Inicio Cantabria El INFOCANT ha cambiado la fase de preemergencia e incluido un índice...

El INFOCANT ha cambiado la fase de preemergencia e incluido un índice de gravedad para los incendios

0

El Gobierno incorpora nuevos criterios y directrices en el Plan para mejorar la eficacia

SANTANDER, 17 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Presidencia ha definido los criterios que marcarán la activación de las fases de preemergencia y emergencia del Plan Especial de Protección Civil de emergencias por incendios forestales (INFOCANT) de la comunidad autónoma y ha incorporado novedades como la asignación de un índice de gravedad potencial a cada fuego declarado.

El Boletín Oficial de Cantabria (BOC) ha publicado este viernes la resolución de la Consejería de Presidencia por la que se aprueban los nuevos criterios.

La necesidad de adaptar el INFOCANT a la directriz básica estatal de planificación de protección civil de emergencias por incendios forestales ha llevado al Gobierno de Cantabria a asignar a todos y cada uno de los incendios declarados el Índice de Gravedad Potencial (IGP), así como cambios en la fase de preemergencia o de alerta, orientada a servir de conexión o puente entre el escenario de emergencia ordinaria y el posible de emergencia extraordinaria o de protección civil.

De esta manera, las direcciones generales de Montes y Biodiversidad y de Seguridad y Protección Ciudadana han fijado una serie de criterios y directrices para la activación de las fases de preemergencia y emergencia del INFOCANT con el fin de conocer, en un momento determinado, el IGP de los incendios forestales no extinguidos para poder prever las posibles consecuencias de cada uno de ellos y definir la situación global por incendios forestales.

Para ello, a cada incendio forestal acaecido en la región se le asignará por la Dirección General competente en materia de extinción de incendios forestales un IGP que podrá variar en función de la evolución del incendio y de las condiciones meteorológicas, entre otros factores, y cuyo valor podrá oscilar entre el 0 y el 3.

Leer más:  Torrelavega aprueba un modificado presupuestario de 4,8 millones sin la oposición, que considera "improvisado"

La Dirección General de Montes y Biodiversidad mantendrá permanentemente informada a la Dirección General de Seguridad y Protección Ciudadana, a través del Centro de Atención de Emergencias CAE-112, de la situación de los incendios forestales, tanto en lo que se refiere al número como a la IGP, y para una mayor eficacia en la comunicación entre órganos todos los incendios notificados tendrán una IGP-0, salvo que la Dirección General de Montes y Biodiversidad informe de otro valor de IGP para un incendio concreto.

Además, la resolución establece un operativo de emergencia ordinario, integrado por todos los medios y recursos propios del Gobierno de Cantabria (operativo de la Dirección General competente en materia de incendios y los bomberos del SEMCA), los contratados o convenidos por el Ejecutivo autonómico con esta finalidad, así como cualquier otro medio con despacho automático en el ámbito de trabajo donde se produzca el incendio o que tengan asignado dicho ámbito como zona de actuación preferente.

NUEVA FASE DE PREEMERGENCIA

En lo que se refiere a la nueva fase de preemergencia, se activará cuando haya una situación de simultaneidad de incendios forestales calificados como IGP 0 en las que quepa prever el desbordamiento del operativo ordinario y haga aconsejable el despliegue en tareas de apoyo de medios municipales o autonómicos.

En cualquier caso, el órgano competente activará esta fase cuando desde el Centro de Atención de Emergencias se le notifique la existencia de, al menos, 20 incendios forestales simultáneos en Cantabria con IGP 0.

Dado que la situación de incendios forestales simultáneos activos es muy dinámica, ésta se activará cuando el límite de 20 incendios se encuentre consolidado con el fin de evitar activaciones coyunturales en situaciones que se alcancen puntualmente los 20 incendios durante 2 o 3 horas.

Leer más:  Un hombre es acusado de abusar de una mujer con discapacidad intelectual y se le pide una condena de cinco años

De esta manera, se activará cuando alcanzando un número significativo de incendios, tomando como referencia la cifra de 20, se prevea que la situación empeore o, al menos, se consolide durante las próximas 12 horas.

Esta fase también se activará en situaciones de incendios forestales calificados como IGP 0 en los que, aun pudiendo ser controlados con los medios y recursos del dispositivo propio de las emergencias ordinarias, se soliciten o se incorporen otros medios del Estado.

También se activará esta nueva fase de preemergencia cuando haya situaciones de incendios forestales calificados como IGP 1 y, en concreto, cuando exista uno o varios incendios con IGP 1 que generen emergencia extraordinaria, es decir, con riesgo de afectación a la colectividad que, de no atajarse, se conviertan en una catástrofe.

Por lo tanto, situaciones con varios IGP 1 o IGP 2 cuando la afectación tiene carácter puntual y no presenta riesgo a la colectividad no justifican en sí mismo la activación de la fase de preemergencia.

Otra situación en la que se deberá activar la preemergencia es cuando, como consecuencia de uno o varios incendios forestales, alguno de los municipios afectados activa la fase emergencia de su Plan Territorial de Protección Civil.

FASE DE EMERGENCIA

La fase de emergencia, por su parte, se corresponde con un escenario en el que la situación ya se ha producido y, por encima del simple seguimiento, requiere de la adopción de medidas preventivas o el establecimiento de medidas leves para proteger a las personas, sus bienes o el patrimonio.

Esta situación puede acontecer bajo el escenario de una gravedad intrínseca de un incendio, más propia del ámbito mediterráneo y siendo, al menos por el momento, excepcional en Cantabria. La activación de la fase de emergencia, en este caso, requiere un IGP 2 o 3, la existencia de emergencia de naturaleza extraordinaria de carácter grave y el despliegue, al menos parcial, del dispositivo extraordinario.

Leer más:  El Ayuntamiento de León nombró el pasado sábado Hijos Adoptivos de la Ciudad a alumnos y profesores de la Academia del Aire

Por otro lado, la fase de emergencia puede acontecer bajo el escenario de situaciones de simultaneidad y, en concreto, cuando el número de incendios simultáneos sea tal que sea necesario iniciar acciones de triaje, es decir, que empieza a existir carencia de medios del operativo ordinario, de forma que incendios a los que en condiciones normales se acudiría, se dejan a propagación libre.

También cuando existen problemas de valoración de incendios, es decir, el número de incendios simultáneos en una o varias comarcas dificulta o imposibilita la correcta valoración de todos ellos.

Como referencia se puede utilizar el número de 30 incendios activos simultáneos consolidados, teniendo en cuenta la situación de presión a la que se encuentre sometido el operativo.

Mientras que la activación o desactivación de la fase de preemergencia compete al titular de la Dirección General competente en materia de protección civil y gestión de emergencias, la de emergencia corresponde a la Dirección del Plan.

En el caso de la fase de preemergencia, exige la coordinación entre las direcciones generales competentes en materia de extinción de incendios forestales y de Protección Civil a la hora de establecer una comunicación permanente entre ambos órganos y un intercambio de datos e información de la situación, además del seguimiento conjunto y permanente de la situación y la adopción de decisiones de forma consensuada.

Estos nuevos criterios se han publicado tras aprobarse la semana pasada en el Parlamento una iniciativa que pedía al Gobierno regional elaborar un protocolo que marcara las directrices para la activación de las fases de preemergencia y emergencia del INFOCANT.


- Te recomendamos -