Inicio Aragón Zaragoza Vox guarda un minuto de silencio con motivo del Día contra la...

Vox guarda un minuto de silencio con motivo del Día contra la Violencia hacia la Mujer en la Aljafería

0

ZARAGOZA, 25 (EUROPA PRESS)

El grupo parlamentario de Vox en Aragón ha guardado un minuto de silencio y ha leído una declaración del partido con motivo del Día contra la Violencia hacia la Mujer, que se conmemora este miércoles, 25 de noviembre.

Vox ha remarcado su rechazo contra todo tipo de violencia intrafamiliar. Por ello, ha afirmado que no participa, ni participará, en ningún gesto que guarde relación con ideología de género.

La formación ha rechazado, ante el Palacio de La Aljafería, «la colectivización y victimización de la mujer, así como la criminalización del hombre por el mero hecho de serlo». El manifiesto será leído por el portavoz de Vox en Aragón, Santiago Morón.

En su declaración, Vox reitera su compromiso para acabar «con cualquier manifestación de violencia hacia las mujeres y contra cualquier hombre, niño o anciano». De esta forma, recuerda que el artículo 14 de la Constitución consagra «el principio de igualdad entre todos los españoles» y ofrece la garantía legal para que hombres y mujeres tengan los mismos derechos.

«Condenamos cualquier atentado contra este principio constitucional por razón de nacimiento, sexo, edad, raza o ideología. Además, declaramos la necesidad de defender a cualquier víctima de violencia y de condenar por igual a los agresores y asesinos, sean hombres o mujeres».

La declaración apunta que, en los últimos años, «algunos partidos políticos y asociaciones han instrumentalizado a niñas y mujeres mediante leyes que las colectivizan y victimizan, presentándolas como un grupo homogéneo, oprimido e incapaz de valerse por sí mismo». «Estos grupos de poder tratan de dividir la sociedad en grupos excluyentes con intereses contrarios, enfrentando a la población para conseguir sus intereses partidistas».

GUERRA DE SEXOS

Según Vox, en el intento de crear «esta guerra de sexos», surgió la Ley de Violencia de Género, que acaba con «la presunción de inocencia y discrimina al varón por el mero hecho de serlo». Una ley que, además, ha resultado «ineficaz» para disminuir el número de mujeres asesinadas a manos de sus parejas, «mientras que ha abandonado a grupos como las mujeres lesbianas agredidas por sus parejas, también mujeres».

«Así, este 25 de noviembre, Vox quiere estar con todas aquellas personas que han sido víctimas de violencia. Especialmente, queremos recordar a esas mujeres y niñas que han sido abandonadas por el feminismo sectario, por no ser útiles para sus reivindicaciones».

«Alzamos la voz por las niñas, menores, tuteladas en Baleares que han sido explotadas sexualmente con el silencio cómplice de un gobierno indigno. También por todas esas mujeres que han sufrido violencia sexual a manos de manadas bajo el silencio cómplice de partidos y asociaciones que han callado al ver la nacionalidad de los agresores. Condenamos igualmente las agresiones a mujeres de la política por haber expresado sus ideas en manifestaciones, universidades o actos políticos y a las que el feminismo radical no ha querido defender», señala la declaración de la formación.

NO RESPETAN A LA MUJER

El texto también señala que la formación defienden la igualdad frente a culturas que no respetan a la mujer: «Actualmente, asistimos con preocupación a la infiltración de esos modos de vida en nuestros barrios, poniendo en riesgo la convivencia y la seguridad de las mujeres. En muchos lugares del mundo, la violencia hacia las mujeres forma parte de culturas donde se las trata como un ser inferior o se las aboca a prácticas como la ablación genital femenina o los matrimonios forzosos».

De esta forma, la declaración concluye indicando que Vox condena todo ataque violento ejercido contra cualquier persona, «con independencia de su sexo, edad o ideología»; rechaza la colectivización y victimización de las mujeres, «así como la criminalización del hombre por el hecho de serlo», y reivindica la cultura occidental, «basada en la igualdad, frente a modos de vida que tratan a la mujer como un ser inferior al hombre».