Inicio castilla-la mancha Sordo delimita a “cuestión de días o de horas” el cierre del...

Sordo delimita a “cuestión de días o de horas” el cierre del acuerdo sobre pensiones

0

TOLEDO, 21 (EUROPA PRESS)

El secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Unai Sordo, ha asegurado que el acuerdo en materia de pensiones está en disposición de cerrarse “en cuestión de días o en cuestión de horas”, y aunque queda “flecos por cerrar”, ha confiado en que ese acuerdo sea tripartito entre Gobierno, organizaciones empresariales y sindicales.

“Eso le daría una fortaleza enorme a ese acuerdo y mandaría un mensaje muy positivo a la sociedad española”, ha indicado Sordo, que se ha pronunciado así en declaraciones a los medios minutos antes de la apertura del 13 Congreso estatal de la Federación de Pensionistas y Jubilados que se celebra en Toledo.

En este contexto, ha asegurado que el acuerdo posiblemente “se va a dar a lo largo de esta semana”, aunque aún no está cerrado totalmente, y se ha mostrado “optimista” al respecto, pues “va a ser cuestión de pocos días que esto finalmente vea a la luz”.

Un acuerdo, ha detallado, que “necesariamente tiene que conllevar la derogación de la reforma de las pensiones del PP de 2013 y que tiene que lanzar el mensaje de que el sistema público de pensiones es viable, con pensiones públicas suficientes, siempre y cuando haya voluntad política y recursos económicos para que esas pensiones futuras suficientes sean insertadas dentro del sistema público”.

Además, tendría que incluir, según el secretario general de CCOO, la derogación del índice de revalorización de las pensiones, volver a garantizar su revalorización con el IPC, la eliminación del factor de sostenibilidad y acometer “todo un paquete de medidas” sobre ingresos, que puede llegar al 2% del PIB, que se tendrán que desarrollar en los próximos años para reforzar la estructura de ingresos de la Seguridad Social y lanzar un mensaje de “certidumbre”, el de que las políticas públicas se van a ocupar de la situación de las pensiones actuales pero también de las de las próximas tres décadas, hasta el año 2048.

En cuanto a los flecos que quedan por cerrar, ha admitido que los acuerdos de pensiones “son complejos de trasladar a un acuerdo”, pues “tienen tirones en cada coma y cada punto”, pero ha precisado que sobre los grandes elementos centrales en los que habían tenido disputa “las cosas están muy avanzadas”.

Cosas que básicamente tienen que ver con una derogación de aspectos de la reforma de las pensiones de 2013, con un paquete de medidas que se tienen que desarrollar en próximos meses y años sobre los ingresos del sistema, otros como el régimen de cotización de los trabajadores y trabajadoras autónomas, o medidas sobre las jubilaciones anticipadas o demoradas, ha explicado.

PACTO INTERGENERACIONAL

Al margen de este asunto, Unai Sordo ha defendido la necesidad –que se abordará durante la cita congresual– de que en el futuro las políticas públicas atiendan al envejecimiento de población española y, en este sentido, ha apuntado que uno de los grandes retos del país y toda Europa es hacer frente al envejecimiento paulatino que se ha dado en las sociedades.

“Creemos que los fondos europeos son una magnífica oportunidad para consolidar ese gran pacto intergeneracional que necesita nuestro país, que pasa por reconstruir un modelo de contrato social donde la situación de la atención a personas en situación de dependencia que necesiten cuidados es un pilar fundamental del que se está hablando demasiado poco”, indicó.

Según el dirigente de CCOO, para hacer frente a ese pacto hay que “reformar de forma muy intensa los sistemas sanitarios y sociosanitarios, desde una perspectiva de que la salud tiene que abordarse desde la prevención”, así como mejorar los recursos para la sanidad pública, elevar el gasto en sanidad por encima del 7% del PIB y destinar un cuarto de este gasto público a reformar los servicios de proximidad y la Atención Primaria.

Igualmente, hay que “recomponer” un modelo de atención a los ciudadanos y la situación de dependencia, donde la ayuda domiciliaria y las residencias “tienen un papel fundamental”, así como “repensar” el papel de las residencias en el futuro, y los distintos modelos de atención a situaciones de vejez pues “no todo el mundo va a moverse en el binomio de estar en su casa o en residencia, se tienen que buscar otras fórmulas”.

El sindicato demanda también una auditoría sobre cómo han funcionado las residencias en esta pandemia para fundamentalmente conocer qué ratio había, qué gestión se ha hecho desde el ámbito público y también desde el privado, “que se ha comido la tarta los últimos años”, y rehacer el modelo.