Inicio castilla-la mancha La restaurada réplica de la Gran Dama Oferente luce ya en los...

La restaurada réplica de la Gran Dama Oferente luce ya en los jardines del Ayuntamiento de Albacete

0

ALBACETE, 9 (EUROPA PRESS)

La réplica de la Gran Dama Oferente del Cerro de los Santos que se instaló en 1973 en la plaza del Altozano, ya luce en los jardines del Ayuntamiento de Albacete, nueva ubicación tras su restauración, un lugar más visible para uno de los vestigios más importantes de la cultura ibérica que pobló nuestra provincia hace más de 23 siglos.

“Una ciudad que respeta y difunde su legado histórico, es una ciudad preparada para afrontar los retos del futuro”, ha subrayado el alcalde, Vicente Casañ, tras retirar la tela que cubría la réplica recién restaurada, en un acto en el que han intervenido el vicealcalde, Emilio Sáez; el concejal de Participación, Manu Martínez, y la viceconsejera de Cultura, Ana Muñoz, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El alcalde ha agradecido a todos aquellos ciudadanos y entidades que se han implicado en esta puesta en valor de la réplica de la Dama Oferente. “Albacete crece y lo hace por donde quiere su ciudadanía”, ha señala, para aplaudir la ubicación elegida para instalar esta réplica, pues contribuirá a la divulgación de esta figura escultórica.

“Antes estaba debajo de un árbol, y muchos ciudadanos no sabían ni de su existencia, ahora se convertirá en un referente urbano que contribuirá a dignificar la huella de nuestra historia”, ha manifestado.

VISITAS GUIADAS

La viceconsejera, por su parte, ha anunciado que el Gobierno regional realizará visitas guiadas gratuitas a la exposición permanente de la cultura ibérica del Museo de Albacete para celebrar el 150 aniversario del descubrimiento de la ‘Gran Dama Oferente’ del Cerro de los Santos.

En sus declaraciones, Muñoz ha subrayado que La Gran Dama Oferente del Cerro de los Santos y el conjunto de piezas de la historia del arte íbero que existen en el Museo provincial de Albacete convierten a esta ciudad en referente dentro del panorama nacional”, y ha afirmado que esta época de la historia del arte “debemos ponerla en relieve por su importancia trascendental”.

Además, ha comentado que la idea de estas visitas guiadas, que se suman a las acciones que se están haciendo para celebrar la efeméride, “es la de contextualizar la mítica pieza en su cronología y cultura, utilizando para ello el vasto patrimonio coetáneo que contiene el museo albacetense”.

RESTAURACIÓN Y TRASLADO

Con esta restauración y traslado a un espacio más visible de réplica de la Dama Oferente, se pone en valor esta figura icónica del arte íbero y de la huella dejada en la provincia de Albacete. Su localización anterior, bajo un árbol en el Altozano, hacía que pasase desapercibida para la ciudadanía, de ahí que se le haya buscado una ubicación más adecuada y se haya aprovechado para llevar a cabo su necesaria restauración.

El concejal de Participación no ha ocultado la satisfacción por ver culminada esta propuesta surgida de la ciudadanía, a través de una iniciativa presentada al Foro Abierto Albacete por la Asociación de Amigos y Amigas del Instituto de Estudios Albacetenses (IEA).

‘La Gran Dama Oferente’ fue descubierta en el año 1870 en el Cerro de los Santos de Montealegre del Castillo (Albacete) y adquirida por el Museo Arqueológico Nacional, donde ingresó en 1873. La obra, realizada en piedra caliza, representa a una mujer de cuerpo entero dispuesta sobre un pedestal.

En el año 1973, a petición del Ayuntamiento y del pueblo de Albacete, se elaboró una reproducción de la obra, que se instaló en los jardines de ‘El Altozano’. Debido a su deterioro, en el 2020 se retiró para ser restaurada.

Aceptada la propuesta, se abrió un proceso de cuestación popular que permitió recaudar los 3.000 euros necesarios para la restauración de la réplica, gracias a las aportaciones de una veintena de ciudadanos a título individual y la colaboración de empresas como Aguas de Albacete, Vectalia, Fundación Globalcaja, Dedarius e Instituto de Estudios Albacetenses.

La réplica ha sido restaurada por José Martínez Soler en su taller de Liétor y ahora luce sobre una peana en los jardines que hay junto a la Casa Consistorial, donde además se ha instalado una placa divulgativa sobre esta pieza, cuyo original que se conserva en el Museo Arqueológico Nacional.

LA GRAN DAMA OFERENTE

La Gran Dama Oferente representa a una mujer de cuerpo entero que viste hasta tres túnicas y cubre su cuerpo y cabeza con un manto que cae formando pliegues simétricos, cuyos extremos rematan en dos borlones que caen sobre la túnica superior. Su pelo largo y trenzado está adornado con una diadema y rodetes; luce además una cinta en el cuello, collares en el pecho y en las manos porta anillos y un vaso, un recipiente que delata su condición de oferente.

Su hallazgo tuvo lugar en 1870, cuando los Padres Escolapios de Yecla realizaron las primeras excavaciones en el Cerro de los Santos. Diez años antes, en 1860, un vecino de Corral Rubio, Juan de Dios Aguado y Alarcón, había hecho llegar un informe a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando que, a su vez, lo trasladó a la Real Academia de la Historia, dando cuenta del hallazgo de esculturas en dicho paraje.

La Gran Dama Oferente, la escultura más importante de las encontradas en este yacimiento, fue adquirida a un coleccionista por el Museo Arqueológico Nacional en 1873, evitando así el éxodo a París que vivieron muchas esculturas íberas. Un siglo después, en 1973, el Ayuntamiento de Albacete manifestó su interés por contar con una réplica de esta figura.

En un primer momento, el Museo Arqueológico Nacional no accedió a la solicitud de que se hiciese una copia, negativa que obligó a intervenir a la Dirección General de Bellas Artes, cuya mediación hizo posible que la ciudad de Albacete tuviese una réplica que es la que ahora se ha restaurado.

La notoriedad alcanzada por la figura de la Gran Dama Oferente ha motivado que sea reproducida y exhibida en diversas ocasiones, por ejemplo, para las exposiciones universales de Viena (1873) y París (1878). Su figura ha evocado a más de un artista, desde Picasso que creó su Dama Oferente, pasando por escultores como Garrigós, Planes o Agustín Casillas que modeló en 1989 la Salmantina Oferente.