Inicio Aragón Zaragoza Zaragoza.- El Ayuntamiento anuncia su adhesión al plan de ayudas a la...

Zaragoza.- El Ayuntamiento anuncia su adhesión al plan de ayudas a la hostelería con al menos 3,6 millones

0

ZARAGOZA, 10 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Zaragoza ha anunciado su adhesión al plan de ayudas a la hostelería y al turismo promovido por el Gobierno de Aragón para paliar los efectos de la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus, en el que el consistorio colaborará con, al menos, 3,6 millones de euros, y a pesar de la “nula voluntad negociadora” del Ejecutivo autonómico.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa la consejera de Economía, Innovación y Empleo del consistorio, Carmen Herrarte, quien ha subrayado que la ciudad “va a respaldar a sus empresarios y hosteleros”, junto a quienes ha estado “desde el principio” de la pandemia, porque los ciudadanos “no deben ser víctimas de los desacuerdos entre instituciones” y “están por encima de las batallas políticas ajenas por completo a sus intereses”.

Herrarte ha remarcado que van a apoyar una iniciativa que en la que se les “ha invitado a poner dinero”, aunque no la conocen “en profundidad” ya que no se les ha comunicado cómo van a llegar las ayudas al sector, en qué plazo y con qué cuantía.

Ha deseado que se abonen “a la mayor brevedad posible” porque los empresarios “necesitan liquidez”, unas ayudas que “ya llegan tarde” y que, por ejemplo, ya han recibido en Navarra o en la Comunidad Valenciana.

Sobre los al menos 3,6 millones de euros que va a aportar en Ayuntamiento de Zaragoza al plan, Herrarte ha precisado que son fruto de una primera estimación “conservadora” de la deuda líquida, vencida y exigible por el consistorio al Ejecutivo autonómico, no contemplada en los presupuestos.

Ha indicado que esto supone que se suma al plan “con la fórmula que ofreció el Gobierno de Aragón”, que propuso al consistorio que se uniera aportando una cantidad que se restaría de la deuda que la Administración aragonesa tiene contraída con consistorio zaragozano.

Según el diseño establecido por el Ejecutivo autonómico, éste aportará el 60 por ciento de los fondos del plan –valorado en 50 millones de euros–, las diputaciones provinciales el 20 por ciento y los municipios otro 20 por ciento.

SIN DISCREPANCIA

Herrarte ha opinado que no puede haber “ninguna discrepancia” sobre los 3,6 millones de euros, en concreto, los 3.634.694 euros, fruto de un primer cálculo “provisional” realizado por los técnicos municipales de Hacienda y ha recordado que la horquilla señalada por el Gobierno de Aragón al respecto estaba entre los 3,5 y cuatro millones por lo que se cubren las “previsiones”.

Ha detallado que esta cantidad corresponde al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que pesa sobre varios edificios propiedad del Ejecutivo autonómico y ubicados en la zona de la Expo de Zaragoza, si bien ha aclarado que en esos 3,6 millones falta por actualizar el valor catastral actual y “hay otros edificios en estudio”.

“Nosotros hemos hecho los deberes, pero el Gobierno de Aragón todavía no nos ha dicho cuánto quiere que aporte el ayuntamiento”, ha apostillado Herrarte.

Por otra parte, ha indicado que desde que se reunió el pasado 26 de abril con el consejero de Hacienda del Gobierno de Aragón, Carlos Pérez Anadón, ha habido “contacto telefónico” ya que “por problemas de agenda más que justificados no hemos podido mantener un reunión presencial; cuando se solventen, nos sentaremos a firmar el convenio” por el que Zaragoza se adherirá al plan, para lo que hay un plazo máximo fijado el próximo 28 de mayo.

PROPUESTAS MUNICIPALES

La consejera ha recordado que el consistorio había propuesto una serie de mejoras al plan, “de sentido común y avaladas por el sector” con el que se habían “consensuado”, como poder aprobar las bases, ya que las del Gobierno de Aragón “no nos gustan”.

También habían advertido de que había sectores que se iban a quedar fuera, si bien desde el Gobierno ha habido “rectificaciones” respecto a los grupos beneficiarios de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAES) y el consejero Pérez Anadón, “se comprometió a estudiar un convenio, en el marco de la comisión bilateral Ayuntamiento-Gobierno, para atender a quienes no lleguen las ayudas de este plan y tampoco las ayudas nacionales”.

Otra de sus propuestas era regular la calidad del aire en el interior de los establecimientos de hostelería, como medida alternativa a fijar aforos, tras la petición de la comunidad científica en ese sentido.

“El criterio de los aforos no garantiza la salud y perjudica terriblemente al tejido empresarial”, y sí protege poder asegurar un aire “limpio” para trabajadores y clientes, para lo que existen “medios técnicos” de medición de los niveles de CO2, ha glosado Herrarte.

A su entender, “dentro de un tiempo, al echar la vista atrás, nos llevaremos las manos a la cabeza ante el injustificable retraso” en aplicar esta medida, que ha urgido a implementar. Herrarte ha enfatizado que, además de medir la calidad del aire, debe aplicarse la distancia de seguridad y el uso de la mascarilla.

También ha considerado que, tras un año de pandemia, se ha comprobado “que se pueden y se deben garantizar” tanto el derecho a la salud, como el derecho al trabajo y a la propiedad.

En este punto, se ha felicitado por la “rectificación” que ha hecho el presidente de Aragón, Javier Lambán, a la consejera de Sanidad, Sira Repollés, para que los establecimientos abran hasta las 24.00 horas y no solo hasta las 22.00 horas, una medida “buena”, que palía el “agravio” de la ciudad de Zaragoza con otras de España “donde los hosteleros sí pueden dar cenas”.

QUE NO SE QUEDEN SIN AYUDA

La consejera municipal ha remarcado que su objetivo es que los hosteleros zaragozanos “no se queden sin esas subvenciones” del plan autonómico, en un momento “tremendamente complicado” en el que acaba de finalizar el estado de alarma.

Ha subrayado que hasta ahora ha habido “cero ayudas” por parte del Gobierno de Aragón y del Estado, a pesar de que el sector ha sufrido “una minoración de ingresos” considerable y ha tenido que asumir “gastos importantes” por la COVID-19.

Herrarte ha recordado que, por su parte, el gobierno de la ciudad PP-Cs ha exonerado de la tasa de veladores, lo que ha supuesto al sector ahorrar cerca de dos millones de euros, y ha permitido 500 plataformas nuevas “para que los empresarios puedan compensar los cierres” de los espacios interiores.

Igualmente, ha continuado, se ha puesto en marcha el programa ‘Volveremos’ y un plan de rescate fiscal “muy ambicioso”, con microfinanciación “por valor de diez millones de euros”.

Herrarte ha lamentado la situación “de completo caos” generada tras el fin del estado de alarma, “que no deberíamos habernos visto nunca jamás”, “con botellones en las calles y los empresarios del ocio nocturno sin poder trabajar”.

Ha criticado que el Gobierno de España “haya dejado esta situación”, en la que se aplican diferentes medidas en cada comunidad autónoma y “son los jueces quienes tienen que acabar de dictaminarlas”. Ha pedido también que donde no llegue la regulación “llegue la responsabilidad personal”.