Inicio Cantabria Crecen en Cantabria los hogares unipersonales y de parejas sin hijos convivientes...

Crecen en Cantabria los hogares unipersonales y de parejas sin hijos convivientes y caen los monoparentales o con hijos

0

La cifra de hogares sube un 0,54%, con un tamaño medio de 2,37 miembros, de los de menor tamaño del país

SANTANDER, 7 (EUROPA PRESS)

Cantabria experimentó en 2020 un incremento en el número de hogares y, entre ellos, en los unipersonales y los de parejas sin hijos convivientes, que crecieron un 2,2% y un 3,79%, respectivamente, mientras que cayó un 6% los monoparentales y un 2,55% aquellos en los que viven hijos, según datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La cifra de hogares aumentó en Cantabria un 0,54% durante 2020, hasta alrededor de 242.400 hogares, un incremento por debajo de la media nacional, que ha sido del 0,7%.

En ellos, conviven de medida dos personas (2,37), situándose los hogares de Cantabria entre los de menor número de miembros, solo por encima de Asturias y Castilla y León.

En detalle, Estadística contabiliza en Cantabria 69.700 hogares unipersonales, 26.400 monoparentales y 49.300 formados por parejas sin hijos. También constan 72.500 en los que conviven parejas con hijos.

Además, 11.300 hogares están compartidos entre un núcleo familiar con otras personas que no forman núcleo; y 8.900 por personas que no forman ningún núcleo familiar entre sí, y 5.100 en que son de dos o más núcleos familiares.

El tipo de hogar más común en la comunidad es el de dos personas, un 30,8% del total; seguido del unipersonal, con un 28,7%; el de tres personas supone un 20,9%; y los de cuatro personas un 15,4%. Finalmente, los de cinco miembros o más representan un 4.3% del total de hogares en Cantabria.

La cifra de personas mayores de 65 años que viven solas creció casi un 5% durante 2020 en Cantabria, hasta los 29.600 hogares. La mayoría son mujeres (18.500).

En los hogares unipersonales, en la mayoría de casos se trata de una persona soltera (36.000), seguido de personas viudas (17.800), divorciadas (9.600) o separadas (2.400).