Inicio Aragón El Servicio de Defensa de la Competencia no detecta indicios de abusos...

El Servicio de Defensa de la Competencia no detecta indicios de abusos en los precios de los servicios funerarios y los alimentos durante el estado de alarma

0
imagenes_mercadocentral6_dcc0161f.jpg


A diferencia de lo que ha ocurrido en otras comunidades autónomas, los precios de los servicios funerarios se han mantenido estables en Aragón pese a los cambios en la demanda y los derivados de los nuevos protocolos de higiene y seguridad, control de aforos o supresión de celebraciones, entre otros. Así lo muestra el informe elaborado por el departamento de Economía, Planificación y Empleo, a través del Servicio de Defensa de la Competencia de Aragón, sobre la evolución de los precios de bienes y servicios de primera necesidad y, especialmente, de los servicios funerarios y alimentos, que concluye que el comportamiento de los precios ha sido el esperado ante una situación de crisis económica abrupta como la desencadenada por la Covid-19.

En el caso de los precios de los alimentos, el Servicio de Defensa de la Competencia de Aragón ha constatado incrementos a partir del mes de abril, tras un mes de marzo que no acusó apenas la crisis. Sin embargo, en mayo los precios denotaron una cierta recuperación de la normalidad, tendencia que era confirmada en junio. En general puede afirmarse que estos incrementos, no homogéneos y bastante significativos en algunos casos, se han producido como consecuencia de la reacción natural del mercado a cambios bruscos tanto en la demanda como en la oferta.

En la demanda, se ha producido un cambio en el patrón de consumo de los hogares. La mayor presencia en casa de niños que habitualmente son usuarios del servicio de comedor escolar, y adultos que suelen comer en sus centros de trabajo, ha provocado una redefinición de la cesta de la compra de los hogares en favor de una mayor proporción de producto fresco. Por contraposición, el cierre de la hostelería y la restauración ha supuesto una contracción importante de la demanda de determinados productos frescos, especialmente carne y pescado.

Respecto a la oferta, en muchos subsectores de actividad (como, por ejemplo, el sector agrícola) la declaración del estado de alarma supuso graves dificultades productivas como consecuencia de la falta de mano de obra debido a las restricciones a la movilidad de trabajadores, la implementación de las medidas higiénico-sanitarias recomendadas o las dificultades logísticas ligadas al cierre de fronteras, entre otros. Al mismo tiempo, aunque en subsectores distintos, se ha producido un excedente de oferta derivado del cierre de determinadas actividades (como, por ejemplo, la actividad hostelera) que ha redundado negativamente en el sector de la venta mayorista y, en menor medida, minorista.

Integridad del mercado

Este informe responde a la voluntad del Gobierno de Aragón de velar por la integridad del mercado ante la delicada situación desencadena por la Covid-19 y a la solicitud realizada por parte del Tribunal de Defensa de la Competencia de Aragón el pasado mes de junio. Como punto de partida ha tenido las series del IPC elaboradas por el INE; como horizonte temporal, la vigencia del estado de alarma hasta junio; y se fundamenta en el análisis y tratamiento pormenorizado de los datos de precios recabados de operadores e intermediarios significativos en Aragón como Mercazaragoza, la Lonja del Ebro o la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, entre otros.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre