Inicio Aragón Olona lamenta que SEO BirdLife intente paralizar de nuevo los regadíos de...

Olona lamenta que SEO BirdLife intente paralizar de nuevo los regadíos de Monegros II

0
imagenes_20200921_114009_2c537c10.jpg

El consejero ha reunido a las comunidades de regantes para informales del recurso interpuesto por la organización ecologista


En el caso concreto de las dos comunidades de regantes de Monegros II, el recurso afecta a 7.000 hectáreas y 430 agricultores de los municipios de Pina de Ebro, Bujaraloz, Peñalba, La Almolda, Fraga y Ballobar, poniendo en peligro la creación de los 700 puestos de trabajo que esta inversión supondrá en la zona. En esta zona se han finalizado ya las concentraciones parcelarias, se han otorgado a cada propietario los títulos de propiedad que identifican cada parcela de regadío y, además de la infraestructura del canal principal, se han ejecutado ya obras de balsa de almacenamiento, caminos, desagües y drenajes enterrados.

Con el fin de desbloquear los regadíos pendientes durante décadas, el Gobierno de Aragón ha implementado un programa de apoyo a las comunidades de regantes que estén dispuestas a aportar por ellas mismas la financiación necesaria. En el caso concreto de la puesta en riego de las manchas de regadío pendientes de finalizar en Monegros II, cuyas obras se hallan en ejecución y que hasta la fecha ya han supuesto un total de 150 millones de euros de inversión pública ejecutada, resulta esencial para el desarrollo de una zona gravemente afectada por la despoblación. Responde a la necesidad de generar oportunidades vitales de futuro para ese medio rural, tal y lo como demuestra el hecho de que los interesados han comprometido su total disposición a financiar ellos mismos directamente las inversiones pendientes necesarias para la finalización de las obras.

Cabe recordar que, a mediados de los años 90, los regadíos de Monegros II fueron objeto de un procedimiento de queja ante las autoridades Comunitarias promovido por la misma organización ecologista SEO BirdLife. Fruto de esta queja, se llegó a un acuerdo con las autoridades Comunitarias que permitió su desbloqueo final. Para ello, se redujo en un 30% la superficie que inicialmente estaba previsto regar, dejándola en 27.000 hectáreas, al tiempo que se declararon en la zona 104.000 hectáreas de Zonas de Especial Protección de Aves. Todo ello, obligó entre otras medidas y a través de las concentraciones parcelarias, a repartir las propiedades de los agricultores en dos partes con el fin de distribuir las cargas ambientales derivadas de una modificación tan drástica del planeamiento inicial. De este modo, se dividieron las propiedades de los agricultores entre la zona regable y la no regable en Zonas de Especial Protección de Aves, en ocasiones, separadas por kilómetros de distancia. Y, en determinados municipios como Farlete y Monegrillo, quedó afectada toda su zona inicialmente regable por las nuevas Zonas de Especial Protección de Aves, obligados a permanecer en secano por completo.

También por parte del Gobierno de Aragón, se pusieron en marcha medidas agroambientales para el fomento de las aves esteparias en las referidas Zonas de Especial Protección de Aves de Monegros II, que han llegado a suponer un coste de entorno a 4 millones de euros al año, además del desarrollo de estudios anuales de seguimiento de la avifauna.

En adición, los regantes han renunciado incluso al riego de 400 hectáreas que, figurando como regables tanto en el Plan Coordinado como en las escrituras otorgadas a los propietarios tras el proceso de concentración parcelaria, se consideraron posteriormente de interés ambiental para las aves.

Es por todo ello, por lo que desde el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente no se entiende después de tantos años de trabajo e inversiones, la decisión de SEO BirdLife de presentar un recurso que pretende, de nuevo, la paralización de unos regadíos que cuentan con todas las autorizaciones ambientales necesarias, después de todos los compromisos y costes ambientales asumidos por los agricultores de Monegros II que han incluido variaciones muy significativas en sus propiedades y haber ya ejecutado obras por parte de las diferentes administraciones por valor de 150 millones de euros para unas superficies que siguen en secano por no estar las obras finalizadas.

El Gobierno de Aragón, de acuerdo con la legislación vigente, da trámite a las comunidades de regantes afectadas del recurso de alzada presentado por Seo BirdLife para que puedan defender sus legítimos intereses de acuerdo a derecho. Pero además, por considerar que la resolución recurrida se ajusta plena y rigurosamente a derecho, el Departamento de Agricultura, Ganaderia y Medio Ambiente la defenderá bajo la convicción de que no sería la ejecución de los regadíos recurridos lo que causaría “graves daños de imposible reparación” tal y como afirma Seo BirdLife, sino precisamente todo lo contrario, los graves daños serían los producidos por una nueva paralización de estos regadíos históricos para Aragón, causando tales daños graves tanto de forma general a la economía y la posibilidad de futuro para los habitantes de esta zona rural despoblada, como también y ya de forma concreta y tangible, a 430 agricultores de los que, en su caso, el recurrente deberá hacerse responsable. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre