Inicio Aragón Zaragoza Olona defiende el embalse de Mularroya y dice que no incumple la...

Olona defiende el embalse de Mularroya y dice que no incumple la Directiva Marco del Agua

0

Señala que hay que subsanar deficiencias formales, en una comparecencia solicitada por el PP, que reclama continuar la obra

ZARAGOZA, 21 (EUROPA PRESS)

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha defendido que se finalice y ponga en servicio el embalse de Mularroya y que el Gobierno de España subsane las “razones formales” que señala la sentencia de la Audiencia Nacional sobre el proyecto, que no incumple la Directiva Marco del Agua, sino que no se ha justificado “suficientemente” la necesidad de alterar la calidad de las masas de agua, ha esgrimido.

En respuesta a una comparecencia a petición propia y del grupo del PP ante el pleno de las Cortes de Aragón, Olona ha dicho que no hay que “empeñarse” en decir que el proyecto “no afecta a la calidad de las masas de agua”, sino “reconocerlo” y justificar como “se compensa” por los beneficios sociales, económicos y el interés público superior, “algo que no se ha hecho del todo bien, pero es una cuestión formal que estamos a tiempo de subsanar”.

El consejero ha estimado que el Ministerio para la Transición Ecológica, promotor de la obra, tiene la “obligación” de actuar en este sentido, acreditar el interés público superior del proyecto, declarado ya de interés general en el Plan Hidrológico Nacional, una ley “que también debe cumplirse” y presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo frente a la sentencia de la Audiencia Nacional “para defender los interés del Estado”.

Olona ha apelado al “sentido común” al sostener que se han invertido ya 130 millones de euros en las obras, “que no se pueden tirar a la basura”, un proyecto desarrollado “con todas las autorizaciones y aprobaciones necesarias”.

El consejero ha asegurado que va a implementar todas las medidas “políticas, jurídicas e institucionales necesarias” en defensa de Mularroya, para recordar que solo pueden recurrir el demandado –el ministerio– y los co-demandantes, que son el contratista y la Junta Central de Usuario del Jalón, a la que ha expresado su “apoyo” para que lo haga.

CAMBIO DE ESTRATEGIA

Olona ha incidido en que hay que cambiar la “estrategia de defensa” y reconocer que se afecta a las condiciones del río, pero ha subrayado que es una cuestión “técnica, no política” –la razón por la que se descartó el embalse de Biscarrués–, así como acreditar de forma suficiente el interés público superior para responder a una sentencia “que no dice qué hay que hacer”.

A su entender, sería “desproporcionado” e “injustificado” parar esta actuación o demoler lo ya construido para volver al estado original, algo que requeriría también de un estudio de impacto ambiental “y veríamos qué ocurre”.

Frente a los grupos que han apostado por plantear otras soluciones para el regadío de la zona, Olona ha dicho que la alternativa “es clara” y “es Mularroya”. Igualmente, ha considerado que el medio ambiente “no se defiende yendo a los tribunales continuamente y agitando”. Sobre esto último ha sostenido que hace 40 años hacía falta pero hoy, no”, sino desarrollar políticas “que planteen beneficios y costes”.

En esta línea, ha criticado a quienes piden diálogo y suscriben acuerdos en materia hidráulica y “al día siguiente van a los tribunales o incitan a que se vaya” porque “siempre lo hacen los mismos”, de forma que los problemas que se han acumulado en las obras del Pacto del Agua tienen lugar “porque se busca tres pies al gato”.

Al portavoz de Podemos en las Cortes de Aragón, Nacho Escartín, que le ha pedido respetar el pacto de investidura en esta materia, le ha respondido que ha de hacerlo, pero también el Pacto del Agua, “que sigue vigente” y hay que “perfeccionarlo, pero con garantías de que sea de verdad, no para ir al día siguiente a los tribunales”. También le ha comentado que decir que el proyecto suma una “sucesiones de ilegalidades es completamente incorrecto”, la sentencia no dice eso y todo lo que se ha hecho es “legal”.

