Inicio Cantabria STEC convoca el viernes una huelga del personal interino de educación en...

STEC convoca el viernes una huelga del personal interino de educación en Cantabria, el 37% del total

0

SANTANDER, 14 (EUROPA PRESS)

El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Cantabria (STEC) ha convocado este viernes una huelga del personal interino de la educación de la comunidad autónoma, donde representa el 37% del total, contra la “supresión de las interinidades” que planea el Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

Así lo ha anunciado hoy el sindicato en una rueda de prensa en la que ha explicado que, con esta acción, se suma a la jornada de huelga del 18 de junio convocada a nivel estatal por su Confederación Intersindical en protesta por el llamado ‘Plan Iceta’, con el que el Ministerio de Función Pública pretende dar solución al problema de las altas tasas de temporalidad que hay en el conjunto de las administraciones públicas.

Mientras que la Confederación Intersindical hace un llamamiento de huelga a nivel estatal a todo el personal en situación de interinidad o temporal que trabaja en todas las administraciones públicas, a nivel de Cantabria, el STEC la convoca solo para el sector educativo, que es donde tiene representación y es el sindicato mayoritario.

STEC viene denunciando desde hace tiempo el problema laboral que suponen las altas tasas de interinidad que existen en el sector docente en Cantabria, donde algo más de uno de cada tres docentes es interino. La tasa es más alta en Secundaria (casi un 45%) que en Infantil y Primaria (28%).

Pero, además, al problema laboral por lo que supone de “precariedad para un colectivo muy grande de enseñantes”, se suma otro para el conjunto del sistema educativo, “que se ve muy lastrado por la inestabilidad de buena parte de sus claustros”.

En este contexto, para STEC el proyecto que plantea el ministro Miquel Iceta no solamente no soluciona el problema, sino que “va a poner a buena parte del colectivo interino al borde del despido y va a generar nuevos problemas y más precariedad”, lo que es “intolerable” a juicio del sindicato, que también advierte que, en última instancia, “perjudicará a la calidad de los servicios públicos”.

El conocido como Plan Iceta modifica el artículo 10 del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) para obligar a todas las administraciones públicas a sacar en una oferta pública de empleo (OPE) todas las plazas que vienen siendo ocupadas por personal interino durante tres años consecutivos.

Para ello, prevé un mecanismo sancionador que consistirá en la supresión de esa plaza durante un año completo si no sale en la OPE. De esta manera, el Ministerio “piensa reducir de forma expeditiva” las tasas de interinidad hasta situarlas por debajo del 8%.

STEC y la Intersindical rechazan el plan porque, a su parecer, una oferta pública masiva de plazas hasta reducir la interinidad por debajo del 8%, si no va acompañada de un sistema transitorio y excepcional de acceso a la función pública, “pondrá a miles de personas interinas ante la tesitura de jugarse a una sola carta su continuidad en el sistema”.

Al respecto, demandan que se negocie una “solución excepcional” para “el conjunto de miles de interinos de los que el Estado ha estado abusando durante muchos años y de las que ahora puede desprenderse sin ningún tipo de sanción”.

Además considera “ilógico” para la calidad de los servicios públicos en general, y para el educativo en particular, que la solución al problema de la interinidad se traduzca en la pérdida de todo un capital humano, “miles de profesionales que cuentan con una dilatada experiencia, que han demostrado sobradamente su cualificación para el trabajo y con los que el Estado ha invertido mucho en su formación”.

También le preocupa que el mecanismo sancionador que prevé el Plan Iceta de suprimir durante un año completo una plaza estructural si no sale a la OPE derive en formas de contratación de mayor precariedad.

En el caso de la Consejería de Educación, STEC cree que afectará al modelo de listas de interinidades “de forma nefasta” porque plazas estructurales a la que antes les daba el tratamiento de vacante (y, por tanto, estaban cubiertas por una persona interina desde el 1 de septiembre hasta el 31 de agosto), si la Administración no quiere incluirlas en la OPE y a la vez quiere evitar su supresión, pueden convertirse en plazas no estructurales y cubrirse no por el sistema de nombramiento de año completo sino como una sustitución, sin incluir los meses de verano. “Es decir, el trabajo interino se volverá más precario y de peor calidad”, ha advertido STEC.

Por último, el sindicato ha criticado “la actitud” del ministro con respecto a su plan de reducción de las interinidades, primero con “posiciones calculadamente ambiguas”, y ahora, en fechas próximas al periodo vacacional, cuando la capacidad de respuesta es menor, “conocemos este Plan que no tiene en cuenta para nada la situación tan excepcional que se ha ido formando con este volumen tan grande de personas en situación de interinidad”.

“El maltrato al que somete al colectivo, olvidando que ha habido un abuso reiterado de la temporalidad por parte de la Administración, el no dar ninguna alternativa a todas estas personas, la negativa a hablar y dialogar con otras organizaciones que, como la nuestra es mayoritaria a nivel de educación en el conjunto del Estado, para buscar una solución” es lo que ha llevado a la huelga del viernes, ha concluido.