Inicio Aragón El Gobierno de Aragón inicia una campaña para potenciar la acogida familiar...

El Gobierno de Aragón inicia una campaña para potenciar la acogida familiar para que todos los menores de la Comunidad puedan crecer en un hogar

0

Con el lema “Tú también puedes acoger” se quiere potenciar el cuidado de los niños, niñas y adolescentes en familias hasta que se resuelva su situación. Actualmente hay 117 en hogares y 253 en centros

«Se buscan familias diversas, para niños diversos y en situaciones diversas”, y se hace con una llamada a la acción: “Tú también puedes acoger”. Es el lema de la campaña que ha presentado esta mañana la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón y que tiene entre sus objetivos “conseguir que entre los menores que necesitan protección en la Comunidad haya menos niños, niñas y adolescentes en instituciones que en familias”. La campaña persigue implicar a toda la sociedad -con independencia del núcleo familiar que conformen (monoparentales, parejas de más edad, parejas del mismo sexo…)- en la necesidad de brindar un hogar a un niño, niña o adolescente que lo necesita hasta que se resuelva su situación familiar o se determine otra medida de protección. María Victoria Broto ha recordado que en estos momentos hay 89 familias en la Comunidad en disposición de atender a estos pequeños, que hay 117 que ya viven en el seno de un hogar (45 en familia ajena y 72 en extensa) y que 253 se encuentran en instituciones. Igualar esta proporción, e incluso darle la vuelta potenciando la cultura de la acogida en la Comunidad, es el propósito del Gobierno de Aragón.

 

La consejera de Ciudadanía ha dado a conocer esta iniciativa y la realidad de la acogida familiar en Aragón junto a la jefa de Servicio de Protección a la Infancia y Adolescencia del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), María José Bajén, y a la presidenta de Adafa (Asociación de Familias Acogedoras de Aragón), Marta Vázquez. Bajén ha incidido en la necesidad de impulsar este programa para difundir la figura del acogimiento y ha recordado que desde 2015, momento en el que se impulsó un cambio normativo, y hasta hoy, se ha conseguido que en Aragón ningún menor de seis años viva en un centro residencial, y se ha pasado de las 39 familias que había en ese momento a las 89 actuales. “Es importantísimo que sigamos trabajando en esta línea para conseguir que, sin importar la edad, todos los niños, niñas y adolescentes puedan beneficiarse de las experiencias positivas que tiene vivir y crecer en una familia. La sociedad debe entender que no solo hay niños pequeños, sino que, para uno de 11 años, o para un preadolescente, o adolescente también es muy importante crecer en un hogar”. Bajén ha destacado, asimismo, que hay niños, niñas y adolescentes con necesidades especiales que también necesitan un hogar.

La primera actuación, la intervención familiar

La jefa de Servicio de Protección a la Infancia y Adolescencia del IASS también ha explicado cómo se encuentran estos menores actualmente en la Comunidad, unos datos que evidencian que a partir de los 11 años la proporción de niños en instituciones es mucho mayor que en familias (248 frente a 59). Del mismo modo, ha recordado que la primera actuación que prevé la Administración –antes de retirar temporalmente a un niño, niña y adolescente, o a un grupo de hermanos de su hogar de origen- es trabajar dentro de la familia, para lo cual actualmente hay 65 profesionales en las tres provincias realizando intervenciones familiares (54 en Zaragoza, 8 en Huesca y 3 en Teruel). Sin embargo, cuando esa situación no se resuelve, es necesaria la retirada de su familia de origen y es entonces cuando se produce el traslado de los menores a familias extensas, a familias de acogida o a centros institucionales (en estos momentos funcionan nueve en Aragón).

En el caso de las familias de acogida, la presidenta de Adafa ha subrayado el cambio emocional y vital que puede suponer para un menor contar con una familia de acogida en un momento tan difícil de su vida. “Una frase muy usada, pero no por ello menos cierta, es que recibimos más de lo que damos, la satisfacción de ver a estos pequeños -que llegan a nuestras casas asustados, en muchas ocasiones faltos de límites y cariño, que tienen miedo hasta de su sombra- como van superando esos temores y recuperando la confianza en los adultos y saber que nosotros hemos ayudado a esa recuperación paga con creces todo lo que hacemos”, ha indicado Vázquez. La presidenta de Adafa ha animado a la sociedad aragonesa a sentirse concernida por esta llamada y por la situación de los menores que precisan protección: “cuando hablamos con otras familias sobre el acogimiento familiar lo que más oímos es que ellos no podrían, no podrían tener un niño en casa, cuidarlo, darle cariño y luego decirle adiós… Esto mismo es lo que me dijo mi marido la primera vez que hablamos del acogimiento, llevamos ya 20 años, no sabes de lo que eres capaz hasta que lo intentas”.

