Inicio Noticias de Andalucía Sindicatos reprochan a Junta «política errática» de diálogo social y pérdida de...

Sindicatos reprochan a Junta «política errática» de diálogo social y pérdida de 17% de poder adquisitivo de funcionarios

0

SEVILLA, 23 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos han reprochado este lunes al Gobierno andaluz «su política errática de diálogo social», como ha afirmamdo UGT-A, que le ha llevado a proclamar que «la Alianza por la Recuperación Económica y Social de Andalucía parece haber saltado por los aires», mientras que CSIF ha calificado de «despropósito» la subida salarial del 0,9% para los funcionarios, establecida por el Estado, y ha cifrado en un 17% la pérdida de poder adquisitivo de los empleados públicos.

Los sindicatos han desfilado este lunes por el Parlamento de Andalucía durante el trámite de comparecencia de los agentes sociales su análisis del proyecto de Presupuesto de 2021.

La representación de CCOO-A ante la Comisión de Hacienda del Parlamento de Andalucía la ha ostentado la secretaria de la Mujer, Yolanda Carrasco, quien ha sostenido sobre el Presupuesto que «es importante que dé respuestas a los problemas estructurales y materizalizen el cambio de modelo productivo, que es urgente y prioritario».

Carrasco ha argumentado que el proyecto de las cuentas de Andalucía para 2021 «hubieran sido diferentes si el Gobierno andaluz se hubiera sentado» en la mesa del Acuerdo de Reactivación Económica.

La representante de CCOO ha puesto el acento en «la reducción de los ingresos» para sostener que el proyecto de Presupuesto de 2021 «esquilma el patrimonio de los andaluces para reducir impuestos a una minoría de pudientes frente a la mayoría social».

Carrasco ha sostenido que en el apartado del gasto el Presupuesto de 2021 se sitúa de «espaldas al plan europeo y al Plan de Resiliencia del Gobierno» en cuanto a la «orientación y el cambio de modelo productivo» tras apuntar una bajada de 70 millones de euros en innovación y sociedad del conocimiento.

La representante de CCOO-A ha calificado de «insuficiente» el Fondo Covid de 450 millones previsto por el Gobierno andaluz ante retos como «la compra de vacunas», calificación que ha compartido para evaluar el crecimiento de la dependencia así como el precio/hora previsto para las plazas de atención residencial. «Instamos a negociar precio/plaza y a la revisión del modelo de residencias», ha indicado.

Carrasco ha denunciado la bajada de 20 millones de la Renta Mínima de Inserción Social, la subida de un 9% del gasto farmacéutico, que ha atribuido a la «nefasta medida de supresión de la subasta de medicamentos», antes que «una mejora de las plantillas y de las condiciones» del personal sanitario.

Carrasco, tras recordar el crecimiento del 7% en Educación, ha considerado que se destina a «los centros concertados, no a la atención a los menores de 0 a 3 años» dentro de lo que ha descrito como «la clara apuesta del Gobierno andaluz por la enseñanza concertada».

UGT: ES FÁCIL SUBIR CONTANDO CON EL DINERO DE EUROPA

El secretario de Política Institucional de UGT-A, Raúl García Romo, ha reflexionado sobre «la situación sin precedentes» que, en el caso de Andalucía, ha cifrado en una caída del PIB del 11,4%, a lo que ha asumado una recuperación del 7% en 2021, por lo que ha concluido que no se verá una cierta luz hasta 2020″.

García Romo ha expresado que «no acertamos a entender una subida del 5,5% en la creación de empleo con la creación de 164.000 empleos nuevos», que ha sumado a «su perplejidad por una subida de ingresos con la bajada de impuestos». El dirigente de UGT-A ha sostenido que «es fácil subir e inflar los ingresos contando con el dinero que va a venir de Europa».

García Romo ha reclamado al Gobierno andaluz que «se aparte de los extremos», en referencia velada a Vox, al tiempo que ha caracterizado como «la prisa y la improvisación los dos años de Moreno Bonilla» como presidente de la Junta.

