Inicio Aragón Huesca Velázquez e Isabel Guerra, protagonistas de la programación del Museo Diocesano de...

Velázquez e Isabel Guerra, protagonistas de la programación del Museo Diocesano de Barbastro-Monzón en septiembre

0

BARBASTRO (HUESCA), 24 (EUROPA PRESS)

Los pintores Diego Velázquez e Isabel Guerra serán las grandes protagonistas de la programación realizada por el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón para el segundo semestre del año. Algunas de sus obras llegarán a este espacio en el mes de septiembre.

Además, tal y como ha explicado la Diócesis de Barbastro-Monzón en una nota de prensa, se ha planificado una serie de ponencias, jornadas formativas, talleres y actividades infantiles, que han comenzado esta semana con la conferencia del presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis de Zaragoza, Domingo Buesa, sobre vírgenes románicas.

En noviembre, y tras un cierre programado, el Museo reabrirá su puertas con un renovado y completo discurso expositivo en el que se integrará una selección de las obras de las 44 parroquias aragonesas que desde hace unos meses regresaron a su diócesis.

El director del Museo y delegado de Patrimonio, Ángel Noguero, ha explicado el proceso de aclimatación y estudio de las 111 obras de arte, así como el análisis de las que se incorporarán a la exposición. “Cuando se inauguró el Museo ya se señalaron algunos espacios”, ha recordado, adelantando que no todas se mostrarán al mismo tiempo pero que el próximo año algunas se podrán ver en exposiciones temporales.

“Desde que nació esta colección hemos ido incorporando piezas, como haremos con la santa Bárbara de Azanuy, y también retiramos otras. Es la práctica habitual de las colecciones. Pero para nosotros todas son importantes porque todas las piezas nos cuentan algo”, ha añadido la subdirectora del Museo, María Puértolas.

En la actualidad, ha continuado, y con el apoyo de la Asociación de Amigos del Museo, se están construyendo los soportes y vitrinas más adecuadas para cada una de ellas.

VELÁZQUEZ E ISABEL GUERRA, EN SEPTIEMBRE

El 3 de septiembre, este espacio contará con una pieza invitada muy especial, una de las tres versiones que se conocen de ‘Los tres músicos’, de Velázquez y su taller. Esta magnífica obra procede de la colección particular Arthispania, de Barcelona, que se conformó en los años 60. Se trata de una pieza en estudio, muy interesante, que normalmente no está expuesta y que podrá verse durante seis meses en el Diocesano.

No obstante, la exposición temporal más destacada de la última década del Museo es la muestra de pintura de Isabel Guerra, compuesta por una treintena de piezas que la artista cede temporalmente y de manera extraordinaria. La inauguración será el 10 de septiembre y las obras podrán disfrutarse en las salas de la colección permanente del Museo hasta el próximo 7 de noviembre.

Esta exposición es muy especial por varias razones, ha comentado Puértolas. En primer lugar, por la propia artista, “un talento creativo, conocida como la pintora de la luz”. Y la segunda, “porque en ella estuvo trabajando nuestro querido don Alfonso Milián, obispo que precedió a don Ángel en la sede episcopal, y que falleció a finales del año pasado. Su pintura y las de los obispos Omella y Echevarría se expondrán también mientras dure la muestra”.

“Esta es una diócesis pequeña con un gran Museo”, ha afirmado como resumen Ángel Noguero, quien se ha referido a unas palabras del profesor Buesa. “Me permitiréis que cite a Domingo Buesa cuando dice que venir a este Museo es un auténtico ejercicio de identidad. Este Museo es un símbolo de la identidad aragonesa, de nuestra dimensión como pueblo, nuestra leyenda, tradición y legado patrimonial”.

Al mismo tiempo, ha agradecido el apoyo a las administraciones, especialmente a la Diputación Provincial de Huesca, Ayuntamiento de Barbastro y Gobierno de Aragón, así como a las empresas que como mecenas apoyan la labor de Museo.

PROGRAMACIÓN

El próximo 29 de julio, a las 19.30 horas, tendrá lugar en el Museo una charla a cargo del subdirector general de Cooperación Interior y Exterior en el Instituto de Juventud (Injuve), David Lafuente, quien hablará sobre la importancia de las prácticas y el voluntariado en el currículum personal.

Los días 4 y 5 de agosto, de 16.30 a 20.30 horas, habrá una sesión teórico-práctica sobre pintura medieval, de la mano de la restauradora Isabel Castro Soteras, la cual desarrolla su actividad de docente en las Escuelas Superiores de Conservación y Restauración de Ávila y Valladolid. El aforo es limitado a 15 plazas y es imprescindible inscribirse. El coste es diez euros y para los socios de cinco euros.

El 11 de agosto, se celebrará el recital poético ‘Petronila de Aragón’ y el día 19 de ese mismo mes, a las 18.00 horas, se hará una visita guiada al Museo, dirigida a niños de entre 6 y 12 años, con acompañante; es una actividad gratuita. El 25 de agosto, a las 12.00 horas, tendrá lugar la presentación de la restauración de la Talla de Santa Bárbara, procedente de la parroquia de Azanuy.

En septiembre, del 15 al 19, se han organizado las Jornadas Internacionales de Epigrafía Medieval, en Roda de Isábena. Este encuentro está destinado a jóvenes investigadores que trabajan sobre las inscripciones de la Edad Media.

El seminario ‘Lacas chicas del Museo Diocesano de Barbastro Monzón’ se ha agendado el 15 de octubre. En el participarán los expertos: David Almazán, profesor Historia del Arte, Universidad de Zaragoza; Yayoi Kawamura, profesora de Historia del Arte, Universidad de Oviedo; Carmela Gallego, restauradora del Museo de Zaragoza, y Alicia Ancho, jefa de la Sección de Registro, Bienes Muebles y Arqueología del Gobierno de Navarra-Institución Príncipe de Viana.

Este seminario para el que se requiere inscripción, puesto que las plazas son limitadas, se organiza conjuntamente junto al Grupo Español de Conservación GE-IIC.

En noviembre, tras las exposiciones de Velázquez y Guerra, el Museo cerrará sus puertas durante una semana, aproximadamente, y reabrirá con un renovado discurso museográfico en el que se integrará una selección de las obras de arte de las parroquias aragonesas que desde hace unos meses regresaron a su diócesis.