino para mejorar la competitividad y la comercialización de un producto tan característico de la agricultura mediterránea europea.

Por otra parte, Carnero ha advertido de que no se puede “consentir” que la PAC sea “sancionadora”. “Sobre esta propuesta que se ha puesto encima de la mesa en la negociación actual. Si lo que se pretende es utilizar la PAC como una herramienta sancionadora en materia laboral, por mal camino vamos. No nos parece apropiada esta propuesta. La normativa laboral tiene sus propios mecanismos y son estos y no otros los que hay que utilizar”, ha añadido.

Por último, ha reiterado que la agricultura familiar profesional debe ser la “bandera” de la agricultura europea, un modelo “sostenible” que permite a muchas familias del medio rural mantener su actividad y a la vez dar vida a las áreas rurales, por lo que, ha concluido, esta nueva PAC debe identificarse con este modelo productivo y tener elementos diferenciadores para los agricultores profesionales, “por lo menos en el pago redistributivo”.

“En conclusión, le hemos manifestado al Ministerio que se llegue a un acuerdo para trasladar certidumbre y que cuando se haya aprobado la PAC debe entrar en juego la aprobación del Plan Estratégico Nacional, por lo que queda muchísimo trabajo por hacer”, ha finalizado.