BENEFICIOS

El consejero ha mencionado los beneficios asociados a Mularroya, una obra de regulación incluida en la Pacto del Agua de Aragón que permitirá “el desarrollo y futuro” de la comunidad autónoma, en concreto, la protección y mejora de la agricultura “netamente familiar” de la zona, donde se practica una fruticultura “de vanguardia”, así como garantizar agua de calidad, y “frenar la despoblación”.

Olona ha detallado que actualmente la garantía de suministro para el riego es del 40 por ciento y con el embalse pasaría al 95, además de contribuir a mantener el caudal del río Grío y laminar avenidas.

Por su parte, el diputado del PP, Ramón Celma, ha argumentado que unos pocos “quieren condicionar la vida de muchos que viven en el medio rural” y ha pedido continuar con la obra, “que se podría inaugurar y poner en servicio en año y medio”. Ha calificado de “muy grave” e “inaudito” que desde el Gobierno central, que es quien ha invertido el dinero, se diga “que quizá no recurre”, lo que supondría “condenar la vida de comarcas importantes de la provincia de Zaragoza que viven de la agricultura”.

El diputado del PSOE, Darío Villagrasa, ha dicho al consejero: “Mano firme y adelante”, ante una sentencia que se tiene que recurrir y una obra que ha de continuar porque es “vital y de enorme importancia para Aragón” y para paliar “una deuda moral con quienes esperan regar sus tierras con respeto medioambiente”, como “herramienta de prosperidad”.

El diputado de Ciudadanos, Ramiro Domínguez, ha advertido al consejero de “que tiene la zorra cuidando las gallinas”, en referencia a los socios de Podemos y CHA en el Gobierno de Aragón, también integrado por PSOE y PAR, y ha expresado su falta de confianza en el Ministerio para la Transición Ecológica, para pedir concluir un embalse como “lucha contra la despoblación” y abogar por la “mediación” para “activar el consenso” en el Pacto del Agua.

El portavoz de Podemos, Nacho Escartín, ha pedido “no crear falsos chivos expiatorios” de ecologistas que viven en una torre de marfil, cuando “el territorio pide soluciones más eficientes”, y tras afirmar que Mularroya “es ilegal”, ha señalado a Olona que el Pacto del Agua “no es la piedra filosofal” y existe un acuerdo de investidura “que fija como usted tiene que convocar una mesa de diálogo para un nuevo acuerdo social del agua”, “sin excusas”.

El portavoz de CHA, Joaquín Palacín, ha estimado que es momento de plantear “soluciones” tras el “cuarto revés en los tribunales”, situación ante la que no se pueden seguir poniendo “parches”, sino “dialogar” porque “son necesarios nuevos consensos en la mesa del agua para que quien vive en el territorio y tiene que regar no estén en esa incertidumbre” y “cambiar la política hidráulica en Aragón y en el Estado”.

El portavoz de VOX, Santiago Morón, ha expresado su preocupación por los “errores” que han permitido a grupos ecologistas “encontrar un resquicio legal para frenar esta obra”, para alertar de la “deriva medioambientalista que criminaliza a agricultores y ganaderos, cuando son los que están manteniendo el territorio”. “No queremos volver a las cavernas, como pretende el ecologismo urbanita y la izquierda radical”, ha apostillado.

El portavoz del Partido Aragonés, Jesús Guerrero, ha defendido que el agua “es vida” en el territorio, en el medio rural, y “nadie entendería” que no se recurra esta sentencia “por eficiencia de los recurso públicos”, para lamentar la falta de sensibilidad de los diferentes gobiernos de España con las obras del Pacto del Agua, que “apenas está ejecutado al 30 por ciento”.

El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha opinado que los discursos “de agitación frentista suman poco”, ha solicitado “que se cumpla la ley y la sentencia” y “garantizar alternativas reales” y, en general, “buscar consensos” en materia hidráulica.