Inicio Aragón Zaragoza Quirónsalud es pionero en la aplicación de inmunoterapia en pacientes con amiloidosis

Quirónsalud es pionero en la aplicación de inmunoterapia en pacientes con amiloidosis

0

ZARAGOZA, 28 (EUROPA PRESS)

El equipo de la Unidad de Neoplasias Hematológicas de Quirónsalud Zaragoza es pionero en aplicar un tratamiento de inmunoterapia que mejora la respuesta en pacientes con amiloidosis AL, incluidos aquellos de edad avanzada.

El tratamiento consigue un 53 por ciento de respuestas hematológicas completas frente al 18 por ciento logrado sin inmunoterapia. También se mejora notablemente el daño cardiaco y el daño renal, ha informado Quirónsalud en una nota de prensa.

Según ha detallado, la inmunoterapia está suponiendo una revolución en el tratamiento de muchas enfermedades y para el tratamiento de las relacionadas con las células plasmáticas –parte del sistema defensivo, encargadas de fabricar anticuerpos, también llamados inmunoglobulinas–, se ha desarrollado daratumumab, una terapia biológica que se administra vía subcutánea, contra el antígeno CD38, una proteína que se expresa en dichas células.

La amiloidosis AL es una infrecuente, pero importante enfermedad causada por cadenas de inmunoglobulinas anormales producidas por células plasmáticas en la médula ósea, que se depositan en diversos tejidos, dañando la función cardiaca, renal, neurológica, hematopoyética y digestiva, entre otras.

Quirónsalud Zaragoza es pionero en Aragón en administrar esta inmunoterapia en primera línea a varios pacientes que constituye el primer tratamiento aprobado para la amiloidosis AL en Europa. “Nuestros resultados en la práctica clínica cumplen las expectativas de los resultados observados en los ensayos clínicos”, ha manifestado el responsable de la Unidad de Neoplasias Hematológicas de Quirónsalud Zaragoza, José María Grasa Ullrich.

ENSAYOS CLÍNICOS

Los datos publicados de los ensayos clínicos demuestran que el tratamiento con daratumumab, en combinación con los fármacos ya empleados anteriormente, mejora la respuesta en pacientes con amiloidosis AL, incluidos aquellos de edad avanzada.

A partir de estos ensayos, la Comisión Europea aprobó en junio de 2021 la combinación de daratumumab con bortezomib, ciclofosfamida y dexametasona para el tratamiento de pacientes adultos con amiloidosis sistémica de cadenas ligeras (AL) de nuevo diagnóstico, siendo el primer tratamiento aprobado para la amiloidosis AL en Europa.

La doctora Beatriz de Rueda ha señalado que tras seis meses de tratamiento “se consigue un 53 por ciento de respuestas hematológicas completas frente a un 18 por ciento que se lograba con el tratamiento previamente empleado sin inmunoterapia”.

Respecto al daño cardiaco, ha dicho que mejora hasta un 42 por ciento las respuestas frente a un 22 por ciento que se lograba antes. En el caso del daño renal, la mejoría es de un 54 frente a 27 por ciento, “exactamente el doble”, ha apuntado la especialista.

Esto se asocia, como comenta la doctora Lissette Costilla, de la Unidad de Neoplasias Hematológicas, “a un menor deterioro de los órganos y a una importante prolongación del tiempo libre de progresión de la enfermedad”.

AMILOIDOSIS AL

Existen al menos 23 proteínas diferentes relacionadas con la amiloidosis. El tipo de amiloidosis más común, y que además está relacionado con un mal pronóstico si no se trata, se denomina amiloidosis AL, que está causada por cadenas ligeras de inmunoglobulinas anormales producidas por células plasmáticas clonales en la médula ósea.

Las cadenas ligeras anormales posteriormente se pliegan de forma incorrecta, se agregan y se depositan en los órganos del paciente en forma de fibrillas amiloides, que interfieren en el correcto funcionamiento de dichos órganos –corazón, riñón, fibras nerviosas, lengua, intestino–.

Se considera a la amiloidosis AL como una enfermedad poco frecuente, su incidencia es aproximadamente de cinco a siete casos nuevos por millón de habitantes y año. No obstante, la mayor concienciación por parte de los médicos y la tecnología disponible actualmente para el reconocimiento de las anomalías en las cadenas ligeras en sangre y orina están permitiendo detectar cada vez más casos y en una etapa más temprana.