Inicio Castilla y León Aviso específico por peligro de aludes en Picos de Europa

Aviso específico por peligro de aludes en Picos de Europa

0

La Agencia de Protección Civil avisa del peligro de aludes existente en Picos de Europa desde el domingo 1 de diciembre hasta el martes 3, según la información facilitada por la Agencia Estatal de meteorología (AEMET).

En los Picos de Europa:

Como resultado de las abundantes precipitaciones registradas en noviembre, el manto de nieve tiene espesores importantes, encontrándose menos evolucionado en cotas altas, donde hay mayores acumulaciones y además existen estructuras inestables. A lo largo del domingo 1 y el lunes 2 de diciembre se esperan nevadas copiosas y persistentes, con la cota de nieve oscilando durante la mayor parte del episodio entre los 1.500 y 1.200 metros, y cayendo por debajo de los 1.000 metros al final. Es muy probable que estas nuevas nevadas dejen, en las cotas medias y altas, espesores superiores a 40-50 cm, elevando el nivel de peligro de aludes, por problemas de nieve reciente en general y nieve venteada en cotas altas.

Los aludes de nieve reciente sin cohesión se pueden producir de forma espontánea o accidental a cualquier hora del día (incluso durante la noche) en todas las orientaciones y a cualquier cota, aunque se estima que su tamaño y frecuencia irá en aumento a mayor altitud. Dichos aludes podrán causar daños a personas e infraestructuras, incluyendo la red viaria, siendo las laderas más propicias las de pendiente superior a 35º.

Por encima de 1.800-2.000 metros, el peligro de aludes aumenta por el problema adicional de nieve venteada, pues cabe esperar que a partir de dichas altitudes los vientos que acompañan a las nevadas formen acumulaciones de sotavento y numerosas placas, así como cornisas en las crestas y cordales. Dichas placas de viento se mantendrán frágiles y tardarán en estabilizarse debido al ambiente frío, y su rotura natural o accidental podría movilizar suficiente nieve para enterrar a una persona o incluso a un grupo. Será más probable encontrar placas por encima del límite del bosque, en canales y depresiones, así como en zonas protegidas cerca de cambios de pendiente o detrás de crestas.

Debido a los cambios de dirección del viento a lo largo de todo el episodio, se hallarán distribuidas por todas las orientaciones, aunque con mayor frecuencia y desarrollo en los sectores SE, S, SW y W.

Evolución del peligro:

Durante el domingo y el lunes, el nivel de peligro irá en aumento a medida que vaya nevando. Las bajas temperaturas retardarán la estabilización del manto, y el viento continuará transportando nieve y formando estructuras frágiles en las cotas altas. Aunque ya sin precipitaciones, el martes se mantendrá un nivel de peligro similar, e incluso la apertura de claros en las horas centrales puede activar la purga de las pendientes más pronunciadas, favoreciendo los aludes de nieve reciente.

Se recomienda extremar las precauciones, y no transitar por terreno desafiante o complejo sin escapatorias evidentes, o por áreas que susciten dudas.

La Agencia de Protección Civil recuerda algunas recomendaciones que conviene seguir en caso de ser víctima de un alud de nieve:

Al salir ponga el ARVA (Aparato de Búsqueda de Víctimas de Aludes) en emisión aunque parezca que no haya peligro. Compruebe, antes de salir, que los ARVA funcionen. Deberá llevar una pala y la sonda.

Consultar la predicción meteorológica y el boletín de peligro de aludes. No inicie la salida si el índice de peligro es superior a 3 en la escala europea.

Tras desencadenarse un alud:

Mantenga la calma e intente huir por el lateral más próximo en dirección diagonal y descendente.

Cierre la boca para que no se llene de nieve.

Agárrese a cualquier roca o árbol para no ser arrastrado.

Libérese de esquís, planchas o raquetas para evitar quedarse atrapado/a.

Si no encuentra agarradero, luche para permanecer a flote en el alud mediante movimientos natatorios contra la oleada y al mismo tiempo protegerse la cabeza de las rocas.

Si permanece sepultado, es importantísimo adoptar forma de bola y tratar de salir antes de que el alud se modere, antes que se detenga en el valle, porque se endurecerá en pocos minutos.

Para respirar aire, desplace la nieve con los brazos y con las rodillas e intente hacer una cámara respiratoria.

Antes de moverse se debe saber en qué posición se encuentra: haga gotear la saliva de los labios: Si va hacia la nariz es que se está boca abajo.

Si no puede salir, no haga esfuerzos inútiles, muévase lo menos posible, respire lentamente y atienda la ayuda.

Ante cualquier situación de emergencia contacte con el 1-1-2.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre