Inicio Aragón Comprar en páginas de Internet seguras y conservar el ticket, consejos a...

Comprar en páginas de Internet seguras y conservar el ticket, consejos a tener en cuenta para el ?Black Friday? y el ?Ciber Monday?

0

Consumo recomienda no comprar por impulso y recuerda que el plazo de garantía es el mismo para compras en comercios tradicionales y en Internet


Comienza la cuenta atrás para la celebración del Viernes Negro o ‘Black Friday’ que este año es el 29 de noviembre, y que puede alargarse al “Cyber Monday”, el lunes 2 de diciembre. Ambas fechas se suman al conocido como “Día del Soltero”, una festividad que tiene su origen en China y que se celebra el 11 de noviembre, donde también el protagonismo se lo llevan las compras por Internet y que cada vez cobra más fuerza entre los “picos” de consumo de los ciudadanos.

Motivo por el que desde la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios se aprovecha para hacer una serie de recomendaciones como que antes de comprar, conviene recordar que un descuento o una oferta no van acompañados de una merma en los derechos; o que la garantía de un bien permanece inalterable y la duración de la misma sigue siendo de dos años.

“El consumidor que se sienta afectado debe acudir a atención al cliente de la empresa vendedora y, en todo caso, si es necesario, tiene derecho a que se le facilite una hoja de reclamaciones con la cual dirigirse a la administración, una vez trascurrido el plazo de un mes sin que la empresa nos dé respuesta o no sea satisfactoria”, ha explicado el director general de Protección de Consumidores y Usuarios, Pablo Martínez. “Siempre recomendaremos comprar en establecimientos que estén adheridos al Sistema Arbitral de Consumo, lo cual supone una garantía de calidad”, ha añadido.

También hay que hacer hincapié en que la factura o el justificante de pago es imprescindible para poder realizar cualquier actuación, de ahí que no sólo convenga exigirlo en el caso de que no sea facilitado, sino que debe conservarse, al menos durante esos dos años posteriores a la adquisición. Desde la Dirección General se recomienda, además, asesorarse antes de comprar para saber qué es lo que nos conviene, sobre todo en material electrónico; no hacer compras por impulso y adquirir sólo aquello que realmente necesitemos.

Durante las inspecciones realizadas con motivo del Black Friday en fechas anteriores, en general no se advirtieron irregularidades. Como datos significativos se detectó que algún establecimiento carecía de alguno de los productos publicitados, si bien se cumplía con la obligación de hacer una reserva del producto en cuestión. Se comprueba también que algún comercio efectúa otro tipo de ofertas o promociones, como son descuentos para futuras compras, abonos en tarjetas de fidelización, etc. Conviene que esas condiciones queden debidamente informadas en los folletos. También se ha detectado que, en algunas ocasiones, la fecha de promoción no coincide con un único día, sino que se ha extendido a los días previos e incluso al fin de semana completo.

Compras por Internet

De todas las atenciones prestadas a consumidores hasta el 31 de octubre del presente año (consultas, quejas), escasamente el 2,78% se corresponden con incidencias en el comercio electrónico, sumando un total de 126 entre consultas y quejas, principalmente por faltas de entrega del producto, devoluciones, desistimientos o incumplimientos de plazos.

En el caso de las compras por Internet conviene recordar que el plazo de entrega no debe superar los 30 días naturales, salvo que se haya pactado otro distinto. En caso de no haber sido entregado el producto o haberse prestado el servicio contratado, el consumidor y usuario deberá ser informado de esta falta de disponibilidad y deberá poder recuperar sin ninguna demora indebida las sumas que haya abonado.

Además, en compras por Internet el comprador tiene derecho a desistir en el plazo de catorce días naturales a contar desde la recepción del producto o la formalización del contrato y que el plazo de garantía es el mismo que si de un comercio tradicional se tratase.

También es necesario un consentimiento “expreso” para contratar y facilitar previamente al usuario por escrito la información relativa a costes, plazos, formas de pago y otras condiciones; y especialmente la información sobre el derecho de desistimiento, así como la entrega de un documento a estos efectos.

