Inicio Andalucía Tecnología probada, inversión asegurada

Tecnología probada, inversión asegurada

0

La Compra Pública Precomercial, impulsada por la Consejería de Economía, permite a las instituciones validar y conocer la utilidad real de tecnología que aún no existe en el mercado


La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, a través de la Agencia Andaluza del Conocimiento (AAC), está trabajando en colaboración con el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) para impulsar la Compra Pública Precomercial (CPP) en la administración y organismos públicos andaluces. Este novedoso instrumento de apoyo financiero permite al sector público adoptar soluciones tecnológicas innovadoras para solventar problemas concretos con los que mejorar los servicios que presta a la ciudadanía.

El objetivo de esta colaboración es preparar a administraciones y demás organismos del sector público andaluz para la utilización de este instrumento y poder probar y validar soluciones tecnológicas e innovadoras, que aún no existen en el mercado pero pueden dar respuestas a sus demandas, en un entorno real, de forma que se pueda comprobar su utilidad antes de desarrollarlas y adquirirlas definitivamente. De esta forma, consejerías, agencias, empresas públicas, ayuntamientos, diputaciones, fundaciones, puertos y demás entidades y organismos públicos de la comunidad podrán beneficiarse de esta herramienta que aporta, a su vez, ventajas para las propias empresas, porque reciben orientación en muchos casos sobre las líneas de desarrollo que demandan estos clientes de la administración pública.

Para ello, se están propiciando encuentros como el celebrado la pasada semana en el Parque Científico Tecnológico Cartuja (Sevilla), donde más de medio centenar de responsables de distintos organismos públicos andaluces conocen de primera mano los requisitos y procedimientos que demanda este instrumento financiero. De él podrán beneficiarse gracias a una convocatoria que CDTI lanzará en las próximas semanas y para la que Andalucía tiene reservada una partida específica procedente de Fondos Europeos para el Desarrollo Regional (FEDER), que será gestionada desde este organismo estatal.

La AAC organizó esta jornada de trabajo en la que los participantes debían entregar junto con la inscripción una ficha donde se recogían las necesidades específicas a cubrir o el problema a resolver mediante una solución tecnológica innovadora. Muchas de ellas guardaban relación con el desarrollo de drones y vehículos aéreos no tripulados (UAVs), dispositivos de control de instalaciones, sensores inteligentes, tecnologías blockchain o plataformas de entrenamiento, mayoritariamente aplicadas al ámbito agroalimentario o de la salud.

Participación activa del sector público

La Compra Pública Precomercial plantea la participación activa del sector público, junto con los operadores de mercado, en la búsqueda y desarrollo de soluciones innovadoras a un problema o necesidad relacionada con un servicio que se presta a la ciudadanía. De esta forma, la administración actúa como primer cliente de tecnologías nuevas o mejoradas, siendo el resultado final la obtención de un resultado de investigación. «Se trata, en definitiva, de contratar un servicio de I+D», apunta Sergio Capitán, jefe de la oficina de CPI de CDTI, quien explica además que «en ocasiones el sector público necesita validar una solución a una necesidad en un entorno real, y comprobar que realmente funciona antes de adquirirlo, algo que resulta costoso a nivel de desarrollo de prototipo».

Las compras de prototipos o servicios de I+D otorgadas dentro de la Iniciativa de CPP permitirán a la administración andaluza probar prototipos plenamente adaptados a sus necesidades antes de una posible licitación posterior para comprarlos. Éstos, además, habrán sido desarrollados por el mercado a partir de la consideración previa de unas características innovadoras que conformarán los criterios técnicos de valoración. Se elimina así el coste del desarrollo de la solución innovadora y también el riesgo que supone para el sector público adquirir tecnologías sin una validación previa.

El proceso de contratación se llevará a cabo mediante licitación pública abierta. Previamente a éste, se realizarán actuaciones para favorecer que las soluciones tecnológicas propuestas por las empresas sean realmente innovadoras (llamadas de expresiones de interés, consultas preliminares al mercado, etc.). Una vez desarrollada y probada la tecnología, la administración pública se convierte en el cliente final de ésta, y la adquiere con pleno conocimiento de que responde con éxito a sus necesidades.

La fórmula de la CPI (y por ende, de la CPP) constituye una apuesta para fomentar el viraje hacia la innovación en los modelos económicos de las distintas regiones y estados europeos, por lo que viene respaldada, más allá del ámbito autonómico y estatal, por la propia UE.

Esta primera convocatoria de la Iniciativa de Compra Pública Precomercial de CDTI tendrá como beneficiarios finales a usuarios públicos de las comunidades autónomas españolas con fondos FEDER disponibles, entre las que se encuentra Andalucía.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Nombre