Inicio Andalucía Un único interlocutor con la Administración para acelerar los grandes proyectos de...

Un único interlocutor con la Administración para acelerar los grandes proyectos de inversión

0

El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, interviene en una conferencia-coloquio en los Encuentros de Economía de ABC de Sevilla


El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, ha anunciado que el Gobierno andaluz está estudiando la creación de un grupo muy cualificado de personal funcionario que tendrá como misión acelerar los proyectos de gran inversión en Andalucía y que actuará como interlocutor único ante la Administración pública, ya que será el encargado de realizar el seguimiento de la tramitación ante todas las consejerías implicadas. Con esta iniciativa, la Junta pretende dar respuesta a una de las principales demandas de empresarios e inversores, que se quejan de una larga, tediosa y compleja tramitación de los expedientes.

Durante su intervención en los Encuentros de Economía de ABC de Sevilla, Bravo ha señalado que tras numerosas reuniones con asociaciones sectoriales y visitar algunos de los principales centros industriales de la comunidad, “ningún empresario nos ha pedido dinero; lo que todos consideran urgente y prioritario es una simplificación de trabas administrativas y una fiscalidad que no sea superior a la media de las comunidades autónomas”. De ahí, ha explicado el consejero, la configuración actual de la Consejería que, aunando las competencias de Hacienda, Industria y Energía, responde al objetivo de convertir el funcionamiento de la Junta de Andalucía en una “ventaja competitiva capaz de sumar, en vez de restar, al esfuerzo que hace la iniciativa privada por convertir a Andalucía en un territorio de oportunidades para la inversión y el empleo”.

En este sentido, para la política industrial del nuevo Gobierno “es vital que sean las propias empresas, sus responsables e inversores, quienes identifiquen qué oportunidades de crecimiento y desarrollo hay en nuestra región, y que exista una interlocución permanente con el Gobierno para que la Administración pueda estar al servicio de todas esas inquietudes, y ejercer como un facilitador que acompañe y colabore en el éxito de todas las iniciativas de crecimiento industrial”, ha destacado el consejero. Y para lograrlo, “la agilidad en la respuesta de la Administración andaluza debe convertirse en nuestra gran ventaja competitiva”. “Cada proyecto de inversión de éxito en Andalucía, sea de una multinacional o de una empresa andaluza, debe servir como un efecto llamada para nuevos proyectos de inversión”, ha afirmado Bravo, por lo que hay que “poner una alfombra roja a todos aquellos que vienen a invertir y crear riqueza en Andalucía”.

Para crear este caldo de cultivo favorable, Juan Bravo ha recordado las primeras medidas adoptadas por el nuevo Gobierno andaluz, entre ellas, la bonificación al 99% del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones para cónyuges y parientes directos, que aprobará vía decreto el Consejo de Gobierno el próximo 9 de abril, y que será el primer paso de una reforma fiscal más ambiciosa, y la creación de una comisión interdepartamental para la promoción de la industria. “Todas las consejerías implicadas estamos poniendo en común los procedimientos que afectan al desarrollo y consolidación de un proyecto industrial para simplificar trámites y evitar duplicidades para acelerar la tramitación de expedientes”. El 24 de junio se contará con un primer diagnóstico y las primeras medidas concretas para abordarlo, ha precisado.

El consejero ha aludido a las grandes oportunidades de desarrollo que representan las energías renovables, con proyectos de energía solar fotovoltaica que suman 22.000 megavatios y supondrían una inversión superior a los 17.000 millones de euros, pero ha advertido de que para aprovechar este potencial es imprescindible contar con infraestructuras capaces de evacuar toda la energía renovable. En este sentido, Bravo ha señalado que la Consejería ya trabaja en la elaboración de la propuesta para la nueva planificación de transporte eléctrico.

Juan Bravo ha destacado, asimismo, el papel que quiere asumir el nuevo Gobierno para “liderar una verdadera revolución digital en la gestión de la Junta” y convertirla en una Administración 4.0. El primer paso será “saber lo que nos gastamos en Tecnologías” y afrontar la actualización de la normativa que la regula, que se remonta al año 2003.

El consejero ha planteado, entre los retos que tiene por delante la Consejería de Hacienda, Industria y Energía, “hacer una reforma fiscal, bajando los impuestos cada vez que podamos, simplificar la burocracia andaluza, identificar proyectos de crecimiento industrial prioritario para facilitar su desarrollo, trabajar para conseguir infraestructuras en la red de transporte eléctrico para liderar la transición energética, potenciar una minería sostenible e innovadora, hacer un presupuesto creíble, implantar una gestión más eficiente de los recursos públicos y liderar una transformación digital en la Administración regional”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre