Inicio Asturias Barbón anima a seguir los valores de Jovellanos en favor de una...

Barbón anima a seguir los valores de Jovellanos en favor de una nueva Asturias y dejar de lado debates ficticios

0

GIJÓN, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha elogiado la figura “imborrable e inimitable” en la historia de Asturias del ilustrado gijonés Gaspar Melchor de Jovellanos, a lo que ha animado a no tratar de patrimonializar sus valores sino seguirlos.

En este sentido, se ha mostrado convencido de que si viviera, no estaría jamás en la Asturias de la negación, en la pesimista, en la que se rinde, sino todo lo contrario, pensaría en los valores de una nueva Asturias y en aprovechar la transición ecológica y digital para generar riqueza y futuro a la región.

Así lo ha indicado en la presentación del ‘Retrato de Gaspar Melchor de Jovellanos con el arenal de San Lorenzo al fondo’, pintado por Francisco de Goya, en el marco del 50 aniversario del museo Casa Natal de Jovellanos, en Gijón, que en su día el ilustrado encargó para la casa familiar.

“Jovellanos vuelve a casa, al lugar donde él quería que estuviera”, ha indicado sobre el’ Retrato de Gaspar Melchor de Jovellanos con el arenal de San Lorenzo al fondo’, que ya había lucido años en la que fue la casa natal del ilustrado gijonés, y que cumple 50 años de su conversión en museo.

“Jovellanos no es patrimonio de nadie individualmente, sino patrimonio de todos”, ha advertido el presidente regional, quien ha llamado la atención sobre la tendencia de intentar patrimonializar el espíritu del gran ilustrado gijonés, que llegó a ser ministro de Justicia.

Para Barbón, todos deberían de tener la ambición de recordarlo, conocerlo y sacar lecciones de sus valores. Al tiempo, ha lamentado que también hay una tendencia a entresacar de su vida y obra siempre una receta para el presente.

Algo que, a su juicio, el propio Jovellanos rechazaría de forma “radical”. En este sentido, ha apuntado que si bien era un visionario, nada que ver algunas de sus recetas del pasado con la Asturias de hoy.

Dicho esto, ha aludido a la honestidad intelectual, en el sentido de que “jamás defendió aquello en lo que no creía”. Barbón ha señalado que frente los que ahora intentan ir a rebufo del discurso de todos, el ser honesto con tus convicciones trae problemas, como le pasó al propio Jovellanos, el cual sufrió momentos terribles, de castigo y de marginación, según él.

Sobre el amor a Asturias de Jovellanos, ha indicado que pese a su visión global de España tenía una pasión por Asturias que desborda. Entre sus objetivos estaba el desarrollo de la tierra, la cultura y la lengua asturianas. Ha criticado, a este respecto, a quien avala a Jovellanos pero rechaza la cultura y lengua asturianas.

El esfuerzo de pensar, según Barbón, es otro de los valores que ha destacado de él. Ha incidido en que el ilustrado gijonés tenía capacidad innata de idear hacia donde tenía que caminar el futuro, a lo que ha añadido que perseguía la búsqueda de la felicidad.

Asimismo, ha recalcado que era un gran avanzado a su tiempo en el aspecto de ver lo que podría traer el aprovechamiento de la actividad minera para el Principado y la conexión con el mar. Barbón, unido a todo ello, ha lamentado que muchas veces formamos parte de debates ficticios prolongados en el tiempo, con referencia a la transición energética que acontece en el presente.

Al margen de la exposición, Barbón ha aprovechado para mostrar su pésame por el fallecimiento por el director general de Asuntos Europeos del Ayuntamiento de Gijón. Enrique Martín.

Junto a él ha intervenido la alcaldesa de Gijón, Ana González, quien ha ensalzado que este retrato de Jovellanos representa una esfera “mas íntima” del ilustrado gijonés, de ahí que tenga un componente más “simbólico y emocional”. Una vuelta de Jovellanos a su “escondrijo” de Gijón, como definió el propio Jovellanos.

A este respecto, González ha resaltado que Jovellanos siempre añoró intensamente Gijón y su casa natal. Ha diferenciado este retrato del otro pintado por Goya y que también fue expuesto en la Casa Natal de Jovellanos, al ser este último representado como alguien en pleno ascenso profesional.

Ha destacado, igualmente, el hecho de que Jovellanos quiso que Gijón fuera el escenario del retrato ahora expuesto en su Casa Natal, “más íntimo y familiar”. Este retraso fue primeramente fue expuesto en Madrid y tras pasar por varios propietarios y ahora se encuentra en depósito en el Museo de Bellas Artes de Asturias. Ha agradecido, tanto a esta institución como al Museo Nacional de Escultura de Valladolid, que hayan hecho posible el poder verlo en Gijón.

La alcaldesa, al tiempo, ha enfatizado la “creencia firme” de Jovellanos de convertir la cultura y enseñanza en uno de los pilares del bienestar público. Tareas que se han ido desarrollando en esta Casa Natal reconvertida en museo hace 50 años.