Inicio Asturias Los grupos parlamentarios, a excepción de Vox, suscriben una declaración conjunta

Los grupos parlamentarios, a excepción de Vox, suscriben una declaración conjunta

0

OVIEDO, 25 (EUROPA PRESS)

Los grupos Parlamentarios Socialista, Popular, Ciudadanos, Podemos Asturies, Izquierda Unida y Foro, es decir todos a excepción de Vox, han firmado una declaración conjunta para condenar la violencia contra las mujeres con motivo del Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres. Lo han hecho ante la imposibilidad de poder aprobar una Declaración Institucional por la oposición de Vox.

En la declaración suscrita los grupos declaran «su compromiso firme con el principio de igualdad entre hombres y mujeres, su voluntad de reforzar las políticas activas y preventivas contra todas las formas de violencia contra las mujeres y su intención de promover un cambio cultural que la rechace, acabe con la impunidad e impida que la violencia pase de generación en generación» y una vez más manifiestan su apoyo a todas las víctimas a las que recuerdan que «no están solas».

«Necesitamos declararlo cada año porque la violencia contra las mujeres y las niñas, esa persistente «crisis silenciosa y endémica» en palabras de Naciones Unidas, sigue arrojando números y datos que estremecen, porque sabemos bien que no son solo números ni datos», aseguran.

En este sentido recuerdan que la reciente Macroencuesta de violencia contra la mujer 2019, el 34,2% de las mujeres han sufrido violencia por parte de sus parejas o exparejas, el 47,2% no han denunciado ni han utilizado los servicios públicos de ayuda y el 40,4% de las mujeres ha sufrido acoso sexual a lo largo desu vida.

«Números más desgarradores aún, en 2020 han sido asesinadas 38mujeres, y 19 niños y niñas han quedado huérfanos.1 Dos de esas mujeres, Lorena Dacuña y Susana Criado, eran nuestras vecinas; sus asesinatos nos llenaron de dolor e indignación en su momento y hoy nos siguen doliendo e indignando», añaden en el texto.

Destacan además que en este año 2020 esa «crisis silenciosa y endémica» que persiste arraigada en la desigualdad estructural entre mujeres y hombres, se ha visto agravada por la pandemia del covid-19 volviéndose especialmente terrible para las víctimas de la violencia doméstica.

En este contexto inciden en que tanto desde el Gobierno de España como desde el Gobierno de Asturias se tomaron medidas para dar una respuesta esencial en esos momentos excepcionales.