 

Cabe recordar que La Asociación de Acogimientos Familiares de Aragón, además de agrupar a familias acogedoras de la Comunidad, presta –en estos momentos- apoyo técnico y profesional en los procesos de acoplamiento familiar en familia ajena, en los procesos de intervención de urgencia y en los temporales. Por otra parte, la labor de apoyo al acogimiento familiar en familias extensas es llevado a cabo por Aldeas Infantiles, que se centra –principalmente- en facilitar apoyo y asesoramiento a las familias y a los niños, niñas y adolescentes, prevenir situaciones de riesgo o mediar en las relaciones con los padres, entre otros.

Las preguntas más frecuentes

La campaña, que arranca hoy mismo, pretende llamar a la acción a la sociedad aragonesa y tendrá presencia en los medios de comunicación, en el transporte público y en las redes sociales durante cinco semanas. Entre los objetivos de la misma figura dar una información precisa de en qué consiste la acogida, qué tipos de acogimiento existen, qué requisitos deben cumplirse y por qué fases hay que pasar para formar parte del programa. Algunas de las preguntas más frecuentes son las siguientes:

¿Qué es un acogimiento familiar? Es un recurso, dentro del ámbito de la protección de menores que proporciona temporalmente una familia alternativa a la de origen a aquellos niños y niñas o adolescentes que por diversas razones no pueden convivir con la suya propia. Trata de complementar, no de sustituir a la familia biológica, durante el tiempo que sea preciso para facilitar la recuperación familiar y la posterior vuelta a aquella, o se determine otra medida de protección más adecuada a la situación del menor.

 

¿Qué características tiene el acogimiento familiar? Es un soporte afectivo para el menor que hace referencia no solo a la familia biparental legamente constituida, sino a cualquier otra situación de pareja o no que ofrezca garantías de estabilidad y apoyo afectivo durante el tiempo que dure el acogimiento. Este proyecto prevé visitas con las familias de origen, previsión de una duración temporal, compensación económica para la manutención y apoyo técnico y seguimiento.

 

¿Qué tipos de acogida familiar hay?

Acogimiento de urgencia, principalmente para menores de seis años (aunque no exclusivamente) que tendrá una duración no superior a seis meses, mientras se diagnostica la situación familiar o se decide una medida más estable y duradera.

Acogimiento temporal, que tendrá carácter transitorio, bien porque la situación del menor prevea la reintegración de éste en su propia familia, o bien en tanto se adopte una medida d protección que revista carácter más estable, como el acogimiento permanente o la adopción. Este acogimiento tendrá una duración máxima de dos años, salvo algunas excepciones.

Acogimiento permanente. Se constituirá al terminar el plazo de dos años de acogimiento temporal por no ser posible la reintegración familiar, o bien directamente en caso de menores con necesidades especiales o cuando las circunstancias del menor y su familia así lo aconsejen.

¿Quién puede acoger? Puede hacerlo toda aquella persona o familia (monoparental, biparental, reconstituida, con hijos, sin hijos…) que desee de manera solidaria ejercer el cuidado de un niño, niña y adolescente.

Diferencia entre acogimiento familiar y adopción. Es imprescindible diferenciar el acogimiento familiar de la adopción de un niño o una niña. La constitución de la adopción conlleva una relación filial entre el niño y la familia adoptante; mientras que en un acogimiento es el Director Provincial quien asume la tutela del menor, delegando únicamente la guarda del mismo en la familia de acogida.

¿Qué procedimiento hay que seguir para convertirse en una familia de acogida? Las personas interesadas pueden contactar con el IASS a través del teléfono 976 71 50 04 o del correo electrónico acogimientofamiliar@aragon.es donde se les facilitará toda la información de las fases a cumplimentar para ser incorporados a la bolsa de familias de acogida de Aragón (solicitud, formación, valoración y obtención de la resolución de idoneidad).

La rueda de prensa puede consultarse en este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=iHpS9rdtL8w&feature=youtu.be 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre