Inicio Cantabria Tolerancia 0 al Bullying advierte que la pandemia ha desplazado el acoso...

Tolerancia 0 al Bullying advierte que la pandemia ha desplazado el acoso escolar a las redes sociales

0

La asociación insiste en que hay más casos de acoso escolar de los que se contabilizan

SANTANDER, 4 (EUROPA PRESS)

La asociación Tolerancia 0 al Bullying ha alertado hoy que la pandemia de coronavirus ha desplazado el acoso escolar de las aulas a las redes sociales, “quedándose fuera de control e invisivilizando”, por lo que ha instado a seguir “visibilizando y luchando” contra esta lacra.

Además, ha reiterado que existen más casos de acoso escolar de los que se contabilizan en las estadísticas oficiales, que únicamente tienen en cuenta los protocolos abiertos por los centros escolares.

“En muchas ocasiones, contemplamos cómo se reducen drásticamente los datos sobre la incidencia y el número de casos de acoso escolar, dando de alguna manera la falsa esperanza de que no existen problemas de convivencia y acoso escolar en los colegios”.

Así lo ha denunciado hoy en el Parlamento de Cantabria la presidenta de la citada asociación, Lourdes Verdeja, durante el acto celebrado este mediodía en el patio de la Cámara con motivo del Día Internacional contra el Acoso Escolar, el 2 de mayo, en el que ha leído un manifiesto contra el bullying que ella misma sufrió; una “horrorosa situación” que le dejó “heridas” que “siguen sintiéndose recientes”.

Hoy, ha insistido en que “hay un problema obvio de contabilización en los casos”, ya que la mesa del Observatorio de la Convivencia sigue tomando como referencia para este contaje única y exclusivamente los protocolos abiertos por los centros escolares, “como si esto fuese un método fiable para determinar si hay o no acoso escolar en un centro”, ha reiterado.

En este sentido, Tolerancia 0 al Bullying sigue recibiendo casos de acoso escolar que no llegan a contabilizarse como “oficiales” en los datos de la comunidad. En concreto, la asociación tiene constancia de 112 llamadas, 75 supuestos casos de acoso y 48 protocolos abiertos convivencia.

Según los datos oficiales de la Unidad de Convivencia de la Consejería de Educación, en el curso 2019-2020 se activó el protocolo en 47 casos y se constató la existencia de acoso escolar en siete de ellos. En el primer trimestre de este curso, el protocolo de acoso escolar se ha activado en once casos y se ha constatado acoso en dos de ellos.

Según Verdeja, esta diferencia de casos viene de que no todos son gestionados por los centros “por falta de entendimiento, falta de comprensión del problema o por no considerarlos importantes”.

Además, ha subrayado que la situación excepcional motivada por la pandemia de coronavirus “hace que se hayan hecho más invisibles los casos que existían anteriormente” y, aunque “probablemente” el problema en las aulas se ha atenuado por el mayor control por motivos sanitarios, se ha desplazado a las redes sociales, que ya eran un foco, “quedándose fuera de control e invisivilizando, que es lo peor”.

“Debemos seguir visibilizando y luchando contra el acoso escolar, legislando y educando en valores a nuestros hijos, y proteger la que debería ser la etapa más feliz de sus vidas, la infancia, el patio del recreo en el que vivirán el resto de sus vidas”, ha remarcado.

Verdeja ha relatado su experiencia personal cuando sufrió acoso con 11 años, cuando conoció “la ansiedad, el miedo al rechazo y la falta de autoestima”, reconociendo que “nunca” lo ha contado todo y que incluso pensó en “dejar de aguantar”.

Ha denunciado que no solo está “el acoso como tal” sino “la indiferencia, la continua imposición de silencio”, la culpabilización del que lo sufre, lo que dificulta la detección y erradicación del problema, “menospreciando el dolor irreparable de meses prolongados de calvario en el lugar que se supone que debería ser el más seguro para los estudiantes”.

Por eso, en el manifiesto, Verdeja solicita que se actúe “de manera urgente para impedir que el colegio se convierta en el infierno permanente de los que se ven obligados a ir día tras día…, donde son silenciados, invisibilizados, atemorizados e injustamente señalizados y estigmatizados”.

Dirigiéndose a los diputados, les ha pedido que, frente a quienes miran para otro lado, cumplan con su labor de proteger a los ciudadanos sin olvidar a los más vulnerables, los estudiantes, niños y adolescentes”.

SOLIDARIDAD FRENTE A INDIFERENCIA

Por su parte, el presidente del Parlamento de Cantabria, Joaquín Gómez, ha reivindicado hoy “solidaridad con la víctima y rechazo al agresor” para erradicar el acoso escolar de escuelas e institutos “que tienen que ser lugares seguros”.

Gómez se ha dirigido a los “indiferentes”, a aquellos compañeros que no se atreven “a plantar cara a los acosadores” o que aceptan estas conductas “como algo inevitable”, a quienes ha dicho que “hay que defender y proteger a las víctimas, denunciar su comportamiento”.

Así, ha pedido educar a los jóvenes para que se impliquen en esta lucha contra el acoso escolar. “Que sea el acosador, y no la víctima, quién tropiece con el rechazo de todos sus compañeros”, ha defendido.

En este sentido, ha subrayado que cuando un niño sufre acoso, se le cambia de colegio, “pero el acosador sigue sentado en su pupitre y, tal vez, no tarde en encontrar otra víctima”. Por ello, considera necesario “trabajar con ellos y con sus familias para corregir estas conductas”.

Al acto han asistido la consejera de Presidencia, Paula Fernández; la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones; los miembros de la Mesa Emilia Aguirre y Diego Marañón, y los portavoces parlamentarios Pedro Hernando (PRC), Noelia Cobo (PSOE) y Félix Álvarez (Ciudadanos), además del diputado popular César Pascual. A ellos se ha sumado la concejala de Salud del Ayuntamiento de Santander, Noemí Menéndez; el teniente de alcalde de Cabezón de la Sal, Javier Gutiérrez, y la concejala del Ayuntamiento de Noja, Rocío Gándara.