El dirigente de UGT-A ha considerado que la subida de las partidas del Presupuesto autonómico descansa sobre «la suspensión de la regla gasto del Gobierno que da a la Junta de Andalucía una aportación extra de 3.300 millones» y se ha preguntado por la subida del 3,6% en Sanidad cuando ha acusado al Gobierno andaluz de «denigrar los derechos de los trabajadores sanitarios sin escuchar a sus legítimos representantes», en referencia a la orden de 8 de noviembre sobre permisos y descansos.

García Romo ha trasladado que, pese al incremento del 7% en Educacación, «los centros sigue sin contar con los medios adecuados» para afrontar las exigencias del coronavirus pese a que «el Presupuesto destina 39 millones a tareas de limpieza».

El responsable de Política Institucional de UGT-A ha subrayado que los incentivos a la contratación crecen un 38% mientras que la Formación para el Empleo decrece un 4% y el total se sitúa por debajo de los 195 millones, que ha sumado a otros debes del Presupuesto como un 3% menos para vivienda, la bajada de la Renta Mínima de Inserción, aunque se ha congratulado del anuncio de un Plan Estratégico contra el sin hogarismo o los 100 millones para Dependencia.

CSIF: LA DEUDA DE LA JUNTA CON LAS EXTRAS DE 2013 Y 2014

El presidente de CSIF-A, Germán Girela, ha subrayado que la crisis del coronavirus ha traido consigo la visualización del «importante déficit en servicios públicos, en sanidad y en administración digital». Girela ha considerado el proyecto de Presupuestos para 2021 «una buena noticia».

Girela, que ha reclamado «altura de miras y menos enroque» a la clase política y ha demandado una Ley de Participación Institucional en Andalucía sobre el papel de los agentes sociales y económicos, ha instado a que «el modelo productivo debe ser reformulado con la industria, la innovacion y la potenciación de los servicios públicos».

Tras apelar a que Andalucía se encuentra cerca del millón de parados, sobre los que ha considerado que «es hora de dar protección», ha sostenido que el Presupuesto de la Junta de 2021 «no reconoce el trabajo de los empleados públicos durante la pandemia», que le ha llevado a denunciar «una pérdida de poder adquisitivo de media del 17%», así como a recordar la deuda de la Junta con «los trabajadores públicos de la extra de 2013 y 2014».

Girela ha abogado por un acuerdo para una subida del 3% hasta recuperar el poder adquisitivo de los empleados públicos, así como por por «la eliminación de la tasa de reposición en sanidad, educación, servicios sociales, justicia y adminstración general».

El presidente de CSIF-A, que ha descrito el curso escolar 2020-21 como de «relativa normalidad», ha elogiado «el acuerdo firmado para ampliar» el personal educativo, que ha recordado crece en 6.946 profesionales, un 6,8% más, mientras que en el ámbito sanitario se ha mostrado más crítico al indicar que «niego la mayor y no compartimos que son los Presupuestos de la lucha contra la Covid» tras apuntar una subida de personal del 1,1% respecto a 2020.

Girela ha subrayado que la cifra del Anexo de Personal del Presupuesto, que cifra el total de empleados sanitarios en 94.858 «es inferior a los datos de Registro de Personal, que lo sitúa en 95.901». El presidente de CSIF ha reclamado la carrera profesional para todos los profesionales, que ha cifrado en 60.000 demandantes, por cuanto solo disfrutan médicos y enfermeros.

Girela ha exigido «la modernización de administración, que ni por asomo está hecha de puertas para adentro» y ha denunciado «las trabas para la implantación de la modalidad no presencial para contener la propagación del virus», por lo que ha recordado que el 3 de diciembre harán concentraciones en todas las provincias con el lema ‘Por seguridad, trabajo no presencial’.

El presidente de CSIF-A ha reprochado al Gobierno andaluz que haya empleado la denominación «personal laboral propio» para el personal autonómico en las Agencias de Régimen Especial, Consorcios y Agencias Públicas Empresariales, que ha calificado como «personal de catálogo» así como «el Estatuto Básico de los Empleados Públicos (EBEP) refleja otro personal».