En 2018 la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios consideró oportuno abordar una campaña específica para garantizar el cumplimiento de los derechos de los usuarios en el comercio electrónico, prestándose especial atención a la información expuesta sobre los artículos dispuestos para su venta y documentos que se formalizan.

Se realizaron inspecciones en 34 páginas webs de venta de diversos productos, como electrodomésticos, informática, deportes, calzado y ropa o alimentación, entre otros. Los resultados de cumplimiento que se obtuvieron se sitúan por encima del 90%, salvo algunas excepciones. En algunas empresas faltaba la información del derecho a desistir, así como el plazo del mismo (14 días naturales); y en otras, información sobre la garantía. El consumidor puede exigir la reparación del producto o sustitución, y si estas fórmulas no solucionan el problema, la rebaja del precio o la resolución del contrato. La garantía legal son 2 años. Si existe un problema en los 6 primeros meses, se entiende que el defecto viene de origen.

Consejos para comprar en Internet

La Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios traslada una serie de recomendaciones a tener en cuenta cuando se efectúan compras por internet:

1. La página web debe mostrar los datos de la empresa que ofrece el producto, el nombre, domicilio social, un teléfono de contacto y el horario de atención al cliente.

2. Verificar las distintas formas de pago que ofrece el sitio web para ver cuál se adapta mejor a nuestras preferencias. Los sitios web deben ofrecer distintas formas de pago tanto online, mediante tarjeta bancaria, como off line, contra-reembolso, en efectivo, por transferencia. Este aspecto garantiza la flexibilidad y comodidad del consumidor adaptándose a las necesidades de cada uno.

3. La página electrónica deberá indicar detalladamente el procedimiento a seguir en caso de devolución o reclamación, precisando a cargo de quién corren los cargos de envío, tanto en la compra como en la posible devolución.

4. En el momento del pago mediante tarjeta bancaria, la dirección de la página principal debe cambiar, de la típica http:// deberá pasar a otra que empiece por https//: La letra “s” que se añade confirma que se trata de un sitio seguro. Cuando aparece un símbolo de un candado en el pie de la página, también nos garantiza que la página es segura para comprar a través de ella.

5. Es importante leer la descripción y características del producto para comprobar si es completa o se omiten algunos aspectos del producto que podrían ser negativos. La red facilita la comparación de productos y la búsqueda de los mejores precios, pero no hay que olvidar que normalmente los productos conllevan unos gastos de envío que siempre deben venir indicados.

6. Un lugar que se actualiza continuamente con nuevas ofertas es símbolo de fiabilidad porque demuestra que está en movimiento y no es un gancho para posibles estafas.

7. Comprobar la política de privacidad de un sitio web es fundamental para saber qué datos nuestros se recopilan, para qué fines y cómo podemos cancelar esos datos. El número de la tarjeta bancaria únicamente habrá de darse cuando sea estrictamente necesario y en lugares con una comunicación segura.

8. Utilizar un navegador actualizado con distintos niveles de alertas nos avisará cuando entremos en un sitio con bajo nivel de seguridad para realizar operaciones de compra o venta.

9. Realizar las compras desde lugares seguros, no introducir datos bancarios o personales en equipos públicos que tienen mucho movimiento de personas como son los de los cibercafés, ordenadores compartidos, etc.

10. Conservar una copia en papel impreso de la confirmación de la compra como comprobante.

Y, por último, recordar que hay una amplia red de oficinas de información al consumidor, ya sea en nuestra localidad o comarca, donde podremos recibir la información pertinente o en las Asociaciones de Consumidores. También en los Servicios Provinciales de Ciudadanía y Derechos Sociales o en la propia Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios, teniendo a disposición de los aragoneses el teléfono gratuito de información al consumidor 900 12 13 14 y las redes sociales Facebook y Twitter en @ConsumoAragon.

*Se adjuntan sonidos del director general de Protección de Consumidores y Usuarios, Pablo Martínez

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre