Inicio Asturias El Consejo de Patrimonio aprueba iniciar los trámites para declarar Bien de...

El Consejo de Patrimonio aprueba iniciar los trámites para declarar Bien de Interés Cultural el ara de la Fortuna Balnearia

0

La decisión refuerza la protección de la pieza, que ya estaba incluida en el Inventario de Patrimonio, y posibilita que el Estado pueda declararla inexportable por su valor histórico excepcional. El organismo ha emitido el informe final favorable a la catalogación de BIC de los restos de la iglesia medieval de Santa María de Tina y de la ermita de Santu Medé, ambas de Ribadedeva

El pleno del Consejo del Patrimonio Cultural de Asturias ha acordado hoy iniciar los trámites para declarar como Bien de Interés Cultural (BIC) el ara de la Fortuna Balnearia, con el fin de reforzar la protección con que cuenta actualmente y posibilitar que desde el Estado se pueda considerar la pieza inexportable, dado su valor histórico excepcional y su especial importancia para la historia de Gijón y Asturias. A lo largo de la última semana, la Consejería de Cultura, Política Llingüística y Turismo ha realizado los trámites oportunos para garantizar el cumplimiento de la legalidad en relación con la pretensión de la propiedad de vender esta pieza en una casa de subastas de Madrid, al margen del procedimiento y la normativa fijada en la Ley de Patrimonio Cultural de Asturias. Fruto de las gestiones del Gobierno asturiano, en colaboración con el Ministerio de Cultura, se ha logrado que la pieza no se incluya en la subasta anunciada para el 5 de febrero. El ara de la Fortuna Balnearia fue encontrada en 1820, hace ahora doscientos años, en el barrio de La Mortera, en Tremañes (Gijón). La lápida es un bloque paralelepípedo de arenisca en la cual se distribuye un texto repartido en siete líneas, enmarcadas la superior por una cenefa moldurada y dos rosetones. En la parte inferior, bajo la cenefa igualmente moldurada, se representa un adorno geométrico de semicírculos concéntricos. Tanto la parte inferior como la superior de la pieza se encuentran deterioradas. El texto cuenta con un trazado regular y letra bien definida, lo que apunta una cronología aproximada de época flavia. La traducción de la inscripción es la siguiente: T(itus) Pompeius Peregrinianus a(ladiosa) Fortuna de los baños, para su salud y la de los suyos. Santa María de Tina y Santu Medé El pleno, que ha estado presidido por la consejera de Cultura, Política Llingüística y Turismo, Berta Piñán, ha aprobado también el informe final favorable a la declaración como BIC de los restos de la iglesia medieval de Santa María de Tina y de la ermita de época moderna de Santu Medé, ambas en el concejo de Ribadedeva. Estos monumentos son dos ejemplos destacados de la arquitectura religiosa de Asturias. La iglesia de Tina se conserva en la actualidad en ruinas, consolidadas por una actuación de la Consejería de Cultura en 2006. En su día fue un importante templo, de origen altomedieval (siglos VIII-IX) con la construcción renovada en el siglo XII, vinculado al Camino de Santiago costero. La ermita de Santu Medé, por su parte, es una construcción situada en Pimiango de comienzos de la Edad Moderna (siglo XVI) localizada en la Campa de Santu Medé, junto al camino de acceso de la cueva de El Pindal. Tiene una única nave, cubierta a dos aguas y está precedida por un pórtico frente al cual, al otro lado de una pradería, se levanta un pequeño altar con cubierta a tres aguas que también quedará protegido. El castro de Antrialgo En lo relativo a la protección, se ha acordado iniciar los trámites para incluir en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias el castro de Antrialgo, en el concejo de Piloña. Se trata de un recinto de fortificado de grandes dimensiones ubicado al sur del río Piloña, que domina la zona de vega de este río hasta Villamayor. En el terreno se conservan varias plataformas, fosos y varias construcciones circulares. En 2018 y 2019 se realizaron excavaciones arqueológicas promovidas por el Ayuntamiento de Piloña, que permitieron identificar materiales de época castreña, romana y medieval. La relevancia de este yacimiento radica en su novedad en el ámbito en que se ubica, ya que durante años ha existido un vacío en la zona oriental de Asturias respecto a localización de poblados castreños. El pleno ha abordado también el análisis de varios proyectos de intervención en bienes patrimoniales. Por un lado, se ha tratado la rehabilitación del palacio de Maqua, en Avilés, y se ha analizado un proyecto modificado para el tratamiento de la galería de esta construcción declarada BIC. Es un proyecto que se acometerá por parte del Ayuntamiento avilesino con financiación del 1,5% del Estado. El Consejo de Patrimonio ha aprobado además el proyecto de mejora de la instalación de alumbrado público en el entorno de la colegiata de Santa María de Tanes, en el concejo de Caso. También se ha dado cuenta del plan director de posibles intervenciones y reformas en el futuro en el antiguo Hospicio Provincial de Oviedo, hoy Hotel de la Reconquista. Estas reformas se acometerán con proyectos concretos que habrán de ser tramitados individualmente en la Consejería de Cultura, Política Llingüística y Turismo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre